RESABIO COLONIALISTA

¿La casa del gobernador...?: Francisco Bustamante

La recuperación del Canal de Panamá no fue solo sobre la propiedad y usufructo de la vía. También se recobraron tierras, equipos, infraestructuras, etc. Lo más importante fue que se redimió el sentido de independencia –mediatizado hasta entonces– que nuestras generaciones sufrieron como recordatorio de las circunstancias de la emancipación.

Mucho tiempo ha pasado desde 1977, cuando el país aprobó los respectivos tratados entre Panamá y Estados Unidos (EU). Y de aquel diciembre de 1999, cuando entró en vigencia la gestión panameña sobre ese patrimonio. La operación de la vía en manos locales, desde el plano comercial le ha significado al país la obtención de importantes recursos, tanto en demanda directa como en aportes al presupuesto. Sin embargo, subsisten las amenazas sobre el buen manejo e integración, y la competencia potencial de otras vías. Lo que nos recuerda que no podemos perder de vista el desempeño de la administración. Contrario a quienes descalifican las amenazas de otros canales, por considerarlos inviables en materia económica, no podemos desconocer que la construcción del nuestro respondió tanto a elementos de integración económica de EU, como a razones geopolíticas. Estas podrían ser las que sustentarían ahora una nueva vía por Centroamérica.

Entretanto, pareciera que aún quedan resabios de la época colonial del Canal. Por ejemplo, su operación estaba en manos de exmilitares de EU, y uno de ellos fungía como gobernador del área. Entre los beneficios de esa posición estaba habitar la casa del gobernador. Desde la recuperación de la vía, la residencia es habitada por los administradores panameños. Este 2014, al cumplirse los 100 años de funcionamiento del Canal, es una excelente oportunidad para eliminar esa última estaca de colonialismo de la psiquis nacional de considerar que el área es diferente porque aún se mantiene la “residencia del gobernador”, aunque sea ocupada por un funcionario panameño, me imagino que bien remunerado según sus capacidades y responsabilidades. Propongo que la junta directiva de la ACP la done, ceda o venda, por valor nominal de un dólar, a la República, para que sea la residencia oficial del Presidente de Panamá. Aparte de eliminar esa última estaca colonialista, el gesto abriría oportunidades para el aprovechamiento del Palacio Presidencial en el Casco Antiguo y facilitaría la gestión del gobierno. ¿Se atreverá la junta directiva a actuar en esa dirección?

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

PROCESO Comienzan los trámites para lograr la canonización de la panameña Ana Moreno

Anita Moreno nació en Macaracas y falleció en La Villa de Los Santos el 11 de noviembre de 1977.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Oct 2017

Primer premio

6 0 4 8

BDDC

Serie: 7 Folio: 8

2o premio

5559

3er premio

9849

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código