TAREAS PENDIENTES

Mercosur, historia de un fracaso: José A. Friedl Zapata

El Mercosur creado inicialmente en 1991 por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay para ser una zona de libre comercio entre los países miembros, se ha transformado más en un proyecto ideológico que comercial serio. Tenemos que reconocer, con honestidad, que como proyecto comercial ha fracasado irremediablemente.

Su futuro económico entró en agonía, algo que debiera llamar a reflexión, más aún viendo los ejemplos de Argentina y Brasil, los dos motores del Mercosur que desde hace un par de años han perdido su dinamismo, y eso pese a que sus gobiernos les han dado oxígeno a los mercados, a través de gasto fiscal, expansión monetaria, créditos bancarios estatales, etc.

El resultado previsible es inflación y más inflación. El libre acceso a los mercados de los miembros no existe, debido a los proteccionismos. Esto supone un profundo retroceso respecto a los avances que había logrado la década pasada. Es evidente que el Mercosur es un fracaso económico, político e institucional, porque fue secuestrado por el chavismo–kirchnerismo y su discurso populista.

Su acta de defunción quedó marcada tras la expulsión de Paraguay, con el pretexto de la destitución del hoy expresidente Fernando Lugo, el 22 de junio de 2012, a raíz de un mal desempeño en sus funciones y luego de un juicio político previsto por la Constitución de ese país. Esto allanó el camino para la incorporación de Venezuela y la acentuación de un nuevo giro ideológico.

Luego de que Paraguay fuera expulsado, en ese país se realizaron elecciones democráticas, reconocidas internacionalmente, y resultó electo Horacio Cartes como nuevo presidente, con el 45.8% de los votos, y quien asumió funciones el 15 de agosto.

Un detalle a destacar es que el partido del destituido presidente, el Movimiento Frente Guasú, obtuvo solo el 3% de los votos. Pero la expulsión del Paraguay del Mercosur tiene connotaciones históricas que agravan este hecho, dado que en el siglo XIX, Argentina, Brasil y Uruguay se enfrentaron al Paraguay en la sangrienta guerra llamada de la Triple Alianza, que devastó al país y redujo la población masculina al 10%.

La última reunión del Mercosur se realizó en Montevideo el 12 de julio pasado, bajo la presidencia pro témpore de Venezuela, cargo que le hubiera correspondido al Paraguay. Los miembros presentes declararon, eso sí, que quieren que Paraguay se reintegre, luego de la asunción del nuevo presidente, pero este pondrá con mucha razón condiciones y estará en tela de juicio la presidencia de Venezuela.

Esta última reunión del Mercosur dio un espectáculo parecido al de un circo en decadencia. Se reunieron así los gobernantes de Venezuela con su desenfrenado delirio tropical, la Presidenta argentina con su esquizofrenia política, la Presidenta brasileña con la tradicional hipocresía comercial de su país y Mujica con su trasnochada ideología de la gerentocracia uruguaya, fiel aún hoy en día a los lineamientos de La Habana.

Pero el evidente fracaso del Mercosur es aún más patente si lo confrontamos con la recién creada Alianza del Pacífico, el bloque comercial formado inicialmente por México, Colombia, Perú y Chile, y a la que pronto se unirá Costa Rica, así como una serie de nuevos países, transformando esa alianza en un nuevo motor económico y de desarrollo en América Latina y el Caribe, frente al comité político al que ha quedado reducido el Mercosur.

El crecimiento promedio en los países de la Alianza del Pacífico ha sido del 4.9% mientras que los del Mercosur solo el 2.2%. La Alianza del Pacífico, recién fundada, ha atraído como miembros observadores a Francia, España, Portugal, Japón, Nueva Zelanda y Australia. Mientras tanto las negociaciones para concretar un acuerdo de libre comercio entre el Mercosur y la Unión Europea llevan ya más de 10 años y no se ha llegado a nada. Eso sí, los gobernantes de los países del Mercosur multiplican burocracias, como por ejemplo el Parlasur, la Unasur, etc., etc. que solo sirven como estrados donde los presidentes “discurseadores” (Maduro, Mujica, Fernández de Kirchner, Rousseff, Morales y a los que se sumará pronto Correa) concurren a pronunciar pseudo-disertaciones filosóficas sobre la hermandad de los pueblos, para los cuales no han sido capaces de dar pasos concretos en su progreso, y no hablemos de los incapaces cancilleres, ideologizados, confundidos entre el folclore y un antiyanquismo de boquilla.

Las palabras de la presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla, cuyo país se está integrando al nuevo bloque de la Alianza del Pacífico, deberían ser como un faro para los integrantes del Mercosur. “Ya basta de ideología, ya basta de consignas, ya basta de buscar chivos expiatorios. Tenemos que asumir con responsabilidad las tareas que aún tenemos pendientes en materia de desarrollo”.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Traspasan acciones a una fundación EU suspende restricciones a los diarios La Estrella y El Siglo

Eduardo Quirós, presidente del grupo GESE, (centro) fue el encargado de hacer el anuncio al personal de los periódicos la Estrella de Panamá y El Siglo.
LA PRENSA/Luis García

EL SERVICIO PÚBLICO DE ELECTRICIDAD Las secuelas de los apagones en Panamá

Las secuelas de los apagones
LA PRENSA/Gabriel Rodríguez

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Oct 2017

Primer premio

1 8 5 8

BDAC

Serie: 14 Folio: 15

2o premio

1668

3er premio

1396

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código