hoyporhoy_2014-11-12

Panamá es hoy un país diferente al que solía ser. La necesidad ciudadana de que haya transparencia en la gestión pública, y que se elimine la impunidad en todos los niveles de la vida social, se han vuelto imperativos de la nueva realidad política.

Tanto el caso del magistrado de la Corte Suprema de Justicia, como el del exministro de Desarrollo Social, conllevan una carga de expectativa acerca del funcionamiento de nuestras instituciones y, a la vez, la esperanza de que finalmente haya justicia.

Ambos personajes se harían un gran favor explicando en público la procedencia de sus prodigiosas fortunas y patrimonios inmobiliarios.

Si los bienes tienen origen honesto, bienvenidas sean las explicaciones. Por otra parte, si los tesoros que estas figuras públicas adquirieron en los últimos años son producto del latrocinio, la coima y el abuso de poder, que se acaben las leguleyadas y estos patrimonios sean devueltos a sus legítimos propietarios: los ciudadanos panameños, y que los criminales vayan a la cárcel. Ese es el ejemplo que necesitamos para recuperar la fe en nuestro Estado.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Oct 2017

Primer premio

6 0 4 8

BDDC

Serie: 7 Folio: 8

2o premio

5559

3er premio

9849

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código