Exclusivo: El primer capítulo de 'Origen', última novela de Dan Brown, este domingo en la edición impresa de La Prensa.

PRENSA

Por el filo de la navaja: Berna Calvit

La libertad de prensa y el derecho a la expresión libre son temas peliagudos que generalmente despiertan opiniones apasionadas, muchas veces totalmente opuestas. Hay quienes piensan que no debe existir limitación alguna para los medios de comunicación; otros, por el contrario, que debe haber límites porque ningún derecho es absoluto ni debe ejercerse al punto de que transgreda aspectos como la dignidad, los principios éticos, las buenas costumbres y el lenguaje, entre otros. Para mí, la libertad de prensa y el derecho a la libre expresión deben ser protegidos contra cualquiera acción que los ponga en peligro. Cercenar esos derechos es tentación siempre presente en los gobiernos que se sienten amenazados por el poder de la prensa. No obstante, surge una paradoja: a veces son los propios medios de comunicación los que ponen en peligro esas libertades al cruzar la línea del buen periodismo, para instalarse en los predios de la difamación, la persecución, la porno-prensa, o la descarnada crónica roja que desprecia el dolor ajeno y se nutre con la tragedia. Y así empiezan a caminar por “el filo de la navaja”.

Por su impacto en la sociedad, los medios de comunicación masiva, el ejercicio del periodismo, los derechos del lector y la censura, han sido debatidos por prestigiosas figuras de diversas especialidades. No faltan quienes sostienen que “no se obliga a nadie” a comprar determinados diarios, más conocidos por sus portadas escandalosas que por la calidad de las noticias; que “eso es lo que le gusta al pueblo”; y que la corrupción y el narcotráfico son más dañinos que la foto de una mujer casi desnuda (con atributos físicos inflados con photo shop o implantes por aquí y por allá). Tales argumentos son huecos; es mezclar peras con manzanas. Desde hace años en Panamá las revistas pornográficas, livianas o pesadas, se venden con discreción, fuera de la vista pública, con la cubierta sellada; allí están para el que las desea o las necesita. A lo largo de mis años de lectora he leído novelas, ensayos, y cuentos y poemas, de escritores destacados, sobre la amistad, la familia, el amor, la pobreza y la riqueza; y de autores que no han esquivado el erotismo, el adulterio, la prostitución, la pedofilia, el sexo crudo, la herejía. He visto películas de gran ternura infantil, religiosas, románticas, de sagas familiares, y hechos históricos; pero también cine “adulto”, obras clásicas de Bergman, Passolini, Buñuel, Fellini, etc. Todo lo que ha pasado por mis manos y han visto mis ojos fue escogido por mí, con criterio adulto y abierto. Por esa razón, invoco mi derecho como lectora para objetar que antes de leer un diario, me obliguen a pasar primero por portadas con imágenes grotescas y lenguaje burdo, o de tragedias y sangre que irrespetan la dignidad de la víctima y de los familiares.

Las fotografías del famoso Mapplethorpe, aún hoy causan la misma polémica que causó en 1989 en Washington; con arte y perfección técnica retrató flores (especialmente lirios y orquídeas) y celebridades; pero algunas de sus fotografías, de contenido sexual extremo, causaron violentos rechazos; una famosa galería rehusó mostrarlas, pero otra aceptó exponerlas para los que desearan acudieran al recinto artístico sabiendo, de antemano, que algunos de los trabajos podían resultarles “chocantes”. Era asunto de libre elección. No es este el caso de los diarios, que son de circulación pública y masiva; que se venden en las calles y en los negocios; no por mojigatería censuro que muestren imágenes y textos chabacanos, y “columnas” de asuntos sexuales con lenguaje grosero, disfrazados de consejos; y anuncios para la prostitución masculina y femenina con toda clase de prácticas, hasta con “servicio a domicilio”. Lo censurable es que estos diarios llegan por igual a niños, jóvenes y adultos; a escuelas, oficinas y hogares. ¿Es necesario decir más sobre el valor de esta clase de “periodismo” en la formación de los individuos? ¿Quisiera que se clausuren estos diarios? ¡Claro que no! ¿No sería mejor que “limpiaran” los diarios y agregaran a su negocio la publicación de revistas “especiales” como Hustler o Playboy?

Los anuncios son la savia que alimenta el negocio de la porno-prensa. Y es contrasentido que muchos de los anunciantes pertenecen a agrupaciones que defienden los valores éticos, morales, educativos, etcétera. ¿Entonces? Recibí un e-mail de una señora a quien acudió su electricista para que le prestara un periódico con noticias que su niña necesitaba llevar a la escuela como tarea. ¡No podía poner en manos de la niña el ejemplar que tenía en el bolsillo! Hace pocos días la ONU recomendó a los 193 Estados miembros seguir el modelo de Argentina que ha prohibido, en los medios de comunicación, avisos que promuevan el comercio sexual; la amenaza de retirar la publicidad oficial a los diarios que no los suspendan choca con los intereses de los que, en nombre de la libertad de prensa, se niegan a renunciar a las pingües ganancias que generan. El Clarín, de Argentina, publicó en un mes, 12 mil 404 anuncios de esta naturaleza. Es muy propio de la naturaleza humana preferir el halago a la crítica irritante, especialmente si afecta intereses (tierras, dinero, negocios). Pero convengo con George Orwell en que, “Si la libertad significa algo, es el derecho de decirles a los demás lo que no quieren oír”.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Bomberos sofocaron el incendio.
Especial para La Prensa/Flor Bocharel

REOS Ministerio Público investiga incendio en la cárcel de David

CONTROVERSIA Varela defiende decisión de dar día libre tras clasificación de Panamá

Varela restó importancia a la demanda, pero sentenció que ‘si lo tengo que hacer de nuevo, lo volvería a hacer de nuevo’.
Especial para La Prensa/Flor Bocharel

EL SERVICIO PÚBLICO DE ELECTRICIDAD Las secuelas de los apagones en Panamá

Las secuelas de los apagones
LA PRENSA/Gabriel Rodríguez

POSIBLES PERJUICIOS AL PATRIMONIO DE LA UNIVERSIDAD DE PANAMÁ Contraloría: van $18 millones en lesiones

Terrenos alquilados.
LA PRENSA/Daniel González

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Oct 2017

Primer premio

1 8 5 8

BDAC

Serie: 14 Folio: 15

2o premio

1668

3er premio

1396

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código