CAMPAÑA SOCIAL

Violencia y acción afirmativa: Haydée Méndez Illueca

Desde antes de 2009 las mujeres panameñas, preocupadas por el aumento de la violencia contra las damas, venimos exigiendo una Ley contra la Violencia hacia las mujeres y Tipificación del Femicidio. Esta ley por fin ha sido prohijada, con el apoyo de algunas instituciones gubernamentales y varios diputados de diferentes partidos políticos, que la han presentado a la Asamblea Nacional.

Una ley contra la violencia hacia las mujeres es una acción afirmativa en el campo de lo penal, una reforma judicial con perspectiva de género, ya que la ley de violencia doméstica no cubre a las mujeres fuera del hogar. El término acción afirmativa, sin embargo, es un término que necesita ser explicado, ya que hay muchas personas que todavía dicen que no es necesario llamar al femicidio por su nombre, ni crear una nueva figura porque ya existe el homicidio y que el sistema penal está bien como está.

Pero los sistemas penales tienen que evolucionar, al igual que evoluciona la sociedad. Si una mujer hubiese usado un bikini hace tres siglos, la inquisición probablemente la hubiese quemado en la hoguera. Hay conductas que hasta hace poco eran objeto de censura o castigo, que ahora se consideran “normales”. Según ONU Mujeres, las leyes que se están aprobando en la región en contra de la violencia hacia las mujeres son de segunda generación. Antes se decía que eran discriminatorias. Primero la violencia doméstica no era ni siquiera un delito, luego se tipificó, y ahora es delito perpetrar todo tipo de violencia contra la mujer.

Como vemos, la sociedad es un cuerpo vivo que crece, se adapta a las circunstancias, a nuevas costumbres, a la tecnología. Un sistema que no evoluciona es un sistema muerto. Se dice que “lo único seguro es el cambio”; entonces, ¿por qué resistirse a él?

El concepto de acción afirmativa nace en la década del año 1960 en Estados Unidos, como consecuencia de las reivindicaciones de las minorías negras por la segregación que sufrían. Luego vino el cambio: estas leyes de igualdad trascendieron la esfera de lo racial para incluir consideraciones de sexo, religión, origen racial, edad, orientación sexual y discapacidad.

Desde que se pusieron en marcha medidas de igualdad entre mujeres y hombres en los distintos países, se comenzó a hablar de acción afirmativa y a veces de discriminación positiva. Estos términos a veces se usan como sinónimos, pero hay una diferencia, como veremos. La acción afirmativa es cualquier medida “encaminada a promover la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres, en particular para corregir las desigualdades de hecho que afecten a las mujeres en cualquier ámbito”.

Sin embargo, la acción afirmativa significa aplicar medidas en el punto de partida, mientras que la discriminación positiva en el punto de llegada. Acción afirmativa, entonces, sería comprar motos más chicas para las mujeres policías, que se adaptan mejor a su tamaño, fuerza y peso. Discriminación positiva sería no enviar mujeres al frente de batalla, teniendo ellas las mismas obligaciones y entrenamiento que los hombres. Un ejemplo más gráfico y claro pone Inés París: “pongamos por ejemplo el golf, sería válido que de salida las mujeres tuvieran cinco metros de ventaja, partiendo del hecho de que tienen menos fuerza, pero no que cuando se llega al hoyo se adelante la bola de las mujeres”.

El primer caso sería una acción afirmativa, el segundo discriminación positiva. La acción afirmativa, entonces, no discrimina, sino que corrige desigualdades. Es por ello que la Convención para la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer (CEDAW, por sus siglas en inglés), que fue aprobada por la Ley 4 de 22 de mayo de 1981 y está publicada en la Gaceta Oficial No. 19331, dice en su artículo 4: “La adopción por los Estados partes de medidas especiales de carácter temporal encaminadas a acelerar la igualdad de facto entre el hombre y la mujer no se considerará discriminación en la forma definida en la presente Convención”.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

PROCESO Comienzan los trámites para lograr la canonización de la panameña Ana Moreno

Anita Moreno nació en Macaracas y falleció en La Villa de Los Santos el 11 de noviembre de 1977.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

18 Oct 2017

Primer premio

3 2 8 1

ABAD

Serie: 12 Folio: 5

2o premio

3063

3er premio

2981

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código