EL MALCONTENTO

La encrucijada de 2012: Paco Gómez Nadal

El año 2011 ha sido difícil. Aunque, pensándolo bien, no llevamos una racha de años buenos para lo social, para lo común. Yo querría escribir un artículo esperanzador de cara al nuevo año, un panegírico de la especie, un homenaje a la capacidad de superación del ser humano... Pero no me sale.

Termino el año en la bruma del pesimismo más brutal y paralizante. Brutal porque estamos retrocediendo en casi todo. Los avances relativos de la humanidad en el último siglo (aunque yo dudo de ellos porque, básicamente, son científicos, no humanos) están siendo sustituidos por retrocesos encadenados. La política del miedo, el “poder de las pesadillas” –como tituló su magistral documental Adam Curtis–, la dictadura financiera, la angurria, la ignorancia y la indolencia se han apoderado de los mecanismos que tejen y destejen nuestras vidas porque son los que controlan nuestras sociedades.

No creo en una mano invisible que planifica el fin del mundo, pero sí puedo constatar este terrible camino hacia la autodestrucción de la especie que estamos acelerando, precisamente, a la pericia científica, tan soberbia, tan inútil cuando solo desarrolla lo rentable o lo consumible.

El retroceso de los derechos humanos –tan jóvenes y ya jubilados– que vivimos hubiera sido impensable hace 25 años. Barack Obama, el Premio Nobel de la Paz más violento de la historia, ha anunciado que sancionará la ley Levin/McCain que permite la detención indefinida de ciudadanos estadounidenses (ya lo podían hacer con los extranjeros) si las autoridades militares o policiales consideran que tienen alguna relación con grupos enemigos de su país. En Honduras se ha convertido en deporte olímpico matar a opositores políticos. Centenares de líderes sociales están encarcelados en Chile o Ecuador como terroristas cuando lo que hacían era defender sus territorios. En China, millones de esclavos trabajan para que el resto del mundo consuma con los ojos cerrados. Sus derechos valen menos que las camisas que exportan.

Si los derechos humanos son papel mojado, la democracia no tiene mucho más valor. Supuestos tecnócratas son elegidos de forma autoritaria para gobernar países en teoría democráticos; las empresas financieras que iniciaron esta crisis económica mundial han colocado a sus ejecutivos de asesores para solucionar la misma crisis; los ciudadanos dejan que les quiten derecho tras derecho ante el pánico a la pobreza, al caos, a la sinrazón. Pero ya vivimos instalados en la sinrazón. Nunca se han movido tantas armas en el mundo como en este momento; nunca tantos conflictos sociales y violentos como ahora. Los arsenales nucleares han crecido y los drones (aviones de guerra no tripulados) son ya parte de nuestra semántica y de nuestras pesadillas más perversas, y el cambio climático ha pasado de ser la amenaza del fuego infernal a homenaje a la desidia de los inútiles burócratas internacionales y a la actitud homicida de las grandes corporaciones.

Este paisaje podría paralizar: eso dicen que hace el pesimismo. Pero no debe ser así. Boaventura de Sousa Santos dice que la clave está en saber manejar los dos tiempos históricos a los que nos enfrentamos: el de la urgencia ante las amenazas inminentes y el tiempo del cambio de civilización necesario. Hay que cambiar el modelo de civilización porque este no es viable, pero no podemos sentirnos abrumados ante esa tarea titánica. Las urgencias son muchas. Este último terreno, el inmediato, es el del activismo. El de civilización es el de las estrategias, el de las propuestas complejas.

Se me hace que el año 2012 va a ser clave en la definición de los caminos. Las mayorías están dormidas y no por propia voluntad. El síndrome indolente es inoculado por medios de comunicación “estupidizante”, iglesias “desmovilizantes” y escuelas “adocenadoras”. Sin embargo, hay que darle un margen a los movimientos emergentes: indignados, colectivos indígenas, mujeres organizadas, activistas urbanos y electrónicos... Yo apuesto no por la esperanza, pero sí por la necesidad de que estos polos de activismo se conecten y potencien. Suerte con lo que viene y responsabilidad para lo que le toca. Feliz año o, al menos, que sobrevivamos al chaparrón.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Traspasan acciones a una fundación EU suspende restricciones a los diarios La Estrella y El Siglo

Eduardo Quirós, presidente del grupo GESE, (centro) fue el encargado de hacer el anuncio al personal de los periódicos la Estrella de Panamá y El Siglo.
LA PRENSA/Luis García

CONTROVERSIA Varela defiende decisión de dar día libre tras clasificación de Panamá

Varela restó importancia a la demanda, pero sentenció que ‘si lo tengo que hacer de nuevo, lo volvería a hacer de nuevo’.
Especial para La Prensa/Flor Bocharel

EL SERVICIO PÚBLICO DE ELECTRICIDAD Las secuelas de los apagones en Panamá

Las secuelas de los apagones
LA PRENSA/Gabriel Rodríguez

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Oct 2017

Primer premio

1 8 5 8

BDAC

Serie: 14 Folio: 15

2o premio

1668

3er premio

1396

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código