DESFACHATEZ E IMPUNIDAD

Entre el cielo y la tierra

Cuando Dios ordena hasta el diablo obedece… Creemos que la esperanza vence al miedo y que determinamos quiénes somos con nuestros actos. El corrupto no se hace con la oportunidad, la corrupción la trae en sus genes y la ejerce hasta que es detectado. No hay coartada para el asalto al erario público que ejerció el cleptocrático gobierno de Ricardo Martinelli, como tampoco hay excusa por la demora del Gobierno de Estados Unidos (EU) en extraditarlo.

Esta demora nos otorga derecho a pensar que lo están protegiendo, igual ocurre con la alerta roja suscrita por la Interpol a sus hijos. Si ordena trasladar un helicóptero de Panamá hacia Estados Unidos (EU), en evidente intento de ocultar un bien que se presume mal habido, es obvio que se siente muy seguro y amparado en EU. Sin embargo, esto no me sorprende. Aquí, en Panamá, tenemos el caso de diputados con un largo historial de abusos financieros y políticos, ejecutados desde la Asamblea Nacional, que también están protegidos. Desde hace varios gobiernos, ellos nombran personal, cobran los cheques y solo entregan 50 dólares o 100 dólares a los “nombrados”, a cambio de usar sus nombres. Sin vergüenza alguna, un suplente fue fotografiado en el Banco Nacional cambiando los cheques, como lo denunció la prensa hace 18 años. Otro prestó su oficina en la Asamblea para “negociar” el cambio de tolda de un miembro de un partido opuesto a Martinelli, situación que fue captada en vivo por las televisoras. Y el susodicho –con cara de yo no fui– salió huyendo…

Se consideran bisagras políticas, que definen los votos en la Asamblea. Muestran, con gran desparpajo, sus comunicaciones por chat con Juan Carlos Varela, para intimidar a quienes se oponen a su interés, señalando que tienen influencia política. Para restregarnos la desfachatez e impunidad reinante, a este mismo diputado –que ni siquiera reside en el corregimiento que representa– lo nombran en la comisión que revisará la honestidad y legalidad de lo actuado con las donaciones, hoy objeto de investigación y denunciado por diferentes grupos de la sociedad civil, lo que a todas luces constituye una burla al país.

Me temo que la justicia estadounidense aprendió, de estos individuos, darle largas a las investigaciones y decisiones legales, para propiciar el “olvida eso”. Así las cosas, me temo que es muy posible que no veamos a Ricardo Martinelli ni a sus hijos enfrentar las muchas investigaciones que se le siguen, ni los ocho llamados a dar la cara ante sus jueces.

Hay múltiples hechos de cínica impunidad que reinan en nuestra sociedad. Tenemos a dos miembros de junta directiva de la Autoridad del Canal de Panamá señalados por la justicia, a los que el inspector general debió haberle solicitado su separación. Sin embargo, gozaron de un millonario viaje a China (pasaje de primera clase y hotel seis estrellas), con fondos que debieron ser utilizados para atender a los más necesitados o en la reparación de escuelas, calles, agua y demás.

Tenemos, también, el caso de la misteriosa desaparición de Vernon Ramos, que sospecho tiene mucho que ver con Financial Pacific. El detenido West Valdés, así como Ignacio Fábrega, debe ser interrogado sobre este tema. Salo Shamah, que anda por Colombia, debe ser solicitado en extradición por este y otros casos pendientes. La justicia ya no habla de Vernon, cuya desaparición ha quedado casi en el olvido, aunque vive en la memoria de sus familiares y en la de quienes no descansaremos hasta que se aclare…

Otro hecho sin aclarar es la crisis que creó Etesa por no ejecutar –oportunamente y por mandato de ley–, la tercera línea de transmisión, lo que generó pagos millonarios por el alquiler de equipos de generación de energía en barcazas; pagos millonarios de energía disponible, pero no despachada por la ausencia de capacidad en las líneas de transmisión. La “apresurada” contratación de Odebrecht para la construcción de la tercera línea nos está costando millones de dólares de más.

Determinamos quiénes somos con nuestros actos. Por esto, a quien le corresponda ejercer justicia, oportuna e igualitaria en Panamá y Estados Unidos debe actuar sin más dilataciones.

¡Así lo percibo, así lo escribo!

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

PROCESO Comienzan los trámites para lograr la canonización de la panameña Ana Moreno

Anita Moreno nació en Macaracas y falleció en La Villa de Los Santos el 11 de noviembre de 1977.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Oct 2017

Primer premio

6 0 4 8

BDDC

Serie: 7 Folio: 8

2o premio

5559

3er premio

9849

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código