REMILITARIZACIÓN

La fuerza pública y la república: Antonio Saldaña

A quienes hoy se ahogan en llanto de cocodrilo por la violación de los derechos humanos, el uso excesivo de la fuerza y la remilitarización de la Fuerza Pública (entiéndase Policía Nacional, Servicio Aeronaval, de Protección Institucional, de Fronteras, de Inteligencia y Seguridad, y del Consejo de Seguridad Pública y Defensa) les recuerdo que la génesis de dicha institucionalidad la encontramos en la Ley 40 del 3 de julio de 2008.

Esta precisión histórico-jurídica es de relevancia por cuanto la evolución y desempeño de la Fuerza Pública –incluyendo su carácter y naturaleza– ha estado vinculada históricamente al desarrollo de la República (Estado), a las fuerzas políticas locales hegemónicas y a la injerencia extrajera (Estados Unidos) en nuestros asuntos internos.

Desde inicios de la República el Ejército fue disuelto por mandato del Gobierno estadounidense y así nos lo cuenta la propia Policía Nacional: “Desde 1903, al separarse de Colombia, Panamá es República independiente y Estado soberano. Su primer presidente, el doctor Manuel Amador Guerrero, bajo las presiones del cónsul de Estados Unidos y de la burguesía comercial, llegó a disolver el ejército nacional y entrega sus armas al ejército norteamericano”.

Este no fue un hecho fortuito, sino el resultado de la coincidencia de intereses, entre la burguesía comercial hegemónica a inicios de la República y el expansionismo yanqui de la época. Sencillamente, porque el Ejército istmeño encabezado por el general Esteban Huertas, legítimo heredero de las tradiciones libertarias de Bolívar, constituía un serio peligro para los propósitos políticos de la oligarquía, así como eventualmente generador de conflictos para el expansionismo continental estadounidense.

Desde 1903 hasta mediados del siglo pasado, funcionó una Policía Nacional a cargo de la seguridad pública, porque la seguridad local era “garantizada” por el Ejército de Estados Unidos, en virtud del Tratado Hay-Bunau Varilla.

Pero al finalizar la Segunda Guerra Mundial se produce, entre otras consecuencias, la bipolaridad geopolítica, nueva realidad que se expresó en la existencia del denominado mundo occidental capitalista, con la política de seguridad nacional y defensa de la democracia por una de las potencias –Estados Unidos– que polarizaban el mundo, en contra del comunismo encarnado en la otra potencia, la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS).

En la única institución de seguridad pública existente en el país, esta nueva realidad geoestratégica condujo a la trasformación de la Policía en un Ejército designado como Guardia Nacional, este mimetismo castrense fue producto de dos circunstancias, una externa, el Macartismo anticomunista, y otra interna, el remonismo nacional convertido en una política de represión militar, auspiciada con el ascenso al mando de la Guardia Nacional (Ejército) de un conspicuo miembro de la oligarquía: José Antonio Remón Cantera.

El golpe militar del 11 de octubre de 1968 así como los 21 años de Gobiernos tutelados por la Fuerza Pública, tampoco son hechos casuales, y en ellos confluyeron tanto los intereses estratégicos de Estados Unidos como la incapacidad política de las fracciones de la oligarquía para ponerse de acuerdo de modo que su propio modelo de dominación funcionara.

En este mes de la patria –con tercera independencia y todo, la del 31 de diciembre de 1999– si a alguien se le tiene que culpar de la remilitarización de la Fuerza Pública, es al intervencionismo estadounidense y su nueva política de seguridad nacional, fundamentada en la lucha internacional en contra del narcoterrorismo y a la subordinación antinacional del hijo del general y su grupo de adláteres, entre los que se cuenta una distinguida exprocuradora; quien con su mayoría legislativa en el año 2008 propició, en algunos casos, la modificación de la ley, y en otros la creación de nuevas leyes de todos los estamentos de la Fuerza Pública, incluyendo el inconstitucional Servicio Nacional de Fronteras. ¡Así de sencilla es la cosa!

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

PROCESO Comienzan los trámites para lograr la canonización de la panameña Ana Moreno

Anita Moreno nació en Macaracas y falleció en La Villa de Los Santos el 11 de noviembre de 1977.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Oct 2017

Primer premio

6 0 4 8

BDDC

Serie: 7 Folio: 8

2o premio

5559

3er premio

9849

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código