PAPELES DE PANAMÁ

El huevo y la piedra…: Daniel R. Pichel

Parece mentira que hayan pasado solo cuatro semanas desde que reventó el enredo de los Papeles de Panamá. Uso ese nombre porque más vale que nos hagamos a la idea de que así se van a llamar por los siglos de los siglos. Ha sido tal la cantidad de tinta, audio y video que se ha invertido en el tema, que a estas alturas ya todos estamos hasta la mismísima coronilla de las sociedades offshore, al punto que, cuando San Blas amenazó con romper relaciones con Panamá, pensé que era que alguien se estaba inventando 365 jurisdicciones para hacer sociedades chimbas.

Después de darle vueltas al asunto, seguramente ya todos tenemos una opinión de este enredo. Obviamente, algunos lo verán desde sus intereses personales o comerciales, mientras otros lo verán como una oportunidad de hacer política y debilitar la imagen del gobierno, sin importar los intereses del país. Lo que escribo aquí, haciendo honor al título de esta sección del periódico, constituye exclusivamente mi opinión, y no pretende cambiar la de nadie.

Un tema tan serio debe abordarse de manera práctica. Hacer pataletas porque no nos guste el nombre, o porque afecte intereses particulares, servirá para sentirnos mejor entre nosotros, pero no resolverá nada. Igualmente, despotricar porque Estados Unidos o Europa no tienen adecuados controles para evitar la evasión fiscal de sus contribuyentes, desahoga, pero no va a cambiar el resultado final. Con la cantidad de evidencias en manos de lo periodistas del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, por sus siglas en inglés), quedó claro que algo ocurre en nuestro sistema que ha permitido que una empresa panameña sirviera de eslabón en una cadena que permitía violar leyes en muchos países. Si bien hay casos donde los controles fueron posteriores a los hechos presentados, la evidencia de correos electrónicos, documentos y demás parafernalia hacen muy difícil defender la teoría de que “todo fue legal”.

El Gobierno panameño reaccionó más lento de lo esperado, cuando ya varios países habían allanado oficinas y decomisado computadoras para comenzar investigaciones. La cercanía y amistad del presidente con los dueños de la firma involucrada se prestó para generar suspicacias que en nada ayudan a la percepción internacional. Cuando se dio el allanamiento en Panamá, habían pasado casi 10 días desde la publicación de los primeros reportajes, e incomprensiblemente las investigaciones se enfocaron en determinar cómo se filtró la información. Honestamente, ante la magnitud de la evidencia, aquella insistencia en la ilegalidad de las investigaciones, muchos lo percibieron como una mezcla de cinismo con encubrimiento.

Por suerte, la estrategia diplomática fue mucho más eficiente. Los argumentos eran los lógicos. Muy positivo aclarar que la lucha contra la evasión fiscal tiene que ser global, y no es Panamá la que acabará con ella. Para que esto se corrija será necesario actuar en toda la banca mundial, incluyendo la de muchos países que se quejan del papel que jugó Panamá en toda esta telaraña de sociedades, testaferros, ventas y adquisiciones. Sin la participación de ellos esto no tiene solución.

Pero el otro aspecto que no podemos dejar a un lado (por más que pueda incomodarnos) es que en todo este asunto se aplica el principio del huevo y la piedra. Y en esta pelea con la OCDE, nos guste o no, Panamá es el huevo. A pesar de los arrebatos que leí y escuché, cuando se propusieron locuras como “cerrar el Canal a los barcos de naciones que nos pongan en listas grises o negras”. Hay que entender que, así como nosotros tenemos derecho a decidir que “no queremos ser cobradores de impuestos de nadie porque la evasión fiscal no es un delito en Panamá”, los demás países pueden decidir a quién ponen y a quién quitan de sus listas negras.

Y allí hay otro cabo suelto. Si bien es cierto que Panamá implementó recientemente reglamentaciones a favor de la transparencia, también es cierto que, hasta la fecha, esa ha sido “una ley bocacha”. Aunque hace poco se implementó la ley de “conoce mejor a tu cliente”, hasta el momento no hemos escuchado de nadie que haya sido sancionado por no conocerlo, o por no reportar si el cliente hace algo indebido. Y a la luz de la evidencia, como que había bastante que investigar. Aunque, pensándolo bien, si sabes que tu cliente es un cuatrero, pues lo conoces mejor. Y así, mientras no haya acciones concretas para sancionar a quienes se prestan para facilitar vagabunderías desde nuestro territorio, siempre se percibirá que estas leyes fueron creadas para que nos sacaran de la lista gris, más que para realmente hacer transparente el sistema.

Por último, entendamos que mandar fotografías de polleras, playas y ranitas doradas no va a mejorar la imagen de Panamá, así como es absurdo decir que “lo bueno de esto es que estamos en la primera plana de todos los periódicos”. Ese argumento me parece tan ridículo, como que hace 30 años, los vecinos de Chernobyl estuvieran felices porque todo el mundo hablaba de su ciudad. Esto es un asunto serio que debe manejarse con responsabilidad, entendiendo que lo único que va a mejorar nuestra deteriorada imagen será que se tomen medidas drásticas para cooperar abiertamente con los países que consideran que estamos ayudando a que se violen sus leyes. Nos guste o no, es así de simple… @drpichel

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

En riesgo se encuentra el tercer humedal de importancia internacional que tiene Panamá, tras la demanda millonaria que interpuso el político costarricense contra el Estado. Los indígenas reclaman posesión de las tierras.
Archivo

INVESTIGACIÓN POR TIERRAS EN BOCAS DEL TORO Estado panameño se defiende de demanda millonaria

PROCESO Comienzan los trámites para lograr la canonización de la panameña Ana Moreno

Anita Moreno nació en Macaracas y falleció en La Villa de Los Santos el 11 de noviembre de 1977.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

18 Oct 2017

Primer premio

3 2 8 1

ABAD

Serie: 12 Folio: 5

2o premio

3063

3er premio

2981

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código