DISCURSO

La ética y las otras ´éticas´: Yashiro Díaz

Antes de iniciar este ensayo aclaro que la opinión es personal y no está libre de errores, presumir ostentar la verdad (absoluta) es la génesis de la intolerancia, incluso las guerras.

Vivimos en la era de la “éticomanía”, en la que el concepto ha sido abusado. Esta violación radica en el desconocimiento del origen. A diario oímos frases como: “Es una falta de ética y moral”, “¡no tiene ética!”, “¡qué poca ética!”. El asunto se complica más al analizar los pensum de estudio de las universidades: ética profesional, ética para administradores, ética para ingenieros, bioética, ética y legislación. Todas estas se convierten en riesgo de una moralina, una elaboración de juicios irreflexivos.

Empecemos con definir el marco del asunto: la ética es una rama de la filosofía; entonces, es filosofar. Es una disciplina que requiere, para su estudio y su enseñanza, conocer sobre la tradición filosófica. Así develamos dos grandes errores de nuestras organizaciones educativas: Primero, la ética es una sola, es práctica para la vida privada; no requiere llevarla a subespecializaciones o fragmentaciones que solo desvían nuestra perspectiva. Segundo, la ética en las universidades, en su mayoría (exceptuando la Universidad de Panamá, que tiene una Escuela de Filosofía), no es impartida por filósofos, sino por legos que suponen que con argumentos moralistas llenan una cátedra.

La ética, en sí, no es normativa (en esto soy fiel al argumento del eticista García Máynez), ya que el método discursivo no puede normar de forma directa. La ética reflexiona, diseca, estudia de manera sistemática la moral. La moral es costumbre de un grupo, un pueblo, una sociedad; es norma, ya que el grupo exige para su pertenencia atenerse a su moral, sus reglas de conducta. La ética, al estudiar las costumbres del pueblo, y al elaborar argumentos sobre estas, entonces, es indirectamente normativa, ya que indica de manera crítica qué moral es éticamente aceptable. Por ejemplo, el aborto, el infanticidio o la eutanasia fueron (y son) moralmente aceptables en algunas sociedades. Por ahora, la reflexión ética determina su invalidez argumentativa, fundamentada críticamente.

Parte del problema del relativismo ético, el que cada quien determine qué es bueno o malo, puede deberse a la fragmentación del concepto: una ética para los asuntos de Estado, otra para los tendientes a la biotecnología, y una más para los comerciales y empresariales. Fijar la mirada en la ética (filosófica) es evitar perdernos en malformaciones contemporáneas de las disciplinas.

No creo que sean de vital importancia los libros de “ética para los negocios internacionales” o “para la superación personal”, cuando es asequible la Ética a Nicómaco, Cartas a Lucilio, Del Supremo Bien y del Supremo Mal, Crítica de la Razón Práctica o La Genealogía del Mal. Esta disciplina exige ser críticos: rompe con todo dogmatismo, por ello, cuando escuchen un “no hagas esto o aquello”, pidan fundamentos. Si la respuesta es “porque está mal”, entonces estamos ante un discurso irracional.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

PROCESO Comienzan los trámites para lograr la canonización de la panameña Ana Moreno

Anita Moreno nació en Macaracas y falleció en La Villa de Los Santos el 11 de noviembre de 1977.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Oct 2017

Primer premio

6 0 4 8

BDDC

Serie: 7 Folio: 8

2o premio

5559

3er premio

9849

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código