AYUDAR

Solidaridad, humildad y otras cosas: Yoel González Núñez

En estos días hemos visto cómo la región de Panamá oeste y la provincia de Colón han sido inundadas por las crecientes de ríos aledaños, debido a que las fuertes lluvias han azotado, principalmente, estas zonas.

No es menester mío ubicar a un culpable o responsable de estos hechos, sin embargo, busco confrontar y reflexionar sobre la realidad humana, por la forma en que la sociedad panameña muchas veces ve los hechos que acontecen y cómo esto les afecta, o no. Sentimos los sucesos como una verdadera catástrofe que nos perjudica a todos directa o indirectamente.

Que las autoridades del gobierno unan esfuerzos para ayudar a quienes lo necesitan es un ejemplo de la conciencia social que tienen y de la responsabilidad que no solo ellos deben mostrar, sino todos los que habitamos en esta tierra.

Tomar conciencia no es solo decir; “Ay pobrecitos”, “es una lástima lo que sucede”; es sumarse, es desprenderse, es ir y donar, es salir y ayudar, servir de voluntario, gerenciar en la empresa tiempo para colaborar.

Ojalá no solo fuera para momentos difíciles. Resulta triste ir en días como estos a un centro comercial y ver que la gente, come, compra, pasea y se divierte tan afanosamente como si nada a su alrededor sucediera. Es una pena, porque ahí vemos que si no les toca la desgracia, no sufren y no se sienten solidarios.

Me enorgullece ver que las familias, las personas en las barriadas afectadas se han unido para limpiar para reconstruir y que muchas de ellas han visto todo con optimismo, “gracias a Dios tenemos vida”, “gracias a Dios podemos volver a empezar”.

Que ese mismo espíritu nos mantenga la fe en que mejores días vendrán, que todo pasará y que nuevamente nos levantaremos y seguiremos adelante.

Dejemos que en este tiempo el corazón mantenga esa sencillez, ese don de gente, ese sentido de pertenencia para con nuestros hermanos necesitados, esa fortaleza y esas ganas de ayudar y colaborar. No demos paso a nada que oscurezca nuestro ser. Dios está siempre con nosotros y con él somos invencibles.

Recuerde lo que dice la palabra en Mateo 25, 31-46 “Porque tuve hambre y me disteis de comer; tuve sed y me disteis de beber; era forastero y me acogisteis; estaba desnudo, y me vestisteis; enfermo, y me cuidaste, me curaste”.

Hoy usted tiene que hacer viva esa esperanza, para todos nuestros hermanos que tanto nos necesitan...

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Oct 2017

Primer premio

6 0 4 8

BDDC

Serie: 7 Folio: 8

2o premio

5559

3er premio

9849

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código