REFLEXIÓN

La ética se enseña y se aplica con el ejemplo: Ángel Canales Flaaut

Hoy veo que la ciudadanía panameña está otra vez alarmada por la violencia en el país, como si esto fuera nuevo. Hace más de 10 años escribí en mi libro Manejo de conflictos mediante el diálogo, la negociación y la mediación, cuál era el origen de esta violencia, y por qué y cómo sucedía.

En los artículos que he escrito también señalo cómo se han incrementado los niveles de agresividad ante nuestras propias narices, y que lo único que hacemos es asustarnos, comentarlos y luego olvidarlos.

El asesinato de un joven abogado, ante los ojos de su familia, en un lugar público, y se supone que ante la presencia de amigos, nos pone de vuelta en el tapete estas nefastas ocurrencias. ¿Qué nos está pasando? ¿Seguimos soñando? ¿Cuándo despertaremos?

En un libro que acabo de publicar, cuyo título es Cultura política, reflexiones sobre las actitudes del panameño hacia los partidos políticos en Panamá, examino desde el ángulo político los hechos de violencia que se pueden suscitar por la ambición del poder, por la cantidad de dinero en juego, por la desaparición de valores y otros elementos colaterales. En ese libro ético critico, en su primera parte, a los partidos, a la sociedad civil, a las iglesias, a los medios de comunicación y a la sociedad panameña por su comportamiento irracional y puramente emotivo, cual si estuvieran en un escenario de entretenimiento permanente. Incluyo al crimen organizado, que forma parte de la sociedad y que se le conoce como sociedad incivil, por su crueldad, falta de humanidad y sin asomo de conciencia. Es la sociedad que veo: “lo que es”. En la segunda parte propongo cómo me parece que “debe ser”.

En el escenario que actualmente vivimos se quiere imponer la ética, pero ella no se impone. No se decreta, para eso hay leyes que regulan la vida en sociedad. La ética se enseña, se aprende, se acepta, y con voluntad se aplica. No por la mera enseñanza de la escala de valores, sino con el ejemplo que dan los personajes públicos, y ¿quiénes son esos personajes? Los padres de familia ante sus hijos; los docentes ante sus alumnos; los médicos ante sus pacientes; las iglesias ante sus feligreses, y los medios de comunicación, que están en todos lados y a los que las personas miran como nuevos semidioses que tienen la verdad y que dictan las reglas de comportamiento –¿o mal comportamiento?– con sus programas y escritos grotescos que saturan, empachan y agotan a la sociedad.

Fíjese nada más cómo los libros sagrados: la Biblia, el Corán, la Torah y los demás se incumplen y violan. La Biblia, por ejemplo, tanto en el Antiguo como el Nuevo Testamento, es quizás el pacto ético con Dios más hermoso, leído, seguido y menos comprendido en Panamá. A pesar de que se jura y se promete sobre ella, es el libro que hace más perjuras a las personas porque incumplen sus juramentos. Observe que los presidentes, diputados y magistrados al tomar posesión de sus cargos juran sobre una Biblia cumplir fielmente con sus obligaciones y deberes. ¿De verdad cumplen? La ética no se pacta. Se cumple y se aplica en la rutina de todos los días. Creo que más que firmar pactos éticos entre actores que, por diversas razones, tienen relaciones directas y económicas por efecto de las elecciones que se avecinan, se debe desarrollar seminarios sobre ellos todos los días, en los diferentes estamentos de la sociedad. Por ejemplo, en las escuelas y en cualquier lugar que haya seres preocupados e interesados en ellos, y que aunque sea por la conveniencia de conservar la integridad física, la familia y hasta la vida, sea preferible a la violencia.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Los resultados de los laboratorios de sustancias controladas reflejaron que los 221 paquetes estaban compuestos de 259.14 kilos de cocaína.
Cortesía/Ministerio Público

TRÁFICO INTERNACIONAL DE DROGAS Detención provisional para extranjeros tras el decomiso de cocaína

INVESTIGACIÓN POR TIERRAS EN BOCAS DEL TORO Estado panameño se defiende de demanda millonaria

En riesgo se encuentra el tercer humedal de importancia internacional que tiene Panamá, tras la demanda millonaria que interpuso el político costarricense contra el Estado. Los indígenas reclaman posesión de las tierras.
Archivo

PROCESO Comienzan los trámites para lograr la canonización de la panameña Ana Moreno

Anita Moreno nació en Macaracas y falleció en La Villa de Los Santos el 11 de noviembre de 1977.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

18 Oct 2017

Primer premio

3 2 8 1

ABAD

Serie: 12 Folio: 5

2o premio

3063

3er premio

2981

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código