DEMANDAS

Vergüenza médica y las leyes del no hacer: Jaime Correa Morales

En el sistema constitucional de la administración pública, los funcionarios solo pueden hacer lo que las leyes expresamente les permiten. Dicho esto, creo que queda claro que, en general, deben concretarse a señalar las cosas que se podrán o deben hacer. Una comparación sería que al juzgar a un acusado se le pida que pruebe todo lo que no ha hecho.

Nunca me imaginé que personas estudiadas, con cultura desarrollada, llegaran a actuar igual que cualquier guerrillero callejero, cerrando calles y buscando confrontación con las autoridades. Además de eso, los médicos de la Comenenal han inventado un nuevo tipo de leyes, “las de no hacer”, pues como quiera que sus movimientos realmente son políticos, cuando los gobiernos –el actual y los anteriores– aceptan y cumplen con sus compromisos para con los galenos, estos –siempre en cercanía de elecciones– inventan pedir leyes sobre lo que no se hará.

Tal es el caso de la más reciente. Después de que el Ejecutivo aceptó casi todas las condiciones que impusieron mediante un precario contrato de un año, además de otras restricciones exageradas que contiene por lo que le podríamos llamar “la ley para que ningún médico extranjero venga a Panamá”, resulta que ahora ellos –la Comenenal– quieren incluir toda una serie de cosas que “no se deben hacer”. Por ejemplo, que no se privaticen los servicios médicos, cuando ellos son los únicos que han hablado de esto. Ya dijimos que los funcionarios solo pueden hacer lo que la ley les permite, por eso sería absurdo que un Presidente, un buen día, decida que a partir de tal fecha se privatizarán los servicios médicos, porque a él le da la gana. Eso no es así; si decidiera privatizar, forzosamente tendría que ser por medio de otra ley. Entonces, ese sería el momento inteligente y oportuno de combatirla.

Forzar las “leyes del no hacer” nos convertiría en el hazmerreír del mundo. Es más, estoy casi seguro de que para eliminar la medicina social gratuita habría que modificar la propia Constitución, no solo una ley.

Ellos, para alargar el chantaje político, podrían pedir cosas como que se pase otra ley que diga que no se eliminará el sistema de Seguro Social o que no se cerrará el hospital Santo Tomás u otras ocurrencias. Me avergüenza que estos médicos y otros profesionales de Salud se opongan tan furiosamente a la venida de sus colegas extranjeros, pues en el fondo interpreto que lo que realmente temen es que estén más capacitados o por ser más dedicados a su trabajo los desplacen de sus puestos. No veo ninguna otra razón. Si se sintieran seguros de sus conocimientos y, sobre todo, de su propia dedicación, no tendrían por qué oponerse a una mejor salud ni al bienestar de sus conciudadanos del interior. Todo esto no tiene justificación perdonable.

No obviemos que Estados Unidos se hizo grande como resultado de la importación de cerebros de Europa y Latinoamérica, y que quien estudia seis años para graduarse de médico ya es un profesional que aportará al engrandecimiento y bienestar de todos los panameños.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

PROCESO Comienzan los trámites para lograr la canonización de la panameña Ana Moreno

Anita Moreno nació en Macaracas y falleció en La Villa de Los Santos el 11 de noviembre de 1977.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

18 Oct 2017

Primer premio

3 2 8 1

ABAD

Serie: 12 Folio: 5

2o premio

3063

3er premio

2981

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código