PLANIFICACIÓN URBANA

Planes de Estado o político partidistas: Álvaro González Clare

La diferencia entre planificación e improvisación es la misma que hay entre desarrollo y crecimiento. Planificación produce desarrollo e improvisación solo causa crecimiento. Esta aclaración es necesaria antes de volver a considerar los eventos del tema del Metro de Panamá.

Desarrollar un sistema de transporte masivo, indistintamente del tamaño de la ciudad que servirá, es materia de planificación urbana, además de un asunto técnico de transporte y, consecuentemente, el tema no puede estar circunscrito ni limitado a un término de tiempo por la propia dinámica de cambio de la urbe y del permanente crecimiento poblacional. La ciudad de Panamá tiene una grave mora histórica en desarrollo urbano, además del consecuente grave problema de movilidad general, principalmente, en el que se incluye el transporte público. Como consecuencia de la falta de planificación, la ciudad y el transporte en general han crecido de manera desordenada y están llevando a la ciudad a una virtual entropía, con el grave costo social y económico para el Estado y los ciudadanos. Para comenzar a resolver esta crítica situación se requiere de dos componentes básicos: decisión política y capacidad técnica. La conjunción es fundamental para lograr detener el problema y recuperar los terribles daños que han causado en la ciudad.

La voluntad y decisión política está cumplida como una promesa de campaña del presidente Martinelli, al ordenar la construcción del Metro de Panamá y la capacidad técnica está garantizada por el equipo profesional que el Presidente ha delegado al ingeniero Roberto Roy. Este proyecto será, sin duda, el primer ejercicio de planificación urbana que se aplica y lleva a cabo con tecnología de punta y en coordinación con las demás instancias que tienen competencia en la urbe.

El escenario urbano para los planes del proyecto Metro de Panamá incluye la región metropolitana y se extiende hasta el año 2035 (el año horizonte). El sistema planificado para cumplir con la movilidad de todo el asentamiento humano se compone de cinco líneas: la primera está en construcción, la segunda, en planes para ser licitada antes de 2014, y la tercera, en planes conceptuales que incluyen el tercer puente sobre el Canal. Esto implica, necesariamente, una visión a futuro que sea de Estado y no circunscrita a los períodos electorales de cinco años.

El sistema metro, en su conjunto al año horizonte, con la red completa llegaría a movilizar más de un millón de pasajeros diarios, lo que significa el 50% de la demanda de transporte del área metropolitana, con todas las incidencias colaterales de este transporte, particularmente la disminución del uso de vehículos privados y el aumento de las horas que cada usuario ganaría en su disposición diaria de tiempo. Valores que económicamente se traducirán en cantidades apreciables para la economía familiar de los ciudadanos y en una disminución importante en el costo de operación de la ciudad.

Contrario a lo expresado anteriormente, los políticos partidistas (Panorama de La Prensa, 24 /1/2012), particularmente los que están en oposición, consideran que hacer planes de inversiones públicas que sobreponen los períodos quinquenales, es inmiscuir la competencia de un gobierno en el tiempo correspondiente a los próximos, llegando, incluso, a amenazar con acciones legales al mandatario que actúa con visión de estadista. Es obvio que quienes así piensan no tienen el menor conocimiento de lo que significa una planificación seria, con miras a producir inversiones públicas coherentes y coordinadas a largo plazo, dirigidas a resolver los problemas en beneficio de la comunidad y no con visión de conveniencia para el partido. Esta es la gran diferencia entre la visión de Estado y la visión política partidista. Los planes de Estado se hacen sin el interés de inaugurar proyectos y cortar cintas.

El gran peligro que prevalece sobre el futuro del Metro de Panamá, es que las decisiones planificadas a largo plazo puedan ser cambiadas, e incluso, canceladas por las próximas administraciones, si en el gobierno electo para el próximo quinquenio no llegaran a prevalecer los intereses del Estado sobre el interés del partido gobernante.

Aquí es donde está el verdadero peligro de la democracia, precisamente, porque la democracia de los partidos ha llegado a tener más importancia que la democracia representativa, atentando contra el bienestar colectivo en beneficio de los intereses de los partidos políticos.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Traspasan acciones a una fundación EU suspende restricciones a los diarios La Estrella y El Siglo

Eduardo Quirós, presidente del grupo GESE, (centro) fue el encargado de hacer el anuncio al personal de los periódicos la Estrella de Panamá y El Siglo.
LA PRENSA/Luis García

EL SERVICIO PÚBLICO DE ELECTRICIDAD Las secuelas de los apagones en Panamá

Las secuelas de los apagones
LA PRENSA/Gabriel Rodríguez

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Oct 2017

Primer premio

1 8 5 8

BDAC

Serie: 14 Folio: 15

2o premio

1668

3er premio

1396

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código