Exclusivo: El primer capítulo de 'Origen', última novela de Dan Brown, este domingo en la edición impresa de La Prensa.

MANEJO DE LA JUSTICIA

¡Y que sea sin ambigüedades…!: Lucas Verzbolovskis

¡Y que sea sin ambigüedades…!: Lucas Verzbolovskis ¡Y que sea sin ambigüedades…!: Lucas Verzbolovskis
¡Y que sea sin ambigüedades…!: Lucas Verzbolovskis

Debió ser difícil aguantar, sin pestañear, el “regaño” del ministro francés. Tuvieron que tragarse un sapo, o mejor dicho, un “Sapin”. Estas reuniones en las que el más fuerte dicta instrucciones al más débil, son reminiscencias del siglo XIX, cuando las ofensas y deudas no pagadas eran sancionadas por el país del ofendido o del acreedor con bloqueos, bombardeos e invasiones. Esto sucedió en Colombia, Venezuela, Santo Domingo, Marruecos y en otros países. No es un diálogo entre pares, es un monólogo del más fuerte.

¿Para qué pidieron la cita? Hubieran podido solicitar ayuda para detectar los negocios de los corruptos, traficantes y otros. Aunque, efectivamente, Panamá no detectó los malos clientes de la firma de abogados involucrada, a pesar de las leyes recién implementadas, la realidad es que esos clientes tenían cuentas en bancos franceses y en otras jurisdicciones firmantes de tratados con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos. ¿Por qué no fueron detectados?

Pareciera que Francia tiene interés en detectar, únicamente, a sus evasores fiscales, o quiere que Panamá adopte el mismo sistema fiscal francés. Esto sería un infierno, y no solo fiscal.

Tampoco se podía resolver con nuevos acuerdos, porque los anteriores no habían sido acatados en forma fluida. Y se complicó aún más debido a que ese mismo ministro francés había posado, muy risueño, con los mismos interlocutores panameños apenas unas semanas antes del escándalo. Quizás se sintió exhibido, porque la ocasión celebraba, justamente, el anuncio de que el Grupo de Acción Financiera Internacional retiraba a Panamá de su lista gris. ¿Un asunto de ego herido ante el mundo?

Ese saca y pone de listas negras pudiera tener consecuencias muy negativas para Panamá, a pesar de que dicho escándalo no sucedió aquí, al igual que el otro “escándalo de Panamá” de finales del siglo XIX, que tampoco sucedió aquí, sino en la misma Francia, plagada en ese entonces de gente corrupta y en donde, debido a “ambigüedades” jurídicas, el asunto tomó más de 20 años en resolverse, de manera desfavorable para la mayoría de los inversionistas franceses del Canal de Panamá.

Pero, pensando en forma optimista y sin entrar en el tema medular de este escándalo, es posible que surjan beneficios colaterales importantes.

La calificación “sin ambigüedades” es hiriente, pero desafortunadamente merecida, por lo que sería beneficioso para Panamá que se arregle el problema de la justicia. Todos sufrimos por la justicia lenta y el desorden de las leyes. Algunos funcionarios la acatan y otros no, bajo el argumento de que cumplen la ley. En la mayoría de las controversias hay normas que legalizan aspectos de cada parte y que se contradicen entre sí. Como consecuencia, gana el que tiene el mejor equipo legal y/o los mejores “contactos”. Esos “contactos” que el Foro Económico Mundial traduce como “influencia indebida”, colocan a Panamá en la posición 112 de 140 de su reporte de 2016, siendo uno de los peores niveles del mundo y un gran lastre para el desarrollo nacional.

Para muestra un botón: Al lado del reportaje de la reunión de París apareció otra noticia reportando que el Ministerio Público aún no ha recibido la información solicitada a los bancos señalados en un posible pago de coimas de la Autoridad Marítima de Panamá. Si los bancos locales rehúsan acatar una orden del Ministerio Público, es de suponer que lo mismo le sucedió a alguna fiscalía francesa al solicitar información a Panamá. Quizás han tenido que pasar por el mismo vía crucis legal que todos sufrimos, y han imaginado que las autoridades locales se están burlando de ellos al hacer caso omiso de tratados, acuerdos o como se llamen esos documentos que deberían ser parte de la justicia.

Para que toda sociedad pueda vivir en paz y organizarse de la manera más productiva posible, es vital que la justicia sea rápida, libre de corrupción, sin influencias indebidas ni ambigüedades o interpretaciones antojadizas.

Es inaceptable que tantas personas que no representan peligro para la sociedad sufran de prisión preventiva más larga que la propia condena de ser considerados culpables. Pasan años antes de que se les acuse de algún delito y se les juzgue. Es inaceptable que el acusado de haberse robado una gallina pase años en La Joya, mientras que el acusado de haberse robado millones por actos de corrupción, tenga al país por cárcel.

Ojalá salga algo positivo del “regaño”.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Bomberos sofocaron el incendio.
Especial para La Prensa/Flor Bocharel

REOS Ministerio Público investiga incendio en la cárcel de David

CONTROVERSIA Varela defiende decisión de dar día libre tras clasificación de Panamá

Varela restó importancia a la demanda, pero sentenció que ‘si lo tengo que hacer de nuevo, lo volvería a hacer de nuevo’.
Especial para La Prensa/Flor Bocharel

EL SERVICIO PÚBLICO DE ELECTRICIDAD Las secuelas de los apagones en Panamá

Las secuelas de los apagones
LA PRENSA/Gabriel Rodríguez

POSIBLES PERJUICIOS AL PATRIMONIO DE LA UNIVERSIDAD DE PANAMÁ Contraloría: van $18 millones en lesiones

Terrenos alquilados.
LA PRENSA/Daniel González

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

18 Oct 2017

Primer premio

3 2 8 1

ABAD

Serie: 12 Folio: 5

2o premio

3063

3er premio

2981

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código