TESOROS LITERARIOS

Vámonos de feria: Berna Calvit

En este escrito pongo en pausa los asuntos políticos, pero dejo sentado que armada de paciencia, confío en que el Gobierno siga actuando con la mesura y seriedad que está mostrando para limpiar la casa. Un acontecimiento feliz está cercano: del 19 al 24 de agosto, la Feria Internacional del Libro, llamada “Gran imperio de la imaginación”, tendrá como invitado a México, país rico en literatura. En esta fiesta se rendirá homenaje a Gabriel García Márquez, cuyo nombre basta para hacernos evocar no solo su gran obra, Cien años de soledad, sino toda una vida dedicada a la literatura, al periodismo, a la difusión de la cultura latinoamericana.

También será homenajeado Ernesto Endara (Neco), campeón olímpico en el atletismo literario panameño, ganador de múltiples preseas de oro en varios géneros literarios de los concursos Ricardo Miró. ¿Por qué me entusiasma tanto que durante varios días el libro será la estrella? Debe ser porque como dice la canción infantil, “De todos mis amigos el libro es el mejor...”.

Del añejo escrito De Lulú y los simios, estos fragmentos: “Los libros han sido mis amigos desde pequeña; recuerdo que cuando tenía ´un realito´ (entonces me parecía todo el dinero del mundo) salía volando a comprar libros de Colección Marujita, pequeños, feítos y mal prensados. ¡Cómo los disfrutaba! Así conocí los personajes de los cuentos de Perrault y de los hermanos Grimm; crecí leyendo Las fábulas de Esopo, El Principito, de Saint-Exupéry, Corazón, de Edmundo de Amicis. ¡Y paquines, todos! Pato Donald, Superman, Dick Tracy y Lulú; años después me fui a recorrer mundo con Los hermanos Karamazov, El lobo estepario, El viejo y el mar, etc. Y cuando nació Mafalda se quedó conmigo para siempre. Leyendo los detalles gastronómicos que sazonan obras del cubano Alejo Carpentier o de la mexicana Laura Esquivel me llegaron los aromas de los ajíes, las almendras y el azúcar quemada...”.

La palabra escrita aviva la imaginación, la saca del minúsculo cajón mental en el que, temerosos, la encerramos; despierta emociones, sensaciones; amplía nuestra visión del mundo; enriquece el vocabulario, lo que aumenta y mejora nuestra capacidad para comunicarnos. El libro nos hace reflexionar, reír y a veces, hasta llorar; con él no hay soledad. El libro no debería ser una feria en determinada fecha, sino una feria diaria, fiesta para chicos y grandes. No es difícil llevar al niño hacia los libros a pesar de ese gran adversario llamado televisor; ponga en sus manos libros ilustrados de los cuentos eternos, Pulgarcito, Blanca Nieves, etc.; los libros no son de vidrio, dejen que los manoseen, los rayen o los dejen “por ahí”; léales en voz alta, hágalos reír con los gruñidos de los chanchitos, los miau del gato... Hay una amplia variedad de literatura infantil y juvenil más reciente (las aventuras de Harry Potter, El Hobbbit, etc.). La literatura panameña infantil es rica; entre los autores, Carlos Changmarín (q.e.p.d.), Las gracias y las desgracias de Chico Perico; Tilsia Perigault de Ortiz; Dimas Lidio Pitty, El olor de la montaña; Irene de Delgado; Hena Zachrisson, Guacamayo; Marta de Stanziola; Francisca de Sousa; Hersilia Ramos de Argote; Lil Herrera; Neco Endara, Las aventuras de Piti Mini; Leda Abril; Raúl Leis (q.e.p.d.) El niño y la bomba; José Franco, Fábulas infantiles; Héctor Collado, Poemario Caminos de tinta; de la dermatóloga Gioconda Gaudiano, El sol, la Tierra y tú.

Son algunos de los autores y títulos que tengo a mano y me disculpo por las omisiones. En Cuentos panameños para niñas y niños, Irene G. de Delgado y Juan Antonio Gómez recogen una significativa selección de este género.

En Lulú y los simios mencioné a los nacionales Rogelio Sinán, Tristán Solarte, Ricardo Bermúdez, Gloria Guardia de Alfaro, César Young Núñez, Pedro Rivera, Rosa María Britton, Justo Arroyo, Juan David Morgan (que empezó a escribir con el seudónimo Jorge Thomas), Consuelo Tomás, Demetrio Fábrega, Chuchú Martínez, José Franco, Delia Cortés, José María Sánchez, Bertalicia Peralta, etc. (etcétera por razón del espacio y disculpas por las omisiones). También me acompañan en mi travesía por la vida autores extranjeros a los que no les pierdo la pista: Mario Benedetti, Javier Moro, Vargas Llosa, Leonardo Padura, Cortázar, Laura Restrepo, Elena Poniatowska, Rosa Montero, Ángeles Mastretta, Eduardo Galeano. El espacio limita mi entusiasmo y debo dejar de mencionar muchos autores con magníficas obras traducidas al español. De factura reciente, nuestra Itzel Velásquez, cuyo libro Las mujeres que amaron a Tino Hunter los llevará al Chepo de principios del siglo XX; conocerán al hijo de Marijose, Tino, que “...atrapado en su propio cuerpo y en los vaivenes del indómito trópico caribeño, vivirá años tormentosos de su castigada existencia en los confines de hospitales olvidados”.

Vayamos a la Feria del Libro... y sigamos leyendo. Leer es una fiesta. No le hagamos mala cara al libro. Salvemos nuestro idioma para no terminar comunicándonos como los simios o chateando con abreviaturas. Hace varios años en una entrevista a mi entrañable Neco Endara le preguntó el entrevistador: ¿Por qué lees? Después de sabias reflexiones sobre sus razones para leer, cerró la nota diciendo: “¡Leo porque me da la gana! Y, ultimadamente, para sentirme plenamente vivo, prefiero tener ganas a no tenerlas”. Sus razones son también las mías.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

PROCESO Comienzan los trámites para lograr la canonización de la panameña Ana Moreno

Anita Moreno nació en Macaracas y falleció en La Villa de Los Santos el 11 de noviembre de 1977.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

18 Oct 2017

Primer premio

3 2 8 1

ABAD

Serie: 12 Folio: 5

2o premio

3063

3er premio

2981

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código