DÍA INTERNACIONAL

¿Por qué invertir en las niñas?: Roland Angerer

Son pocos los países donde los hombres y las mujeres tienen igualdad plena. En Latinoamérica tenemos esta deuda pendiente: no hemos logrado alcanzar este hito. Vivimos en una región pujante, en crecimiento. Y aunque en muchos de nuestros países las niñas tienen un rendimiento superior al de los niños en la escuela y en la universidad, siguen rezagadas en términos de acceso al poder político, igualdad de la remuneración, y más importante aún, siguen siendo las más pobres de los pobres.

La discriminación de las mujeres puede comenzar antes de que nazcan –en el mundo faltan 100 millones de niñas y mujeres por la práctica del aborto selectivo– y se mantiene a lo largo de toda la vida. El 50% de las agresiones sexuales mundiales lo sufren menores de 16 años. Ellas enfrentan muchos obstáculos para tener acceso a la educación.

En América Latina, el embarazo precoz, la violencia por causa del género, la deficiencia en la salud y nutrición, la falta de las bases de la educación temprana y la carga del trabajo doméstico y del cuidado a otros niños y niñas, son obstáculos para que terminen la escuela. Esta última práctica es común en nuestra región, y se añade a la delegación del cuidado de los hermanos pequeños en muchos hogares.

En Centroamérica hay lugares donde 8 de cada 10 están embarazadas antes de los 16 años, ya sea por un familiar (abuso), por costumbre, por presión... Esto es particularmente serio en la adolescencia, cuando están en el proceso de cambio de vida, pero no han desarrollado las destrezas o el conocimiento para protegerse de cualquier daño. Precisamente, durante esa etapa que necesitan más apoyo, es cuando el prejuicio y la discriminación –que las trata como personas menos importantes y desiguales en comparación con los niños– las coloca en mayor riesgo. Hay que romper el ciclo.

Los estudios aseguran que las niñas con educación tienen poder y pueden contribuir al romper el ciclo intergeneracional de la pobreza. Se determinó que un año adicional de educación secundaria aumenta los ingresos potenciales de una niña/mujer entre 15% y 25%.

Al educarlas, al darles cariño, salud y protección, prosperarán y mejorarán las vidas de todos los que las rodean.

¿Cuándo invertir en las niñas? La respuesta es ya. Ellas son el presente, no el futuro. Nuestras decisiones hoy impactan directamente sus vidas, sus comunidades, países y la región. El impacto es tanto social como económico.

Hoy, 11 de octubre, celebramos el segundo Día Internacional de la Niña. Es una fecha para reflexionar sobre los problemas que ellas enfrentan. Es hora de dialogar en el hogar, escuelas, municipios y parlamentos sobre los beneficios de invertir en nuestro mayor recurso: las niñas y adolescentes de hoy, que mañana serán madres, nueras, suegras, tías, sobrinas y maestras. Sin ellas, no existiríamos.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

PROCESO Comienzan los trámites para lograr la canonización de la panameña Ana Moreno

Anita Moreno nació en Macaracas y falleció en La Villa de Los Santos el 11 de noviembre de 1977.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

18 Oct 2017

Primer premio

3 2 8 1

ABAD

Serie: 12 Folio: 5

2o premio

3063

3er premio

2981

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código