DEMANDA DE IGUALDAD

Desde la jaula: Agustín Clément

Es interesante ver cómo especialistas en todo o “todólogos” opinan a diestro y siniestro sobre los más diversos temas, en especial sobre los que no les afectan directamente a ellos ni tienen nada que ver con sus vidas. Por ejemplo, individuos que andan en carros lujosos y que jamás han tomado un taxi escribiendo en páginas de opinión, como esta, sobre el pésimo sistema de transporte; obispos célibes sin útero hablando de “ser mujer” y la familia tradicional; heterosexuales opinando sobre el lobby gay. Me hacen reír.

Luego de ojear un extenso tratado sobre la cuestión homosexual publicado aquí con harta verborrea científica por un especialista en la salud, me sentí como un león enjaulado que es observado por un ser que opina a su antojo sobre mi vida, sin tener la más pálida idea de lo que es estar del lado de acá de los barrotes. No solo eso, era más que obvia la lucha interna de este psiquiatra por plantear todo lo que leyó en la última revista científica y que no chocara con su grupo de oración católica. Así que dejó claro que aunque no es una enfermedad ser gay, no debemos adoptar ni casarnos ni ofender a las mayorías (ellos) con los que nosotros creemos son reclamos justos. También dejó claro que los gais que se expresan de forma afeminada deberían controlarse y no echar tanta pluma para respetar las tradiciones, cultura y religión de los demás. ¡Plop!

Me gustó empero su artículo, pues entendí que la raíz de mi “problema” estuvo cuando el espermatozoide de mi papá penetró con dificultad el óvulo de mi mamá; o cuando el feto en gestación (yo) fui sacudido con violencia y sentí miedo y eso me volvió afeminado; o cuando por azar un cromosoma se acomodó donde no le tocaba y decidió ser rosa en lugar de celeste; o cuando al bebé recién nacido (yo) le cambiaron teta por mamadera y mi psiquis estalló en confusión... así nació la homosexualidad aprendí en ese escrito. Gracias a Zeus, poco a poco y léanme con tono de Discovery Channel, se desecha la idea de que esto es una sinvergüenzura, una elección, un camino de perdición que escogimos porque somos aberraciones de la creación de algún dios. La ciencia ya dio en el clavo y aunque me sienta como muestra de saliva en el microscopio... hemos avanzado.

¿Y cuál es el siguiente paso de la medicina moderna? Curarnos, obviamente. Para qué invertir tanto esfuerzo en saber científicamente el origen de algo si no es para alterarlo. Es más fácil, que la ciencia invierta en modificar los genes homosexuales “heredados” o monitorear el cerebro en las etapas embriológicas iniciales, que apelar a una sociedad en la que, no importa con quién te acuestes, te traten como un ser humano. Es que sí importa ser homosexual o lesbiana... si no importara, si a la gente le diera igual lo que cada quien hace con su vida, yo no estaría escribiendo esto.

Por ejemplo... nunca le importó a nadie que se utilizara el término matrimonio para la unión civil que no era en la Iglesia. La palabra matrimonio, que reclama la Iglesia católica como suya, como el sacramento sagrado, como la base de todo... un día cuando los tiempos cambiaron y la Iglesia (por suerte) perdió todo su poder y dejó de llevar el registro civil de cuanto ciudadano venía al mundo... pasó a los juzgados y le siguieron llamando matrimonio. A nadie le importó. Claro, porque no había homosexuales metidos en el baile. Basta con que un gay ahora quiera unir su vida con otro (civilmente) para que se le niegue el derecho a la palabra matrimonio. Ahora resulta (y ya no saben ni qué inventar) que el origen del matrimonio es para preservar la especie y proteger la descendencia... y como dos del mismo sexo no pueden... pues ¡Negado! Es interesante todo esto. Porque dos heterosexuales hombre y mujer estériles sí tienen derecho al matrimonio civil en un juzgado aunque no puedan tener hijos. Y sí existe la posibilidad de que adopten, porque claro... no son degenerados, como nosotros los homosexuales y lesbianas. Cuatro seres humanos divididos en dos parejas. Ninguna de las dos puede entre sí procrear, pero una de ellas, la heterosexual, sí tiene todos los derechos. A la otra, la pareja gay incluso se le quiere vender la idea de que acepten una unión consensual civil de segunda categoría llamada todo, menos matrimonio. ¿Lo apropiado? Por favor.

Este escrito no está libre de apasionamientos. Ninguna lucha lo está. Libre de pasiones solo está la gente que es feliz en su casa sin ser discriminada, la gente que lo tiene fácil, los todólogos están libres de pasión... solo opinan... pero no viven y menos sufren. Esa gente que ve los toros desde la barrera ignora lo que es no poder ir a la secundaria ni que no les quieran abrir una cuenta en un banco por ser transexual. No tienen idea del dolor que se siente que no le puedas donar sangre a tu madre moribunda en el Seguro Social porque no aceptan sangre de homosexuales que se les note... de heterosexuales promiscuos sí tienen lleno el banco de sangre, pero de gais no... ¡Enhorabuena!

Es fácil llamar apasionado al león cuando ruge dentro de su jaula. El todólogo sereno se va a su casa cuando le dé la gana. El león, en cambio, no puede regresar a su selva, no son iguales. Las mayorías deberían tener consideración con las minorías, no al revés. El fuerte debería proteger al débil, no al revés. Las minorías ya tenemos obligaciones y las cumplimos, ya pagamos impuestos, estudiamos, somos profesionales y productivos, ¿qué más quieren? Los gais, lesbianas, bisexuales y transexuales no pedimos respeto para que nos respeten, exigimos igualdad. La Igualdad se toma, se arrebata, no se pide permiso para cogerla, igual que la libertad. ¡Feliz día del Orgullo Gay!

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

PROCESO Comienzan los trámites para lograr la canonización de la panameña Ana Moreno

Anita Moreno nació en Macaracas y falleció en La Villa de Los Santos el 11 de noviembre de 1977.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Oct 2017

Primer premio

6 0 4 8

BDDC

Serie: 7 Folio: 8

2o premio

5559

3er premio

9849

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código