CONOCIMIENTO

Trascendencia del libro: Gil Moreno

“Es puerta de luz un libro abierto”. Todo libro tiene vida, vida plena; solo basta que tú lo tomes del anaquel donde te ha estado esperando siempre (sin que te hayas molestado en abrir sus páginas maravillosas), para que se produzca el milagro, porque es un manantial donde podrás encontrar todos los temas posibles: desde literatura, ciencias, artes, historia, geografía, matemáticas. En fin, todo el conocimiento y la experiencia humana a tu libre y entera disposición, para que te deleites e instruyas.

Hay buenos libros y también malos libros que te pueden llevar por un camino equivocado. En los buenos podrás encontrar un maestro verdadero, que estoy seguro de que no te defraudará.

A través de los tiempos, el libro le ha permitido al hombre superarse, alcanzar el éxito y hasta la inmortalidad, sin haber asistido nunca a universidades, porque es una fuente de vida y conocimiento que nunca se agota.

En la actualidad los avances tecnológicos y la internet han alejado un poco al hombre del hábito de la lectura, y así vemos que el libro es relegado por muchos a un último plano. Pero el que de veras aprecia lo que representa un buen libro no lo cambia, porque nada ni nadie puede reemplazarlo. También sabe que todos esos avances que deslumbran al hombre, pronto dejarán de ser novedad, pero el libro siempre permanece como fuente de conocimiento eterno.

Repasemos algunas de las grandes obras y escritores de todos los tiempos. Jorge Isaac, autor de María, novela de amor que cautivó muchos corazones juveniles durante épocas; Miguel de Cervantes, autor de Don Quijote de la Mancha, el loco sublime, luchando contra los eternos molinos de viento; José Eustasio Rivera con su novela La vorágine, sobre el drama de los caucheros en la selva indómita; Charles Dickens y el Hijo de la parroquia, libro de aventuras que expone las vicisitudes de un pobre huérfano; Víctor Hugo y su obra grandiosa Los trabajadores del mar, nos narra las proezas de Gilliat el marino o Guilliat el maligno y su triste desenlace; Edgar Allan Poe en las Aventuras de Gordon Pym describe una escena de canibalismo sin nombre y los extremos a que puede llevar el hambre; León Tolstoi y Resurrección, la vida de un hombre pecador que se redime y paga su falta; Mark Twain, Príncipe y mendigo, donde un mendigo hace el papel de príncipe y viceversa. Guardando proporciones, en Panamá tenemos El ahogado, de Tristán Solarte (Guillermo Sánchez Borbón), un libro desgarrador, intenso y dulce, según Luis Alberto Sánchez; una novela de destino como casi todas las grandes novelas de hoy, ha dicho Robert Kanters, y Ernesto Sábato, a quien le parece injusto que esta novela permanezca escondida en un rincón de Panamá, se alegra de su publicación. Según mi humilde opinión, sin ser la mejor novela de Panamá, El ahogado es un libro apasionante, lleno de misterio y poesía que no me canso de releer.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

PROCESO Comienzan los trámites para lograr la canonización de la panameña Ana Moreno

Anita Moreno nació en Macaracas y falleció en La Villa de Los Santos el 11 de noviembre de 1977.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Oct 2017

Primer premio

6 0 4 8

BDDC

Serie: 7 Folio: 8

2o premio

5559

3er premio

9849

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código