BALANCE DE GOBIERNO

Un inventario anual no muy halagador: Paulino Romero C.

Al finalizar el año 2015, vale la pena ensayar un inventario objetivo acerca de las actividades realizadas por el gobierno del presidente Juan Carlos Varela en el país. Cada año, en diciembre reflexionamos en torno al largo proceso de acciones oficiales frente a las múltiples necesidades de nuestro pueblo, generoso y noble. La ocasión es propicia, pues, para analizar la labor cumplida o no por el régimen Varela, durante los 18 meses (un año y medio) en el poder.

Mucho hay, sin embargo, en el producto del esfuerzo mancomunado del pueblo panameño, porque es su interés y anhelo, desde hace décadas, ver resueltos sus problemas fundamentales y mejorar sus condiciones de vida en materia de educación, salud, servicios sociales, ciencia, tecnología, economía y cultura.

Además, espera que Panamá mantenga un papel protagónico en el concierto de naciones del mundo.

En realidad el inventario de lo realizado por el gobierno no es precisamente halagador. Fueron muchas las promesas hechas durante la campaña política del año 2014, y un tanto decepcionantes lo cumplido hasta el momento. La educación anda sin rumbo, sin guía y sin propósito fijo; la salud así como los servicios sociales no han sido garantizados en la medida de lo prometido. La vieja práctica del nepotismo, favoritismo y amiguismo en los altos cargos públicos ha sido la tónica de esta administración.

La pobre gestión del Gabinete es lenta, como la del propio presidente Varela, y se nota mucha improvisación en la toma de decisiones. Instituciones como la Autoridad de Tránsito y Transporte Terrestre son un desastre, ni hablar del pésimo servicio de transporte público que indigna a los usuarios.

La Caja de Seguro Social va en franco retroceso, debido a la mala atención que reciben los asegurados. Hay hospitales en construcción que ya están en estado ruinoso; falta de medicamentos y médicos especialistas, etc.

El Instituto para la Formación y Aprovechamiento de Recursos Humanos está en modo de función mínima. Distribuye becas politiqueras y algunos funcionarios han caído en las garras del narcotráfico.

Además, la Lotería Nacional de Beneficencia comete errores históricos nunca vistos; el Ministerio Público, bajo sospecha de justicia selectiva; la Asamblea Nacional se ubica en su nivel más bajo de desprestigio por actos de corrupción; la Corte Suprema de Justicia es, igualmente cuestionada, por la morosidad en hacer justicia. En fin, todo el engranaje del gobierno Varela aparece bajo la censura pública, calificado de lento, ineficiente, negligente, figurativo y de apariencia más que de realidad.

Se cuestiona, también, la entrega de continuos subsidios a costa del erario, otorgados con el visto bueno del señor presidente.

La inseguridad pública y el descuido del aseo urbano (recolección de la basura), la demanda cotidiana por la falta de agua potable en grandes sectores de la comunidad nacional, es sin duda intolerable.

Se le ha sugerido, de muchas maneras al presidente Varela, que cambie el Gabinete en razón del poco rendimiento de sus actuales ministros y de otros altos funcionarios de instituciones autónomas, pero ello ha sido infructuoso. Se censura el uso de los fondos del erario en costosos viajes por parte de algunos funcionarios y del propio presidente, sin que rindan cuentas del resultado de esas “misiones”.

Si pudiéramos ponderar las actuaciones o realizaciones del actual gobierno, diríamos que lo más significativo fue la organización de la VII Cumbre de las Américas, celebrada en Panamá, el pasado mes de abril, igual que el inicio de la investigación de los actos de corrupción durante el gobierno anterior (del presidente Ricardo Martinelli 2009/2014).

He sugerido, en atención a mi condición de educador por dedicación fundamental, la planificación integral del sistema, como una medida sabia y bien pensada destinada a mejorar la calidad de la educación nacional, hoy postrada en la improvisación por la falta de un buen ministro y por el fatal sistema burocrático, que asfixia y paraliza el proceso educativo.

De igual manera, le recomendamos, una y otra vez, al presidente Varela, reorganizar su Gabinete, teniendo en cuenta la experiencia vivida, para orientar su gobierno hacia un nuevo rumbo democrático, en atención a los requerimientos del pueblo, el soberano.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Las secuelas de los apagones
LA PRENSA/Gabriel Rodríguez

EL SERVICIO PÚBLICO DE ELECTRICIDAD Las secuelas de los apagones en Panamá

POSIBLES PERJUICIOS AL PATRIMONIO DE LA UNIVERSIDAD DE PANAMÁ Contraloría: van $18 millones en lesiones

Terrenos alquilados.
LA PRENSA/Daniel González

CONTROVERSIA Varela defiende decisión de dar día libre tras clasificación de Panamá

Varela restó importancia a la demanda, pero sentenció que ‘si lo tengo que hacer de nuevo, lo volvería a hacer de nuevo’.
Especial para La Prensa/Flor Bocharel

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

18 Oct 2017

Primer premio

3 2 8 1

ABAD

Serie: 12 Folio: 5

2o premio

3063

3er premio

2981

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código