CAMBIOS NECESARIOS

En defensa de la supervivencia: Marissa Krienert

En defensa de la supervivencia: Marissa Krienert En defensa de la supervivencia: Marissa Krienert
En defensa de la supervivencia: Marissa Krienert

El objetivo de la empresa privada es uno: ofrecer bienes y servicios para ganar dinero, el más que se pueda. ¿En qué se diferencia que sea un hospital o una escuela? Ambos son negocios creados para llenar una demanda creciente e insatisfecha, y fueron creados para satisfacer las necesidades de los padres de familia o para ofrecer servicios de salud a los enfermos.

Nadie obliga a los padres a enviar a sus hijos a escuelas privadas ni a buscar atención en un hospital privado. La falta de opciones, seguras y de calidad es lo que nos empuja a tomar la decisión de buscar alternativas en los sistemas privados.

Por otro lado, si yo pago mis impuestos, me guste o no, ¿acaso no me corresponde un espacio en una escuela pública? ¿Acaso no tengo derecho a que un médico me atienda de inmediato cuando sufro un infarto? Sí, eso me corresponde, porque lo pago con tres meses y medio de mi esfuerzo anual.

Todo inversionista que decidió arriesgar su capital para edificar un hospital privado, con la más alta tecnología, no lo hizo porque Hipócrates se le apareció para recordarle su juramento; lo hizo porque vio una oportunidad de hacer negocios atendiendo a pacientes que pueden pagar sus servicios; lo hizo porque consideró que realizando esa millonaria inversión recibiría un retorno que le permitiría ganar más dinero, y esa ganancia la puede usar para lo que prefiera, ya sea para construir otro hospital (y ganar más dinero) o para gastarse el dinero en viajes.

¿Quiénes somos o quién es el gobierno para decirle a ese empresario cómo debe invertir su dinero y cómo recuperarlo? ¿Quiénes somos para decirle qué servicios cobrar y a qué tarifas? ¿Acaso usted y yo… o el gobierno, fue el que arriesgó su capital? No. ¿Le podemos pedir que no aumente los precios de las cirugías, aunque los costos de los insumos sigan subiendo?

¿Le podemos pedir a los directivos de una escuela privada que no aumenten el costo de la matrícula? ¿Tenemos derecho a exigirles que ganen menos dinero o que lo pierdan?

Otra vez hago la pregunta: ¿En estos casos quién invirtió usted, el gobierno...? Si los costos han aumentado, ¿de dónde saldrá el dinero para pagarlo? Del salario de los diputados, no lo creo. Solo hay dos opciones para afrontar un incremento en los costos, aumentar los ingresos o disminuir los gastos. ¿Queremos, los padres de familia, que disminuya la calidad de la educación?, no. ¿Queremos que aumenten la matrícula?, tampoco. Como vemos, el problema es que no tenemos opción.

La molestia de todos los que pagamos muchos impuestos es porque, a pesar de que nos los descuentan para tener “educación” y “salud pública”, la mala calidad del servicio que recibimos nos obliga a buscar atención en el ramo privado, con el consiguiente gasto adicional. De lo contrario, o nos morimos esperando por una cirugía, por ejemplo, o condenamos a nuestros hijos a una educación de los años 30 del siglo pasado, a riesgo de que aprendan poco y negándoles la oportunidad de superarse. Suena descabellado que un padre escoja para su hijo un colegio que incumple las más mínimas certificaciones de calidad, y no solo me refiero a calidad de infraestructura y de docentes, sino a la calidad educativa, que va más allá de que la escuela tenga techo y agua, o que el docente sepa inglés, aunque no domine el español.

Nuestros sistemas de salud y de educación requieren cambios urgentes en sus estructuras, no curitas. Castigar la iniciativa privada aumentando las regulaciones nos lleva a la muerte, como sociedad. Seguiremos matando a personas en los hospitales y seguiremos matando cerebros en el sistema educativo.

Mientras la pesada estructura actual de los sistemas públicos de salud y educación no evolucionen o, más bien, se sigan arruinando, no pretendamos acabar con los que sí funcionan.

Más allá de crucificar a la empresa privada, ¿por qué no asumimos el rol de clientes, ante el gobierno, y exigimos los cambios necesarios?

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Copa Airlines y trabajadores no llegaron a un acuerdo.
LA PRENSA/Roberto Cisneros

Aeropuerto Internacional de Tocumen Mitradel ordena arbitraje entre Copa Airlines y sindicato

Juegos Bolivarianos 'Esta medalla significa mucho sacrificio', Carolena Carstens

La panameña Carstens muestra su presea.
Cortesía/Pandeportes

POTABILIZADORA FEDERICO GUARDIA CONTE Un millón de personas, sin agua

La planta potabilizadora genera 250 millones de galones diarios.
Archivo

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

2017 'La Prensa' gana premio como mejor sitio web informativo en Premios Excelencia

Getzalette Reyes, periodista de 'La Prensa', recibe el premio Getzalette Reyes, periodista de 'La Prensa', recibe el premio
Getzalette Reyes, periodista de 'La Prensa', recibe el premio LA PRENSA

La Prensa ganó la noche de este jueves 23 de noviembre la categoría de mejor sitio web informativo en los Premios Excelencia ...

Ronda eliminatoria Selección de baloncesto de Panamá pierde ante Uruguay

Jamal Levy (Cen.) aportó 11 puntos para el cuadro panameño.  Jamal Levy (Cen.) aportó 11 puntos para el cuadro panameño.
Jamal Levy (Cen.) aportó 11 puntos para el cuadro panameño. Tomado de internet/FIBA Americas

Panamá tuvo una buena primera mitad, pero no pudo mantener el ritmo y al final perdió 86-73 ante Uruguay en el inicio de las ...

DIJ Capturan en España a panameño requerido por alerta roja

Aeropuerto de Madrid. Aeropuerto de Madrid.
Aeropuerto de Madrid. Tomada de aeropuertos.net

El comisionado Marcos Córdoba, jefe de la Dirección de Investigación Judicial (DIJ) notificó a la juez décimoséptima penal ...