EL MALCONTENTO

Pérfido, ufano, peligroso: Paco Gómez Nadal

Se acabó el chiste. Ya hace tiempo que lo de Panamá supera el límite de lo admisible, pero ahora entramos en una fase extremadamente peligrosa en el que cada semana que se resta al plazo electoral se acrecienta el carácter autocrático del régimen.

Podríamos pensar que es solo un problema estético: un presidente rofión, amenazante, que calumnia e insulta, que denigra y mancha todo a lo que le pone el ojo... Pero es mucho más: un gobierno carcomido por la corrupción; unos inversionistas sin escrúpulos haciendo “las Américas” a costa de los panameños y gracias a una institucionalidad al servicio de la coima fácil; una Asamblea secuestrada y plagada de tránsfugas adoradores del billete que los mueve de bancada; una justicia tan arbitraria como veleta movida por los intereses de la mafiocracia; una oposición de dudosa integridad y de bronca interna permanente; un tejido empresarial amenazado por la visita del cobrador de impuestos aleatorios; una sociedad civil hostigada, perseguida, hostigada, machacada...

Se acabó el chiste. Panamá está dirigida por un hombre que se sienta en un plató de televisión y mancha el honor de quien desea sin una sola consecuencia jurídica, moral o política. En Panamá no importa los negocios sucios de los Martinelli en Italia, sino el daño a su honor; aquí el presidente anticipa una sentencia y su indulto sin que la Procuraduría abra investigaciones de oficio; aquí hay decenas de víctimas de la represión y la violación de los derechos humanos esperando justicia pero la justicia solo le sirve en bandeja a sus víctimas al mandatario.

Se acabó el chiste y los próximos meses van a ser más violentos. Nadie que conozca, o intuya, a Martinelli, se cree que el dueño de todo se vaya a ir a casa a manejar sus negocios y sus televisoras dejando a un candidato de tercera al frente del negociado. Lo tiene fácil: controla el poder Ejecutivo, el Legislativo y el Judicial, mantiene oscuras reuniones con miembros de la oposición, compra voluntades y las que no son comprables las tuerce con amenazas... Panamá es su finca y así la maneja.

A esa finca llegan esta semana los mandatarios que participan en la pantomima de la Cumbre Iberoamericana: un salón de té donde palabras como democracia, derechos humanos o libertad se difuminan en declaraciones diplomáticas, vacuas, inútiles para unas sociedades que ven cómo se pisotean sus derechos sin que nadie las defienda. La tolerancia democrática es proporcional al negociado que esté en juego. Y en Panamá se juega mucho billete como para que alguno de los gobiernos extranjeros o instituciones internacionales abran la boca. En Panamá se hacen negocios y si para eso hay que hacerse los locos (ya saben: los locos siempre son más) para quedarse con parte del pastel... pues nos hacemos lo locos y ya está.

Se acabó el chiste. La sociedad panameña tendrá que prepararse para lo peor, porque lo peor no ha llegado.

No se trata de que este gobierno guste o no, de que haga más kilómetros o menos de Metro, de que funcione o no el Metro Bus, de que acabe o no con el patrimonio histórico y cultural... se trata de dignidad, de libertades, de democracia. Eso es lo que está en juego.

Tiempos tan oscuros suelen permitir que afloren ejemplos hermosos de dignidad y resistencia. Y en Panamá lo hay. Los conozco en el tejido social, en colectivos de jóvenes no contaminados por las malas mañas de la politiquería, entre empresarios y profesionales con convicciones democráticas, en el honesto intento del FAD por hacer las cosas de otra manera desde el principio... Lo que no sé es si serán suficiente. En realidad, pienso que no.

Cuando Martinelli acabe su proyecto, la ya débil institucionalidad democrática del país será un leve recuerdo, Panamá será fácilmente permeable por el crimen organizado que ya la inunda y por los filibusteros vestidos de multinacional. Cuando Ricardo comience a contar los beneficios de su saqueo, Panamá deberá comenzar a pagar una deuda externa inasumible y las obras de papel maché comenzarán a desteñirse para beneficio de los nuevos contratistas que esperan su adjudicación a dedo (en el ciclo de la corrupción, ya saben, es fundamental que todo esté mal hecho para que haya que construirlo una y otra vez).

Cuando eso pase, habrá que reivindicar la posición en la que cada uno se ha mantenido. Los manzanillos del poder acumularán una deuda histórica vergonzante con el país; los que han resistido, los pocos que han resistido hablando claro y alto, merecerán un espacio de reconocimiento por su valiente actitud ante la indolencia general.

Este es un sistema Presidente–gobierno–Asamblea-tribunales-contratistas pérfido, ufano, peligroso. Pero se acabó el chiste y lo que toca es desnudar al “emperador”, al vendedor de aire, al falsificador de la realidad.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

PROCESO Comienzan los trámites para lograr la canonización de la panameña Ana Moreno

Anita Moreno nació en Macaracas y falleció en La Villa de Los Santos el 11 de noviembre de 1977.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

18 Oct 2017

Primer premio

3 2 8 1

ABAD

Serie: 12 Folio: 5

2o premio

3063

3er premio

2981

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código