PARO MÉDICO

Los arrebatos de Sandalio: Daniel R. Pichel

Han pasado dos semanas más y sigue la huelga que Sandalio se ha montado para protestar, ya nadie sabe por qué. El tema comenzó con la importación de especialistas, siguió con los insumos, la privatización y ya va porque el Presidente no quiere sentarse con ellos. Como dijera Juan Carlos Tapia el jueves pasado, esta huelga se va a terminar cuando a estos desajustados les dé la gana. Como no está clara la razón de la protesta, es difícil saber qué hacer para que termine. Aparentemente, que en la Asamblea haya una propuesta de modificación no es suficiente si no se deroga todo para comenzar a hablar. Ah, y hablar directamente con el Presidente, porque las autoridades de salud no son representativas para ellos. Al paso que van, pedirán que vengan Barack Obama y el dalái-lama como testigos de sus arrebatos. Insisto, mientras los médicos agremiados no se consigan interlocutores respetables académica y profesionalmente, es poco lo que conseguirán. Y mientras, pues el usuario que se jo... Al margen que, como quedó demostrado en la marcha del jueves, juntaron un guacho de sobras donde cada quien caminaba por algo distinto.

Como siempre incluyen el estribillo “el tema es muy complejo”, vale la pena darle un repasito a algunas de las “complejidades” que confluyen en el sistema de salud y que tienen que ver con lo que está pasando hoy.

Para comenzar, el sistema es terriblemente ineficiente. Los tiempos de hospitalización privados rondan en promedio tres a cuatro días, mientras que en hospitales públicos son superiores 10 días. He tenido pacientes que les han dicho que deben permanecer hospitalizados cuatro meses, para “cuidar su cama” hasta el día de su operación. No sé cuánto costará esto, pero seguramente es bastante oneroso. Esos pacientes, simples huéspedes del sistema, muchas veces adquirirán infecciones y complicaciones derivadas de estar en un hospital mucho más tiempo del necesario.

En Panamá, la huelga médica es más nominal que real. Como se siguen atendiendo urgencias y buena parte del trabajo de todos los días (conozco decenas de médicos que siguen viendo sus pacientes como siempre a pesar de “apoyar el movimiento”), la atención se mantiene cercana a lo habitual. ¿Por qué?, porque el sistema no produce. Pongamos un ejemplo. Si en un hospital se hicieran 150 cirugías electivas diarias (con 30 quirófanos por 24 horas es perfectamente factible), una huelga médica, donde solo se hagan urgencias, representa un aumento importante de las listas de espera para cirugía (en una semana son casi 1,000 pacientes). Sin embargo, si el sistema regularmente hace una electiva por quirófano diariamente (eso si acaso), cada día se aumentan 30 operaciones a una lista donde hay 1,000 o 2 mil procedimientos atrasados. Eso, no cambia mucho el panorama.

Otro elemento importante es que muchos no cumplen debidamente los horarios de trabajo. Esto, se refiere principalmente a los médicos. Enfermeras y personal auxiliar cumplen las horas de trabajo por las que cobran. Pero, muchos médicos ni siquiera se aparecen por la institución. Y, como ahora se paga por transferencia directa, ni para cobrar aparecen. Lo triste son las explicaciones que dan para justificar esto. Que si urgencias fuera del hospital, que si “no hay con qué trabajar”, que si ya completaron trabajo, y tantas otras racionalizaciones, cada una más absurda que la otra. La solución a esto no es fácil, porque priva el concepto de “si mañana yo dejo de ser jefe, al que sanciono hoy, me sancionará mañana” y “si eso siempre se ha hecho y no ha habido problema, ¿por qué vamos a cambiarlo”, y pretender un registro de asistencia de los médicos, es una blasfemia. El caso es que muchos hacen práctica privada mientras cobran en las instituciones públicas (o mientras están en huelga “para mejorar el sistema público”). Y no me vengan con el consabido “Pichel no puede opinar porque no entiende el sistema”. No hay que ser una lumbrera para inferir que si alguien no cumple con su horario de trabajo, debía generar cierta inquietud ética cobrar por ello.

Pero hay que buscar soluciones. Y propongo varias: 1) Crear el médico institucional exclusivo. Este debe recibir un buen salario y por trabajar solamente en el sistema público y teniendo prohibido por contrato ejercer medicina privada. Estos médicos trabajarían solamente ocho horas diarias en horarios rotativos mensuales (lo que eliminaría el jaleo de los turnos), quedando así tiempo para actividades extracurriculares, académicas y familiares. Por supuesto, este sistema implica deshacerse de por lo menos la mitad de los que actualmente reptan por las instituciones cobrando sin trabajar. 2) Los residentes e internos tienen que ser vistos como profesionales en formación y no como mulas de trabajo. La prioridad de estos médicos es su entrenamiento. Deben recibir clases, tutorías y prácticas supervisadas, lo cual debe incluirse en las funciones del médico institucional. 3) Los residentes deberían hacer, sin excepción, su último año de entrenamiento (o uno adicional) en hospitales del interior, antes de recibir la idoneidad como especialista, lo que supliría parte de la demanda no satisfecha.

Si bien esto no resolvería todos los problemas, ayudaría a mejorar el sistema. Por supuesto, todo esto sujeto a que a Sandalio, le dé el próximo arrebato...

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Bomberos sofocaron el incendio.
Especial para La Prensa/Flor Bocharel

REOS Ministerio Público investiga incendio en la cárcel de David

CONTROVERSIA Varela defiende decisión de dar día libre tras clasificación de Panamá

Varela restó importancia a la demanda, pero sentenció que ‘si lo tengo que hacer de nuevo, lo volvería a hacer de nuevo’.
Especial para La Prensa/Flor Bocharel

EL SERVICIO PÚBLICO DE ELECTRICIDAD Las secuelas de los apagones en Panamá

Las secuelas de los apagones
LA PRENSA/Gabriel Rodríguez

POSIBLES PERJUICIOS AL PATRIMONIO DE LA UNIVERSIDAD DE PANAMÁ Contraloría: van $18 millones en lesiones

Terrenos alquilados.
LA PRENSA/Daniel González

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Oct 2017

Primer premio

1 8 5 8

BDAC

Serie: 14 Folio: 15

2o premio

1668

3er premio

1396

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código