MENSAJE PAPAL

Santa Cruz de la Sierra: I. Roberto Eisenmann, Jr.

Escuché con mucha atención los discursos ante los movimientos populares en Santa Cruz de la Sierra. Primero, el presidente Evo Morales, luego de entregarle al Papa un Cristo sobrepuesto a la hoz y al martillo (algo que los obispos de Bolivia consideraron una provocación), ¡se disparó un discurso de barricada marxista! El Papa lo escuchaba, y yo pensaba para mis adentros: “¡Qué grosería con el Papa.

Luego, el Papa se levantó y leyó un larguísimo discurso que, al hablar de la “globalización de la exclusión y la indiferencia”, crisparía a sectores económicos tradicionales, pero asimismo traqueteó a las ideologías que, según él, “son padres de la mentira que saben usurpar palabras nobles, promover modas intelectuales y adoptar poses ideológicas”.

Luego, con pragmatismo, dijo: “No esperen de este Papa ni de la Iglesia una receta … ( )... propuesta de soluciones a los problemas contemporáneos…”. Y agregó: “me atrevería a decir que no existe receta”. Entonces, con una sonrisa, agregó: “El cura habla largo parece…¿no?...”. A lo que la gente respondió: “¡Nooooo!”.

Pasó entonces a pedir que “pensemos juntos en algunas tareas importantes para este momento histórico”, y habló de “las tres T: tierra, techo y trabajo. Poner la economía al servicio de los pueblos. En vez de la exclusión e inequidad, la acumulación, la economía podría ser de participación y adecuada administración de nuestra casa común, la madre Tierra. Ustedes resumen el anhelo en forma simple y bella: ‘vivir bien’, que no es lo mismo que ‘pasarla bien”.

“El asistencialismo atiende ciertas urgencias, pero solo debe pensarse como respuesta pasajera. Nunca podrá sustituir la verdadera inclusión: el trabajo digno, libre, creativo, participativo y solidario”.

Advirtió contra el “nuevo colonialismo” con fachadas como corporaciones prestamistas, tratados de libre comercio, y la imposición de medidas de austeridad que siempre ajustan el cinturón de los trabajadores y los pobres… y advierte que bajo el ropaje de la lucha contra la corrupción, el narcotráfico y el terrorismo –graves males de nuestros tiempos– se impone a los Estados medidas que poco tienen que ver con la resolución de esas problemáticas, y muchas veces empeoran las cosas.

Hace el Papa una seria advertencia contra “la concertación monopólica de los medios de comunicación” (con lo que estoy totalmente de acuerdo).

Luego reiteró, “humildemente perdón, no solo por las ofensas de la propia Iglesia, sino por los crímenes contra los pueblos originarios durante la llamada ‘conquista de América”.

Asimismo reiteró su defensa de la madre Tierra –“la casa común”.

En conclusión, el discurso de barricada de Evo Morales quedó“tachuela” y el Papa nos dejó un largo escrito de sus opiniones sobre muchísimos aspectos humanos y sociales muy importantes.

Celebro y siento gran alivio y nuevo compromiso con mi Iglesia, gracias a la sinceridad de Francisco, un hombre que vivió, que todos los días compartió y se conmovió y lloró con los excluidos de nuestra América india. Me parece que el gran mensaje a los sectores económicos es que la empresa no debe existir solo como instrumento de acumulación, con momentos de asistencialismo social. Puede –y debe– ser un instrumento de participación. Así, no hay que pensar solo en el reparto justo de la riqueza a través de los Gobiernos, sino que a nivel de la empresa (en la fuente) se comparta en forma participativa la riqueza producida, y que en vez de excluir, esta sea instrumento de inclusión real y efectiva. La empresa participativa es, comprobadamente, la más eficaz productora de beneficios, motor del desarrollo.

Escuchemos con atención a nuestro Papa…¡sin miedo! “¡Hagamos lío!”… como le dice él a sus parroquias; “necesitamos cambio”. El sistema actual de polarización económica y social, como dice él, “¡ya no aguanta!”.

Cambiémoslo... cada uno de nosotros... ¡antes de que sea tarde!

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

PROCESO Comienzan los trámites para lograr la canonización de la panameña Ana Moreno

Anita Moreno nació en Macaracas y falleció en La Villa de Los Santos el 11 de noviembre de 1977.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

18 Oct 2017

Primer premio

3 2 8 1

ABAD

Serie: 12 Folio: 5

2o premio

3063

3er premio

2981

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código