hoyporhoy_2013-03-06

Las tortuosidades del poder han puesto una nota inhumana en el final de Hugo Chávez. ¿Quién, frente a los hechos desnudos, duda que el anuncio de su muerte fue una puesta en escena de las autoridades venezolanas para asegurarse una continuidad postchavista?

El fallecimiento del Presidente no siguió el curso de dignidad y de respeto a que tienen derecho los seres humanos; fue objeto de una manipulación que deja más dudas que certezas.

El anuncio mismo del deceso fue precedido de un discurso de advertencia a la oposición, en el que no faltó responsabilizar a terceros de la inoculación del cáncer que cobró la vida del mandatario, y alusiones ominosas a lo tenebroso que sería para el destino del país no aceptar los designios irreversibles de la ruta del chavismo socialista. Así, la truculencia desplazó lo elemental en la partida de Hugo Chávez Frías.

En su catafalco, levantado sobre el dolor de sus seguidores sinceros, pretenderán erigirse sus herederos políticos. Hasta que los disensos y las intrigas erosionen la base. Lo cierto es que tomará tiempo para que el hombre, solo hombre al fin, descanse en paz.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Oct 2017

Primer premio

6 0 4 8

BDDC

Serie: 7 Folio: 8

2o premio

5559

3er premio

9849

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código