COLUMNA INVITADA

¿Solo Francia?

La historia suena antigua. En mayo de 2002, la victoria de Jacques Chirac tras la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en Francia impidió la llegada de Le Pen al poder con su programa de extrema derecha de la mano. Quince años más tarde es la hija del entonces candidato, Marine Le Pen, la que remueve otra vez las conciencias logrando pasar la primera criba, batiendo todos los récords de su partido, por más que los resultados que ha sacado no sean los que las encuestas pronosticaban. Es probable que de aquí a dos semanas la unión de las demás fuerzas impida, una vez más, la llegada al Elíseo de quien basa sus propuestas en la xenofobia y el antieuropeismo. Pero parece llegada la hora de la reflexión ante esa nueva amenaza.

La simple organización de un referéndum para la salida de Francia de la Unión Europea, uno de los principales puntos de la campaña de Marine Le Pen, supondría después del brexit la gota de agua capaz de terminar con el proyecto continental. Pero incluso, de conjurarse ese desastre, el resto del programa del Frente Nacional sería suficiente para arruinar buena parte de lo que aún es una Europa en embrión. Solo por ese peligro, y dejando al margen la retahíla de preocupaciones que se desprenden del populismo de la extrema derecha francesa, cabe plantearse qué esperan para reaccionar los partidos tradicionales que, a izquierda y derecha, han sostenido hasta ahora el Estado del bienestar.

Los socialistas y los gaullistas son los grandes perdedores de las elecciones francesas. Pero queda por saber quién gana, y no me refiero tanto a Macron, el probable beneficiario de ese tremendo fracaso al que han llevado Hollande al socialismo y Fillon a la derecha gaullista, como al tipo de política que Francia va a seguir. Si bien no cabe comparar la amenaza de Macron con la de Le Pen, ambos contrincantes para la presidencia coinciden en presentarse como garantes del cambio. ¿Cambio hacia dónde? ¿Qué podrá hacer Macron, si gana, al no contar con un gran partido a sus espaldas? Se habla ya de un frente republicano para frenar el Frente Nacional, pero lo cierto es que esas grandes palabras sirven de poco en el día a día de la gestión política.

En ese hecho descansa el principal problema del populismo, tal y como se comprueba a diario mediante las noticias que nos llegan a Europa desde Estados Unidos cada mañana. Con todos sus defectos, los partidos tradicionales tenían clara una determinada forma de gobernar, una alternativa por la que los ciudadanos podían votar sin tener demasiadas dudas acerca del estilo de las leyes que habrían de ir tejiendo el entramado de cada presidencia. Con el populismo no se sabe hacia dónde se va, pero tampoco por qué camino, salvo que sea directamente el del abismo que Marine Le Pen propone. Y quizá la peor conclusión a sacar sea la de que esa situación de perplejidad y duda que nos llega desde Francia puede repetirse en otros países. Por ejemplo, en España.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Francia desplaza a España FIFA anuncia cabezas de serie del sorteo para Rusia 2018

El sorteo de los grupos para la Copa del Mundo se realizará el 1 de diciembre en Moscú, Rusia.
AFP/Archivo

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

escribió una carta Temer dice que hay 'una conspiración' para sacarlo del poder en Brasil

El mandatario Michel Temer dijo que su escrito era un desahogo y señaló que las maquinaciones conspirativas están siendo expuestas. El mandatario Michel Temer dijo que su escrito era un desahogo y señaló que las maquinaciones conspirativas están siendo expuestas.
El mandatario Michel Temer dijo que su escrito era un desahogo y señaló que las maquinaciones conspirativas están siendo expuestas. AFP/Archivo

El presidente brasileño, Michel Temer, afirmó el lunes ser víctima de una conspiración para destituirlo urdida por el ...

tercer trimestre Netflix supera expectativas de suscripción y gasta cada vez más

El presupuesto de programación de la compañía para 2018 será de hasta mil millones más que lo pronosticado anteriormente. El presupuesto de programación de la compañía para 2018 será de hasta mil millones más que lo pronosticado anteriormente.
El presupuesto de programación de la compañía para 2018 será de hasta mil millones más que lo pronosticado anteriormente. AP/Archivo

De Alemania a Brasil, Netflix Inc. arrasó en su campaña para crear una red de televisión global, anotando el mejor tercer ...