APERTURA LABORAL

Y la emigración continúa: Cristóbal Martínez

Cuando Rodolfo Aguilera, uno de los grandes periodistas panameños de principios del siglo XX, sentenciara en uno de sus artículos: “diríase que en el Istmo hay un propósito especial en loar y hasta bendecir todo lo que huela a extranjerismo, aun siendo malo; empequeñeciendo en cambio todo lo bueno que podemos tener en nuestra tierra”, demostraba su visión de lo que se vislumbraba para las futuras generaciones de panameños, quienes sufrirían los embates de las diversas olas migratorias que se sucedieron a lo largo de las diversas décadas de la pasada centuria.

Ese movimiento migratorio fue aupado por las clases dominantes escondidas tras la frase o eslogan del escudo nacional: “Panamá, Puente del mundo y corazón del universo”. Así crearon el estereotipo por el cual se consideraba que todo lo extranjero era mejor que lo nacional. Acción que se da cuando se traen especialistas extranjeros para que analicen o estudien los problemas que han surgido a través del tiempo en nuestra sociedad. Siempre aduciendo que faltan especialistas, obreros o trabajadores de diversas especialidades

Gente de todas las culturas han llegado al país introduciendo su base cultural que repercute en la idiosincrasia del hombre panameño que paulatinamente va perdiendo sus propios valores y creencias, haciéndonos creer, a veces de manera tácita o indirecta, que somos inferiores a los extranjeros.

La sentencia de Rodolfo Aguilera se ha cumplido a lo largo del siglo XX. Sentencia que se mantiene en estas primeras décadas del siglo XXI al continuar con el “propósito de loar y bendecir lo extranjero”. Ahora resulta que se hacen grandes eventos denominados “Panamá, crisol de razas”, donde los extranjeros pueden adquirir su permiso laboral e incluso permiso provisional de residencia, porque según las autoridades nuestro país es la segunda nación en la región con mayor dificultad para contratar personal, para lo cual la medida, según decreto 229 del Ministerio de Seguridad, es para reducir el tiempo de las tramitaciones respectivas. En lo que se ha llamado “Ajuste migratorio para profesionales”. Esto se comprueba al aprobarse la Ley 74 de 2013 que permite a refugiados y asilados extranjeros solicitar la categoría de residente permanente que normaliza su estatus. Todo en detrimento de los profesionales y trabajadores nacionales que no tienen trabajo ni una buena residencia.

En los últimos años se ha profundizado la ola migratoria, procedente de países de América del Sur, las Antillas, Europa y Asia, etc., que huyendo de sus países llegan a Panamá con la anuencia de las autoridades y empresarios nacionales que ven en ellos mano de obra barata o emprendedores negociantes, en detrimento del panameño raizal.

Esta situación se hace más crítica para los panameños cuando mediante la Ley 69 se pretende contratar a profesionales extranjeros de la salud. Además que los residentes naturalizados exigen se les otorgue la nacionalidad panameña para tener derecho a votar y ocupar puestos electorales; ¡Qué descaro! Pero de esta manera la burguesía en el poder continúa lo que Rodolfo Aguilera manifestara hace más de un siglo.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

PROCESO Comienzan los trámites para lograr la canonización de la panameña Ana Moreno

Anita Moreno nació en Macaracas y falleció en La Villa de Los Santos el 11 de noviembre de 1977.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

18 Oct 2017

Primer premio

3 2 8 1

ABAD

Serie: 12 Folio: 5

2o premio

3063

3er premio

2981

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código