PRODUCCIÓN AMIGABLE

Plan para mejorar la ganadería: Jaime Alvarado D.

Plan para mejorar la ganadería: Jaime Alvarado D. Plan para mejorar la ganadería: Jaime Alvarado D.
Plan para mejorar la ganadería: Jaime Alvarado D.

El sector agropecuario en Panamá atraviesa por una situación difícil. La ganadería no escapa a ello, a pesar de tener avances notables en materia sanitaria y de genética en los últimos años. Cifras recientes de la Contraloría General de la República indican que “la existencia de ganado vacuno en el país ha tenido una baja en 5.2%, entre 2014 y 2015, totalizando un millón 539 mil cabezas de ganado, en 2015”. Quizás, los factores internos relacionados a los métodos tradicionales de manejo, alimentación, costos de insumos, mercado y abandono de la actividad, entre otros, sumados a los factores externos, como el “cambio climático” y sus efectos, agraven la situación en la mayoría de las fincas dedicadas a la cría, ceba y leche.

Durante años, para el desarrollo de la ganadería se utilizaron áreas apropiadas y, en algunos sectores, no apropiadas como manglares, cuencas de ríos, quebradas o zonas con vocación forestal. Es el momento de corregir, mejorar y retomar las zonas que ya están en pastizales (pastos mejorados, naturales y tradicionales) y darles uso sostenible, de manera que se garantice a futuro la producción de carne, leche y sus derivados para la población, sin afectar severamente los recursos naturales.

Panamá conserva todavía cerca del 40% de sus bosques, la mayoría protegidos por ley. Esto indica que nos acercamos, en unas regiones más que en otras, a límites en cuanto a zonas para pastos en proyectos ganaderos. Esto obliga a darle un mejor uso al suelo y al agua e impulsar la eficiencia utilizando tecnologías adecuadas y registros contables, productivos y reproductivos, para medir y comparar correctamente las labores de producción en las fincas que ya tenemos. Las predicciones indican que el gobierno, el sector privado y los productores deben tomar acciones integradas para salvaguardar el patrimonio ganadero y, por ende, la fuente de empleo de miles de familias. Los factores exógenos no los podemos controlar, pero sí las acciones en las fincas por parte de los productores para mitigar efectos adversos y enfrentar los períodos de escasez de pasto y agua.

En las fincas debemos realizar las labores en orden prioritario. Es necesario conocer la capacidad de soporte (carga animal), considerando los tipos de pastos existentes y la cantidad; verificar fuentes de agua y necesidad de embalse o captura de agua lluvia para utilizarla en la época seca; mantener la cantidad de ganado, según la capacidad de la finca y retirar el exceso, previo descarte por selección, producción, condiciones, etc.

En los meses de junio y julio, hacer un cálculo de cuánto necesitamos en términos de forraje para el total de animales en el próximo período seco y, en base a ello, establecer los pastos de piso necesarios para pastoreo o heno: bancos proteicos, energéticos (caña, pasto de corte); maíz para ensilar, bloques multinutricionales, reservas de agua, etc. Reforestar pequeñas cuencas de ríos, quebradas o lagos en fincas; conservar bosques ribereños para incrementar la oferta de agua; construir cercas vivas y evitar las quemas.

También, iniciar o continuar de forma gradual, con el establecimiento de parcelas con el sistema silvopastoril (combinar el uso de pasturas con árboles maderables, frutales o arbustos), utilizando especies como: botón de oro, leucaena, guácimo y balo, entre otros. Este sistema mejora la fertilidad de los suelos y protege de la erosión, además es una fuente alternativa de alimento para el ganado. Una vez establecido, se reduce el uso de herbicidas, aumenta la carga animal, favorece la biodiversidad y un ambiente con clima más agradable, lo que ayuda a mejorar la producción de carne y leche. En definitiva, es amigable con el ambiente

Los planes de emergencia pueden ayudar, momentáneamente, a muchos productores en la resolución de contingencias por fenómenos adversos en sus proyectos; sin embargo, a mediano y largo plazo, es necesario fortalecer la capacitación en estos y otros temas. Fortalecer o adecuar programas estatales y privados con metodologías de extensión rural, para que el productor aprenda a reconocer sus limitaciones en finca y priorice la solución de cada una de estas limitantes, con medidas técnicas y financieras apropiadas, sin intervenir negativamente en los recursos naturales que aún nos quedan y que debemos conservar para las futuras generaciones.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

PROCESO Comienzan los trámites para lograr la canonización de la panameña Ana Moreno

Anita Moreno nació en Macaracas y falleció en La Villa de Los Santos el 11 de noviembre de 1977.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Oct 2017

Primer premio

6 0 4 8

BDDC

Serie: 7 Folio: 8

2o premio

5559

3er premio

9849

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código