PARALELOS EN LOS ESCÁNDALOS

´Valtergate´: Betty Brannan Jaén

Al columnista William Safire (q.e.p.d.) del New York Times le asignan el crédito dudoso de haber ideado que a todo escándalo –pequeño o grande– se le asigne el sufijo “gate”, como legado del escándalo Watergate que en 1974 obligó que Richard Nixon renunciara como presidente de Estados Unidos. Fue un escándalo en que los hechos fueron saliendo por gotero pero una vez que se vio lo podrida que estaba la presidencia de Nixon, las consecuencias políticas fueron cataclísmicas.

Veo algunos paralelos entre Watergate y el escándalo panameño que propongo bautizar como “Valtergate”, ya que el personaje clave se llama Valter Lavítola. (Doy crédito por ese nombre a mi hermano Chale –Charles Brannan Jaén– que tiene un agudo sentido de humor).

No sé si Valtergate terminará como Watergate para el gobierno involucrado (habrá que ver cómo se desarrollan los hechos), pero sí creo que, como mínimo, el escándalo nos revela una vez más que lo podrido de la política panameña jamás se rectificará si los ciudadanos no actuamos para exigirlo. Una de las cosas en el escándalo actual que me recuerda a Watergate es el asunto de las grabaciones.

En Watergate, las grabaciones resultaron ser dramáticas y podrían también jugar un rol importante en Valtergate. Por ahora, son una maraña que no he podido desenredar, pero que sorprenden por la bajeza intelectual y lingüística de quienes hablan, igual que en Watergate. (¿Cómo se dice “expletive deleted” en español?).

En sus conversaciones con el presidente, Ricardo Martinelli, Lavítola usa unas vulgaridades y referencias anatómicas que no quiero repetir, pero pregunto esto: ¿Así se le habla al Presidente de la República? ¿Dónde está el “respeto” del que Martinelli hace alarde de exigir cuando los periodistas le hacen preguntas incómodas?

También, como en Watergate, la posibilidad de criminalidad en la cúpula panameña del poder viene acompañada de detalles nuevos sobre un estilo presidencial poco admirable. En Watergate, había una relación dudosa con Bebe Rebozo (personaje turbio) y chorros de dinero ilícito.

En Valtergate, lo que tenemos hasta el momento es un viaje secreto de Martinelli a Cerdeña, Italia, por cuenta de Lavítola, incluyendo hoteles de lujo y cenas de 500 euros la persona. Por enésima vez repito que los presidentes panameños tienen un deber de transparencia total sobre todos sus viajes; la ausencia de transparencia nos permite suponer lo peor sobre lo que ocurre en estas giras.

Otro paralelo es la manera en que el gobierno de Martinelli (como hizo el de Nixon) intenta defenderse del escándalo atacando a los medios y tildándolo todo de “especulaciones” o telenovela. En Watergate, el Procurador General estadounidense llegó hasta el extremo de amenazar a la dueña del Washington Post con una vulgaridad que tampoco quiero repetir (recomiendo la película All the President´s Men), táctica que no fue exitosa. Allí hay una lección para el gobierno de Martinelli.

Claro que si estuviéramos en un país serio, ya se hubiera nombrado un “fiscal especial” de independencia e integridad absoluta, así como se hizo en Watergate y luego en Monicagate. Lamentable, la posibilidad de que esto ocurra en Valtergate es nula.

Para cerrar, rechazo que voceros tanto del gobierno como de la oposición insistan en que Valtergate está empañando “el nombre de Panamá”. No, lo que Valtergate está dejando en el lodo es la reputación personal y política del presidente Martinelli y quienes lo rodean, porque eso de que “l´état, c´est moi” pasó de moda hace 400 años y fue tanto chocante como falso cuando Manuel Antonio Noriega lo usó para defenderse (infructuosamente) de acusaciones de narcotráfico.

Por lo mismo, rechazo que se haya contratado a uno de los abogados más hábiles de Italia por cuenta del pueblo panameño porque lo que queremos los ciudadanos es que los fiscales italianos investiguen hasta las últimas consecuencias. Los que podrán necesitar un abogado defensor son los individuos involucrados, no el Estado panameño.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Oct 2017

Primer premio

6 0 4 8

BDDC

Serie: 7 Folio: 8

2o premio

5559

3er premio

9849

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código