INSENSIBILIDAD

La huelga del gremio médico: Delfo A. De Lora Rivera

El actual gobierno, pensando en los olvidados de siempre en el interior del país, aprobó la Ley 69 (que fue consultada y recibió aportes del gremio médico), para utilizar los servicios –de forma temporal– de especialistas extranjeros. Esto, debido al déficit que hay para llenar las plazas vacantes en los viejos hospitales, clínicas y, también, en los nuevos hospitales que se construyen en el interior.

Esta administración reforzó la atención que brindan los hospitales y clínicas del país a la par que reparó las viejas edificaciones, sin embargo, el déficit de médicos especialistas sigue en aumento; primero por la negativa de los especialistas panameños de servir en el interior, por motivos puramente económicos y por la comodidad de vivir y trabajar en una metrópoli cosmopolita moderna, como es la ciudad de Panamá. A ellos no les importa su “juramento hipocrático” ni las necesidades de sus compatriotas más humildes, quienes siempre deben viajar a la capital del país, gastar más dinero en pasajes, atención médica y hospedaje, para ser atendidos en las clínicas privadas de estos mismos doctores que no quieren ir a los hospitales estatales de las provincias.

La ausencia de médicos especialistas en el resto del país se debe también a la desidia, insensibilidad social y comodidad política de los gobiernos anteriores que no se preocuparon por entrenar a los especialistas necesarios y obligarlos, mediante una ley, a cubrir la demanda.

Por esto es que el presidente Ricardo Martinelli dice: “Hemos hecho más en cuatro años que todos los gobiernos anteriores en 40”. En esta administración se ha entrenado a muchísimos más médicos que en el gobierno PRD anterior, según las cifras conocidas. Pero no es suficiente, de ahí la necesidad “matemática, moral y humana” de enviar más especialistas al interior. La cantidad de muertos por esta carencia –durante muchísimos años– es difícil de cuantificar, pero estoy seguro de que son cientos. Sin embargo, los médicos se fueron a paro y están en huelga permanente, pareciera que no les importara la situación precaria de estos panameños humildes y solo les interesa sus intereses personales y de grupo privilegiado. Ellos, los dirigentes médicos, argumentan que la ley aprobada por el Gobierno busca la privatización del sistema, que quieren reemplazarlos por extranjeros. Nada más lejos de la verdad. El ministro del ramo leyó artículo por artículo, en un programa de TVN, y no dice nada al respecto. Al contrario, la ley lo único que busca es darle servicio a miles de panameños que ahora no lo tienen, y proteger los intereses de los médicos panameños.

En el fondo lo que los dirigentes de estos gremios buscan es un triunfo político sobre el Gobierno, si consiguen que la ley sea derogada como otras. Además, quieren crear la anarquía, junto con otros grupos organizados, para desestabilizar al país y al Gobierno. La oposición, frente a una obvia derrota en las elecciones de mayo de 2014, ha unido sus fuerzas bajo un común denominador, el “Frente Guacho”.

Solo hay que sintonizar los canales de oposición para darse cuenta de ello. Además, la prensa escrita hace otro tanto, dándole máxima cobertura al paro y al caso Lavítola, el que traen nuevamente a la palestra pública para intentar involucrar a altos funcionarios del Gobierno y al propio Presidente.

El Gobierno se hubiera evitado este dolor de cabeza, como también los incidentes que se registraron de Colón, en la Asamblea Nacional, en la ciudad capital y en plaza 5 de Mayo, si hubiese actuado con firmeza en contra de los dirigentes involucrados en los incidentes de Bocas. Por eso considero que ahora debe darle un ultimátum a los dirigentes de los gremios médicos y al “Frente Guacho” para que desistan de esta huelga ilegal, inhumana, descabellada y peligrosa. En nuestro país ya tuvimos, por lo menos, un precedente que yo recuerde cuando el PRD, con Ernesto Pérez Balladares al frente, botó a todos los controladores de tráfico aéreo que estaban en una huelga. También lo hizo el presidente de Estados Unidos, Ronald Reagan, por una situación similar.

Si el gobierno actual acepta las “exigencias” de los “dirigentes gremiales médicos” y del “Frente Guacho” y deroga una ley que es buena y que estoy seguro la mayoría de los panameños apoya, cometería un grave error político.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

PROCESO Comienzan los trámites para lograr la canonización de la panameña Ana Moreno

Anita Moreno nació en Macaracas y falleció en La Villa de Los Santos el 11 de noviembre de 1977.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Oct 2017

Primer premio

6 0 4 8

BDDC

Serie: 7 Folio: 8

2o premio

5559

3er premio

9849

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código