COYUNTURA ACADÉMICA

Los retos de la Universidad Marítima Internacional de Panamá: Rodolfo Sabonge

Para comprender mejor los retos que enfrenta la Universidad Marítima Internacional de Panamá (UMIP) en los próximos años, es importante hacer un recuento de algunos de sus hitos principales, y enmarcarlos en el contexto histórico, tanto del comercio internacional como de la industria marítima.

En 1958 se creó la Escuela Náutica de Panamá, dedicada a formar marinos polivalentes hasta 1971, cuando se establecieron las carreras de oficiales de cubierta y de máquina, y en 1972, la carrera de oficial de marina mercante. Fue una época en la que el comercio internacional estaba en etapa incipiente, el mundo estaba polarizado y, geopolíticamente, enmarcado en la guerra fría. Se iniciaba la crisis del petróleo y la mayoría de la carga transportada por mar era materia prima. Los buques eran pequeños y con poca especialización.

En Panamá, lo más importante de la década de 1970 fue la firma del Tratado Torrijos-Carter, en 1977, y su entrada en vigencia, en 1979. Para el país fue una época de expectativas y esperanzas. Posterior a la conformación de la Comisión del Canal, se inicia una fase en que un grupo de panameños, encabezado por Fernando Manfredo, emprendió la ardua tarea de “panameñizar” la fuerza laboral, incluyendo a los prácticos, capitanes de remolcadores, ingenieros de máquinas, etc. Muchos ciudadanos aprovecharon para estudiar carreras que, eventualmente, pudieran abrirles paso a los puestos que se abrirían en el Canal.

En 2005, un grupo liderado, entre otros, por Carlos Ernesto González de La Lastra y Encarnación Samaniego, iniciaron gestiones desde la Autoridad Marítima de Panamá para la transformación de la antigua Escuela Náutica a una universidad especializada que respondiera a la demanda cambiante de la industria marítima y del comercio internacional. La universidad se crea mediante la Ley 40 del 1 de diciembre de 2005. La idea era que tuviese suficiente autonomía y proyección internacional. Se llegó a considerar que el rector debía ser una personalidad de alto renombre y prestigio en el mundo marítimo, para que tuviese una proyección similar a la Universidad Marítima Mundial, en Malmo, Suecia.

En esos años, el comercio internacional estaba en pleno apogeo, la industria marítima se había especializado de manera trascendental, la contenerización tocaba todos los puertos del planeta, y el transporte rompía récords de tonelaje todos los años. En Panamá estábamos próximos a tomar decisiones respecto a la ampliación del Canal, y se vislumbraba un tremendo desarrollo en los clusters marítimo y logístico. El objetivo de la UMIP se veía claro: desarrollar el conocimiento y el capital humano para enfrentar los retos y oportunidades que tenía Panamá. Las principales terminales portuarias habían sido privatizadas, y el país ya se vislumbraba como el principal centro de trasbordo de las Américas. No entraré en detalles sobre cómo y dónde la UMIP perdió su rumbo; se ha escrito suficiente de los problemas electorales y legales que la han abrumado en los últimos dos años. El hecho es que, producto de las elecciones, la UMIP tendrá nuevas autoridades que deberán hacer una reingeniería.

Es importante recordar que el graduado de la UMIP debe ser competitivo a nivel global. Esto impone retos importantes. Las carreras deben ser impartidas en inglés. Se debe priorizar la gestión para colocar a los graduados en el mercado internacional que, dicho sea de paso, cada vez está más competitivo, con profesionales graduados en China, Rusia, Croacia, Filipinas, India, etc. No se puede estudiar carreras marítimas pensando solo en trabajar en la ACP. Además, el mercado local requiere carreras técnicas, menos licenciaturas y maestrías. O sea que la UMIP debe transformarse en lo académico y priorizar el desarrollo de su oficina de relaciones internacionales. La reingeniería debe partir por mejoras en su estructura y procesos, haciendo hincapié en su plataforma tecnológica para mejorar la calidad de la enseñanza mediante virtualidad y educación a distancia. En cuanto a investigación los retos son grandes, hay que instaurar esa cultura en docentes y estudiantes. Esto requiere capacitación y vinculación con los sectores productivos y gubernamentales. En mi opinión, la UMIP está llamada a ser el brazo derecho de las entidades del gobierno para realizar o acompañar en estudios del sector marítimo y del comercio internacional.

En conclusión, el perfil del nuevo rector debe ser: conocer y ser conocido en el sector marítimo, tanto nacional como internacional y privado como gubernamental, contar con capacidad gerencial y técnica, y hacerse acompañar de un excelente equipo ejecutivo.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

LEGADO Muere Malcolm Young, cofundador de AC/DC

El guitarrista escocés Malcolm Young.
Tomado de acdc.com/Phillip Morris

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

Aplastó a Perú Panamá se estrena con fácil victoria en béisbol de los Bolivarianos

Los jugadores panameños se saludan tras sellar la victoria. Los jugadores panameños se saludan tras sellar la victoria.
Los jugadores panameños se saludan tras sellar la victoria. CORTESÍA/Fedebeis

Davis Romero lanzó pelota de un imparable y 10 ponches, mientras que Edgar Muñoz pegó un cuadrangular para liderar el triunfo ...

EXPULSAN A DOS JUGADORES Tauro y Chorrillo empatan sin goles en partido de ida

La batalla de vuelta se jugará el próximo sábado 25 a partir de las 8:00 p.m. en el estadio Rommel Fernández. La batalla de vuelta se jugará el próximo sábado 25 a partir de las 8:00 p.m. en el estadio Rommel Fernández.
La batalla de vuelta se jugará el próximo sábado 25 a partir de las 8:00 p.m. en el estadio Rommel Fernández. LA PRENSA/Ricardo Iturriaga

Tauro y Chorrillo empataron sin goles este sábado 18 de noviembre en el partido de ida de las semifinales de la Liga Panameña ...