RESPETO Y OBEDIENCIA A LA LEY

En los caminos de la panameñidad: Gurziz Singh Gill D.

El Manifiesto de la Junta Provisional de Gobierno es, sin duda, uno de los más hermosos documentos jamás elaborados, en el que se hace una apología del movimiento separatista y la decisión de los habitantes del istmo de retomar su soberanía para entrar a formar parte de la comunidad de naciones libres del mundo.

Este manuscrito, de la fecunda pluma de Eusebio A. Morales, merece estar grabado en la piedra del altar de la Patria. El eximio jurista consignó: “... Aspiramos a la fundación de una República verdadera en donde impere la tolerancia, en donde las leyes sean norma invariable de gobernantes y gobernados; en donde se establezca la paz efectiva que consiste en el juego libre y armónico de todos los intereses y de todas las actividades; y en donde, en suma, encuentren perpetuo asiento la civilización y el progreso”.

En el mismo sentido que lo anterior, otro gran patricio, don Pablo Arosemena, a la sazón, presidente de la Convención Nacional Constituyente, al darle posesión del cargo al doctor Manuel Amador Guerrero como Presidente de la República, consignó en su discurso: “La República está apenas decretada en las instituciones: su conservación en la legalidad y en la justicia requiere la acción juiciosa y armónica de todos los istmeños”.

Nuestros padres fundadores concibieron en los albores del siglo XX una República donde la virtud del cumplimiento y obediencia de la ley fuese el axioma máximo de la convivencia social. Hoy, 109 años después, es imperioso preguntar si los panameños del siglo XXI, al entrar en el nuevo milenio, con un solo territorio y una sola bandera, hemos sabido corresponder al legado histórico puesto en nosotros por la providencia; y si esa concepción es una realidad o solo el quimérico sueño de hombres y mujeres que hace un siglo vislumbraron una idea.

Nuestra centenaria República se ha forjado a lo largo de su historia en la fragua del dolor, para constituirse en lo que su carta constitucional idealiza como un Estado social y democrático de derecho.

En mi experiencia profesional, causa malestar cuando se escucha a egregias personalidades apostar en diálogos de negociación, resolver situaciones jurídicas particulares por vías de hecho. Causa angustia cuando autoridades que, por mandato constitucional, están subordinadas al poder civil y deben acatar las órdenes emitidas, especialmente cuando están instituidas para proteger la vida, bienes y honra de los ciudadanos y extranjeros, así como cumplir y hacer cumplir la Constitución y las leyes de la República, hacen lo contrario violentando así la esencia propia del sistema jurídico, pilar de las democracias.

Origina malestar cuando por la actitud del “juega vivo”, cada persona hace soberanamente lo que le da la gana, sin respetar el derecho ajeno, que constituye el fundamento de la paz.

Así las cosas, como hombre de ley, la idiosincrasia dominante hace que pierda fe en el derecho que, según el procesalista Eduardo Couture, es el mejor instrumento para la convivencia humana; en la justicia, como destino normal del derecho; en la paz, como sustitutivo bondadoso de la justicia; y sobre todo, en la libertad, sin la cual no hay derecho ni justicia ni paz.

Hagamos un alto y que las efemérides de noviembre sean un momento sano para la reflexión profunda del sentido de patria. Ayer istmeños, hoy y siempre panameños, retomemos la idea virtuosa del respeto y obediencia a la ley como pilar fundamental de la convivencia social, construyamos así una nueva nación.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Los resultados de los laboratorios de sustancias controladas reflejaron que los 221 paquetes estaban compuestos de 259.14 kilos de cocaína.
Cortesía/Ministerio Público

TRÁFICO INTERNACIONAL DE DROGAS Detención provisional para extranjeros tras el decomiso de cocaína

INVESTIGACIÓN POR TIERRAS EN BOCAS DEL TORO Estado panameño se defiende de demanda millonaria

En riesgo se encuentra el tercer humedal de importancia internacional que tiene Panamá, tras la demanda millonaria que interpuso el político costarricense contra el Estado. Los indígenas reclaman posesión de las tierras.
Archivo

PROCESO Comienzan los trámites para lograr la canonización de la panameña Ana Moreno

Anita Moreno nació en Macaracas y falleció en La Villa de Los Santos el 11 de noviembre de 1977.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

18 Oct 2017

Primer premio

3 2 8 1

ABAD

Serie: 12 Folio: 5

2o premio

3063

3er premio

2981

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código