COMPORTAMIENTO ECONÓMICO

El mito de la inflación atribuida a los extranjeros: Félix Puga

¿Cuántas veces hemos escuchado decir a personas de cualquier estrato social –y con una contundente propiedad– que la inflación en Panamá vino por la llegada masiva de extranjeros? Asumo que en muchas ocasiones e inclusive de personajes influyentes en este país. Una percepción tan generalizada debería tener sustento tangible, sin lugar a dudas. Por eso, me dispongo a probar que es un mito basado en prejuicios y falsedades.

Es innegable que Panamá ha crecido de manera vertiginosa y que la razón principal de las inversiones foráneas que superan los mil millones de dólares son evidentes: Una economía dinámica, ventajas fiscales casi insuperables, estabilidad política y una moneda estable. Si bien esta entrada de capitales tuvo repercusión en la subida de precios, recordemos que más incidencia tuvo en el acceso a crédito para empresarios y emprendedores, y sus consecuentes beneficios para industrias de construcción, servicios comerciales de todo tipo y en la creación de puestos de trabajo directos. Es más positivo para el panameño común que este dinero esté aquí que en otro lado.

Lo mismo podemos decir de la inmigración de miles de personas que vinieron a este país a trabajar en servicios informales de todo tipo. Lo aceptemos, o no, esta gente está trabajando. Ya sea como domésticas, en spas, salones de belleza, en la venta de comida, etc. Ellos consumen en Panamá con capital propio, que se queda en nuestros supermercados, en nuestras viviendas de alquiler, en nuestras tiendas e inclusive en los impuestos que se pagan por el envío de remesas. Deberíamos verlos como una oportunidad beneficiosa. Si se regularizan en el país, podrían aportar todavía más a un fisco insaciable y a una Caja de Seguro Social con pensiones que no cubrirá nuestra jubilación.

La inflación vino del monstruoso gasto estatal que hizo que la deuda nacional de 10 mil millones de dólares se duplicara durante el voraz gobierno pasado, con un incremento de 20% de la planilla estatal creciente que tenemos en la fuerza laboral, llena de botellas e instituciones inútiles de la que los extranjeros no son parte. Tampoco fueron los extranjeros quienes hicieron la ampliación del Canal, el Metro, los tres aeropuertos prácticamente sin usuarios; la cinta costera que termina en el mismo embudo; los estadios de fútbol para eventos a los que no van ni 3 mil personas; ellos no utilizan los ingresos del Canal en subsidios; tampoco aumentaron a más de 30% el salario mínimo, no incrementaron el sueldo del personal en servicios deficientes, como salud y educación; no subieron el Itbms en un 40%, ni protegen a los grupitos de interés cerrando el mercado de productos esenciales, y aumentando su precio.

La inflación es un fenómeno muy panameño. El argumento más común en su contra es el alza del metro cuadrado en unidades departamentales.

Decir que “ellos compran y encarecen las cosas”, suena simple y es un argumento simplón y viciado. Más influencia tiene el lavado de dinero en la absurda relación artificial entre bienes inmuebles y precios; más culpables son las megaobras de Martinelli que hicieron competir a la empresa privada con el Estado por materia prima que, a su vez, se disparó en el precio. Allí está la subida del precio por metro cuadrado.

Las críticas vacías se hacen debido a prejuicios basados en situaciones anecdóticas. “Me contaron que tal venezolana le hizo un desplante a equis persona que tampoco conozco y cuya veracidad no puedo confirmar”, son los juicios de valor que nacen de nuestra poca autoestima nacional. ¿Qué país hace movimientos nacionales para sacar a personas que hacen comentarios estúpidos en redes sociales?

Reitero, se hacen acusaciones sin sustento estadístico, tomando como referencia lo que repiten algunos comunicadores sociales que, a su vez, recogen comentarios de otras personas que, evidentemente, tampoco comprenden el tema. Esta práctica es irresponsable y poco ética. No es un pecado no saber de economía pero sí lo es que analfabetos económicos presenten, como hechos ciertos, los rumores y suposiciones que escuchamos a diario. Como panameño, espero que mis compatriotas entiendan que la inmigración es positiva cuando los extranjeros se integran a la sociedad. A los que ya están aquí les aconsejo que vean a este país como su casa, para que sus hijos y los nuestros se identifiquen y se traten como compatriotas.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Traspasan acciones a una fundación EU suspende restricciones a los diarios La Estrella y El Siglo

Eduardo Quirós, presidente del grupo GESE, (centro) fue el encargado de hacer el anuncio al personal de los periódicos la Estrella de Panamá y El Siglo.
LA PRENSA/Luis García

CONTROVERSIA Varela defiende decisión de dar día libre tras clasificación de Panamá

Varela restó importancia a la demanda, pero sentenció que ‘si lo tengo que hacer de nuevo, lo volvería a hacer de nuevo’.
Especial para La Prensa/Flor Bocharel

EL SERVICIO PÚBLICO DE ELECTRICIDAD Las secuelas de los apagones en Panamá

Las secuelas de los apagones
LA PRENSA/Gabriel Rodríguez

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Oct 2017

Primer premio

1 8 5 8

BDAC

Serie: 14 Folio: 15

2o premio

1668

3er premio

1396

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código