SACRIFICIO POR LA DEMOCRACIA

Los difuntos de la dictadura: Carlos Guevara Mann

Los difuntos de la dictadura: Carlos Guevara Mann Los difuntos de la dictadura: Carlos Guevara Mann
Los difuntos de la dictadura: Carlos Guevara Mann

El sistema republicano tiene objetivos de bien común y bienestar colectivo. Por ello, es justo y necesario recordar los esfuerzos de quienes aportaron a su creación, desarrollo, mantenimiento y defensa.

Pocos panameños hay más idóneos que Alfredo Castillero Calvo para realizar esta tarea fundamental. Por eso, atinó el Gobierno Nacional al designar al prestigioso historiador como orador oficial en el tradicional acto que se escenificará esta mañana en el Cementerio Amador.

En dicha ceremonia se conmemorará, inevitablemente, a los próceres de 1903. Sin descuidar su memoria, hay otros panameños a quienes debemos recordar el Día de los Difuntos. Muy en particular, a quienes perecieron o desaparecieron durante la dictadura militar de Torrijos, Paredes y Noriega.

Muchos de ellos fueron eliminados por su activismo político en defensa del sistema republicano. Particularmente en los momentos iniciales del régimen castrense (1968-1972) –el período de mayor violencia, a pesar de las mentiras que siguen esparciendo los partidarios de Omar Torrijos– el terrorismo de Estado, desatado por los militares contra el pueblo panameño, asesinó o “desapareció” a un gran número de luchadores por la restauración republicana.

Inmediatamente después del golpe, se organizaron en Chiriquí, Coclé, la ciudad capital y Cerro Azul grupos armados para combatir la usurpación militarista. Los alzamientos en Chiriquí y Coclé estaban formados por activistas del Partido Panameñista; los de la provincia de Panamá, por simpatizantes de la izquierda.

Luchaban por la reinstauración de la república y fueron aniquilados por la Guardia Nacional, mediante una salvaje represión, con apoyo logístico y de inteligencia militar del ejército estadounidense, que condujo a la tortura y muerte de muchos combatientes.

En Chiriquí, una célula panameñista, liderada por el campesino Ariosto González, se creó inmediatamente después del golpe con el ánimo de restaurar el gobierno constitucional. Por órdenes de Boris Martínez y Omar Torrijos, el jefe militar en Chiriquí, Manuel Noriega, se encargó, con ayuda de sus secuaces de la CIA y la inteligencia militar estadounidense, de desarticular a quienes en aras del ideal republicano se enfrentaron a los militares golpistas en Piedra de Candela y la Quijada del Diablo.

La “guerrilla constitucionalista”, que operaba en las montañas de Coclé, fue desbaratada por la Guardia Nacional en febrero de 1969, tras la captura de varios de sus integrantes, entre ellos Dorita Moreno, “la guerrillera heroica”. En Las Huacas de Quije, Natá, fue violada y asesinada, junto a sus cinco compañeros aprehendidos, por personal de la “pundonorosa” Guardia Nacional, cuyo régimen de terror sigue siendo enaltecido y glorificado por el PRD e, inclusive ahora, por otros grupos e individuos que antes se hacían pasar por civilistas.

No tuvieron mejor suerte los guerrilleros izquierdistas. Capturados por las fuerzas militares, quienes resistieron los ofrecimientos de la dictadura fueron torturados y salvajemente asesinados, como Floyd Britton y Heliodoro Portugal. Otros, más astutos, se entregaron al régimen, fueron incorporados al engranaje estatal y, aún hoy, cantan las loas y alabanzas de una tiranía criminal que no dejó de cometer abusos desde su instalación hasta su derrocamiento.

A los valientes combatientes contra la dictadura hay que añadir a muchos otros quienes, optando por la protesta pacífica para lograr la restitución del sistema republicano y transformaciones sociales más amplias, sucumbieron ante los desmanes de los jenízaros. Las víctimas fueron ciudadanos panameños, principalmente provenientes de los sectores populares y algunos extranjeros; hombres y mujeres; estudiantes, profesionales y hasta sacerdotes, como Héctor Gallego y Nicolás van Kleef.

Ni en Las Huacas de Quije ni en Cerro Azul ni en la ciudad de Panamá ni –mucho menos– en los pésimos textos escolares hay nada que conmemore la entrega desinteresada de aquellos idealistas que se sacrificaron en aras de la restauración republicana. Antes bien, el Estado panameño, penetrado por el perredismo y la llamada “doctrina torrijista”, ha hecho lo posible por denigrar su memoria, al punto de negarse a la recuperación e identificación de los restos de las víctimas de la dictadura y el procesamiento de sus victimarios, a pesar de tratarse de crímenes de lesa humanidad.

En esta fecha solemne, en que recordamos a los fundadores de nuestra república y les reiteramos nuestra gratitud, rindamos –también– nuestro agradecimiento a quienes se inmolaron para que la justicia, la democracia y la libertad pudiesen comenzar a restablecerse en Panamá.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Consumo de producción agrícola ¿Qué provincia es el reino del aguacate?

En Panamá, 92 productores cultivan 363 hectáreas de aguacate de las variedades ‘simmonds’, choquete, ‘booth’ y criollo.
Archivo

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

Investigación Ivanka, Ventura Nogueira y la aventura de vender el Trump Ocean Club

Ivanka Trump y Alexandre Ventura Nogueira Ivanka Trump y Alexandre Ventura Nogueira
Ivanka Trump y Alexandre Ventura Nogueira LA PRENSA/Archivo

El Trump Ocean Club International Hotel and Tower, en Punta Pacífica, que en algún momento hinchó el pecho de muchos por ser ...

VENEZUELA Antonio Ledezma dice que el régimen planeaba usarlo para doblegar a la oposición

Antonio Ledezma conversa con la periodista Idania Chirinos, tras su llegada a Bogotá el 17 de noviembre de 2017, luego de huir de la prisión domiciliaria en que se encontraba en 2015. Antonio Ledezma conversa con la periodista Idania Chirinos, tras su llegada a Bogotá el 17 de noviembre de 2017, luego de huir de la prisión domiciliaria en que se encontraba en 2015.
Antonio Ledezma conversa con la periodista Idania Chirinos, tras su llegada a Bogotá el 17 de noviembre de 2017, luego de huir de la prisión domiciliaria en que se encontraba en 2015. Tomada de @IdaniaChirinos

El alcalde metropolinato de Caracas, Antonio Ledezma, aseguró a su llegada a Bogotá que salir de Venezuela le cuesta mucho y ...