INTERESES OCULTOS

Transparencia: ¿hipocresía generalizada?: Xavier Sáez-Llorens

Asistí al evento del capítulo criollo de Transparencia Internacional para celebrar los primeros 10 años de la promulgación de la ley de transparencia en la gestión pública. El fundador de esta importante organización, Peter Eigen, disertó sobre la necesidad de que la justicia sea valiente y no responda a intereses políticos ni empresariales. Dijo, además, que el fortalecimiento del sistema democrático depende del libre acceso a la información a cualquier ciudadano. Su intervención fue particularmente dirigida a la clase política que maneja el poder, en algún momento determinado. Los abogados Berguido y Barsallo, en interesantes conferencias, hablaron sobre los antecedentes de la ley panameña y sobre los estándares de ética en el sector privado, respectivamente. El seminario no tuvo desperdicio. Me identifiqué con lo expresado por estos tres valiosos personajes. Como me place defender a Mefistófeles, empero, yo iría todavía más allá. ¿Es la transparencia solamente importante en esferas políticas y empresariales? Los gobernados, a través de sus voceros tradicionales (opositores, periodistas, sindicalistas, gremialistas, cabecillas religiosos o miembros de la misteriosa “sociedad civil”), siempre claman por transparencia en las instituciones públicas. Es una petición que cala porque le da al portavoz imagen de ética y honestidad. Yo me pregunto, sin embargo: ¿son estos individuos también transparentes en sus establecimientos o asociaciones? La queja de los partidos de oposición es habitual y no la analizaré. Basta con recordar la brillante idea de Pichel que sugiere que el país sea regido por ellos, pero desde su tribuna opositora porque al ganar cambian el discurso.

Los medios de comunicación forman y generan opinión. Las encuestas populares reflejan, en gran medida, lo que periodistas bombardean a diario, sea basura o realidad. ¿Hay transparencia en el periodismo? Así como desearíamos conocer la fuente de donaciones a campañas electorales, me gustaría saber qué empresas son las que más patrocinan a un determinado medio o programa televisivo/radial. Estos reporteros, quizás, no investigan ni denuncian irregularidades de las que aportan más porque eso podría afectar salario o escalafón. Exigiría saber, también, la afiliación partidista de los periodistas que hablan o redactan noticias y cuáles aspiran a puestos gubernamentales futuros. Algunos son tan burdos, que cuando sube su partido son ovejas y cuando no, fieras. En ciencia, todo investigador debe declarar conflictos de interés cuando escribe o diserta sobre algún tópico, para que el público pueda juzgar potenciales sesgos antes de confiar en el contenido del mensaje. ¿No sería ideal la misma actitud en comunicación social? ¿Cuántos de esos presentadores televisivos guardan mugre debajo de la alfombra y manipulan a incautos oyentes a conveniencia?

Los sindicatos y gremios propician, en numerosas ocasiones, actos de anarquía y desestabilización, movidos por reivindicaciones gregarias más que nacionales ¿Hay transparencia en estos sectores? Así como rechazamos reelecciones de mandatarios y diputados, no deberíamos limitar el tiempo de los sempiternos dirigentes al frente de estas agrupaciones? ¿Son transparentes sus elecciones internas? ¿Qué países, entidades o individuos engordan sus arcas monetarias? ¿Cómo se manejan las finanzas? ¿Se contratan auditorías independientes para fiscalizar el movimiento de divisas? ¿Hay enriquecimiento ilícito de los líderes? ¿Qué prebendas obtienen de colectivos políticos para inventar conspiraciones, instigar caos o incluso silenciar su voz ante escándalos gubernamentales?

Las cúpulas religiosas emiten recurrentemente guías de moralidad a la sociedad. ¿Hay transparencia en sus parroquias? ¿Se auditan las colectas de limosnas, alcancías y diezmos para corroborar la nitidez de sus destinos? Recientemente, el arzobispo Carlos María Viganó, secretario general del Vaticano, fue trasladado como castigo por denunciar la corrupción en la administración de ese andamiaje eclesial. Según este prelado, las obras internas se entregaban siempre a las mismas empresas y se pagaban sobreprecios por doble valor del fijado para otros lugares. Curiosamente, esta acusación me recuerda la de los radares italianos. Varios pastores evangélicos de Estados Unidos y Brasil han sido descubiertos con fortunas procedentes del negocio de las donaciones de fieles. Así como se solicita declaración de bienes antes y después de un cargo oficial, ¿no sería razonable verificar cuentas y posesiones de los predicadores del patio? ¿Cuánto han pagado nunciaturas, iglesias y templos por los terrenos que ocupan? ¿Por qué los impuestos de no creyentes o de otras religiones se usan para subsidiar esas casas espirituales?

Y así podríamos extender la evaluación de la transparencia a otros ámbitos de relevancia pública donde se manosean dineros de otros ¿Hay probidad en las operaciones de clubes cívicos, bancos, notarías, bufetes de abogados, compañías farmacéuticas, clínicas privadas, etc.? Apostaría a que nuestra sociedad es mayoritariamente hipócrita en esta excelsa cualidad. Aunque no hay obligación de rendir cuentas en el campo estrictamente privado, sería un ejercicio sano, si cada uno de nosotros, al mencionar la palabra transparencia, hiciera introspección para confirmar honradez consigo mismo. ¿Será la transparencia otra utopía? Como diría Galeano, “La utopía está en el horizonte; camino dos pasos, ella se aleja dos pasos y el horizonte se corre 10 pasos más allá. Entonces, ¿para qué sirve la utopía? Para eso, sirve para caminar”. Lo malo es que en Panamá gateamos... @xsaezll

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Traspasan acciones a una fundación EU suspende restricciones a los diarios La Estrella y El Siglo

Eduardo Quirós, presidente del grupo GESE, (centro) fue el encargado de hacer el anuncio al personal de los periódicos la Estrella de Panamá y El Siglo.
LA PRENSA/Luis García

EL SERVICIO PÚBLICO DE ELECTRICIDAD Las secuelas de los apagones en Panamá

Las secuelas de los apagones
LA PRENSA/Gabriel Rodríguez

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Oct 2017

Primer premio

1 8 5 8

BDAC

Serie: 14 Folio: 15

2o premio

1668

3er premio

1396

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código