EL DIRECTOR DE LA CSS

Entre condiciones y requisitos

Entre condiciones y requisitos Entre condiciones y requisitos
Entre condiciones y requisitos

La escogencia del nuevo director de la Caja de Seguro Social (CSS) debe poner una atadura a todos los estamentos, dentro y fuera de ella. Y condiciones no negociables al administrador del Estado.

El problema de esa institución –que a menudo se pluraliza– no es su director general, son sus muchos y variopintos “directores”: dirigentes gremiales, miembros de su junta de directores, su personal administrativo y, particularmente, el profesional en el área de la salud, quienes deben cumplir cabalmente las funciones propias y aceptadas por contrato –no es a punta de pistola– pero, además y prioritariamente, éticas.

Sin el derecho contundente de nombrar y botar, esa dirección general se bate entre las altanerías de los políticos, las prebendas de los dirigentes gremiales, las encendidas exigencias laborales mercantilistas de su personal médico y administrativo, y las arengas roncas de jubilados –como yo– que hacemos bulto, mientras perdemos.

El presidente de la República debe dejar, claro y alto, que no hay lugar para crear puestos políticos en la institución; es decir, puestos para los amigos, las familias y las queridas, no importa que pertenezcan –a la luz del día o de la oscuridad– a quienes le apoyan partidariamente o a quienes le prometen apoyo electoral. Cuando eso se acabe, entonces se puede pasar al otro escalón, que es eliminar puestos de trabajo que no tienen labor descrita ni probada. Allí, naturalmente, volverán a sentirse victimizados los mismos anteriores, más claro, políticos electos y no electos a cargos de elección, líderes gremialistas y gremialistas con ínfulas de líderes, profesionales de todas las ramas que llegan por las ramas y se roban el tronco, más tarde. Sin este compromiso, yo no aceptaría ser flamante director general de la CSS de Panamá.

Después, y con suerte, pero con entereza y coraje, abordar a los empresarios que en sus funciones o intereses propios, hacen un servicio a la institución o un negocio con ella para su enriquecimiento. Y, como esto no se hace sin la ayuda de los otros estamentos: directores y expertos administrativos y profesionales, el paso es muy difícil, sangriento y álgido, pero hay que darlo. No es cierto que hasta para lavar ropa vieja y descosida se hagan contratos para llenarse de plata. No es válido que para suplir con medicamentos o cumplir con procedimientos se busquen y transiten caminos que conducen resultados predecibles: pobreza para unos y enriquecimiento ilícito para otros.

Y, andando sobre la marcha y contra los vientos, forjar la necesaria unificación de la atención de la salud para todos los panameños y quienes habitan el territorio nacional. Esto tiene una contundencia ética que no necesita explicaciones. La entidad no puede manejar, desde una sola dirección, las tres carteras actuales –administrativa; enfermedad y embarazo; vejez, invalidez y muerte. Como, tampoco, el país puede darse el lujo de duplicar servicios de atención de salud y cumplir con la calidez, con la calidad y con la prevención y curación de la enfermedad y la invalidez.

El director general tiene que hacer válido que él es, entre otras cosas, el responsable de la administración. No lo son los gremios y sindicatos constituidos con otros fines y propósitos; no lo es la junta directiva, que se toma privilegios; no lo es el Ministerio de Salud, que es rector; no lo es el Ministerio de Economía y Finanzas, que es supervisor; no lo es el presidente de la República u Órgano Ejecutivo. El responsable de la administración de la CSS es su director general. Solo por ello, él y solo él, establece las reglas del juego administrativo. Si no se las aceptan por onerosas o por estrictas, que no renuncie “por razones personales”, sino que renuncie y denuncie.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Lo último en La Prensa

usurpación de identidad La Nasa investiga posible primer delito cometido en el espacio

La expareja de Anne McClain, Summer Worden, presentó una denuncia este año ante la Comisión Federal de Comercio. La expareja de Anne McClain, Summer Worden, presentó una denuncia este año ante la Comisión Federal de Comercio.
La expareja de Anne McClain, Summer Worden, presentó una denuncia este año ante la Comisión Federal de Comercio. AFP

La Nasa investiga lo que podría ser el primer delito cometido en el espacio, informó el New York Times este sábado.La ...

'Ch'uwa Uma' Se inspiran en las favelas para pintar un barrio aymara en Bolivia

El proyecto para mejora de calles y el pintado de las 150 viviendas tuvo un costo aproximado de 646 mil dólares, El proyecto para mejora de calles y el pintado de las 150 viviendas tuvo un costo aproximado de 646 mil dólares,
El proyecto para mejora de calles y el pintado de las 150 viviendas tuvo un costo aproximado de 646 mil dólares, AFP/Aizar Raldés

En medio de una ladera ocre de la ciudad boliviana de La Paz resalta un barrio aymara de 150 casas multicolores, semejante a ...

Cómic Con 2019 Estrellas de la televisión brillan en Panamá

Charlie Heaton, de ‘Stranger Things’. Charlie Heaton, de ‘Stranger Things’.
Charlie Heaton, de ‘Stranger Things’. Gabriel Rodríguez

Dos de los personajes de las series televisivas más exitosas de los últimos años se reunieron en Panamá para la segunda ...