Exclusivo: El primer capítulo de 'Origen', última novela de Dan Brown, este domingo en la edición impresa de La Prensa.

CAMBIO CLIMÁTICO Y VULNERABILIDAD

El laberinto de la crisis: Orlando Acosta Patiño

La vulnerabilidad climática es resultado de condiciones extremas en el clima que afectan al planeta y de los impactos que tienen en la sociedad o en un ecosistema. La vulnerabilidad climática es un fenómeno global y tiene efectos importantes en toda la dimensión de la realidad como la conocemos, tal como ocurrió con las recientes inundaciones en Colón, Arraiján, La Chorrera y Capira.

Se visibilizan varias aristas al problema, desde cuestionamientos en la construcción de casas en áreas vulnerables y diseños inapropiados, hasta la presumible ejecución de obras apresuradas que incumplen requisitos técnicos-administrativos-ambientales, amparadas bajo fines políticos de la agenda de gobierno de cinco años. Lo real y doloroso es la población de panameños vulnerables que hoy no tienen casa, alimentos ni agua para beber; pueblos incomunicados tras el colapso de infraestructuras y con pérdidas económicas millonarias. En la categoría de pérdidas invaluables y sin posibilidad de ponderar están las vidas humanas.

La falta de capacidad de las instituciones para manejar las crisis o emergencias, coloca la discusión de los políticos en el uso del Fondo Soberano, que se debate entre argumentos de pertinencia, transparencia y posible corrupción.

La crisis ambiental, urbana, hídrica, de infraestructura y sanitaria tiene varias lecturas. La ausencia de una política de Estado con relación al cambio climático y el desarrollo del plan nacional sectorial para reducir la vulnerabilidad con relación al mismo fenómeno es parte de ello. Estos dos elementos articularían una acción concertada, científica y organizada que aborde, analice, prevea y resuelva un escenario de crisis como resultado del cambio en el clima. La realidad es que las lluvias constantes y abundantes han tenido consecuencias inmanejables en lo urbano, sanitario, alimentario, en caminos, puentes y carreteras, en el abastecimiento de agua, en el turismo y en los recursos costeros. En otras palabras, toda la dimensión del escenario del desarrollo de la sociedad panameña está afectada por el cambio en las condiciones del clima. En Panamá esta realidad no suma votos ni se traduce en gorras, jamones ni en una sarta de ajos regalados en la plaza del hemiciclo legislativo. La realidad demuestra que no estamos tomando decisiones científicas para prever las dificultades que el cambio climático impone.

Las inundaciones, los deslizamientos, el colapso de carreteras y puentes, los desaparecidos y la falta de agua potable son el laberinto en el que el Ejecutivo, como minotauro ávido de sangre, olfatea los millones de recursos “soberanos” para atender la crisis que hubiera sido posible prever con una visión tecnocrática, promovida y coordinada por el Estado bajo la administración de gobierno. La crisis es previsible, es un asunto que atañe a la política de Estado con relación a vulnerabilidad y al cambio climático.

La discusión del uso del Fondo Soberano no llega siquiera a abordar esa dimensión. Lo que sí se puede prever es la posibilidad de solventar el déficit fiscal que ha provocado el exceso de proyectos llave en mano contratados por esta administración gubernamental. La remota posibilidad de evaluar la capacidad técnica y de logística de las empresas locales para ejecutar obras en el contexto de emergencia, es real. La mayoría de las empresas, locales y extranjeras, están con las manos llenas y la propuesta de crear empresas fantasmas es una nube que, como gallotera, avanza para hacerse soberanamente de los fondos públicos y dar respuesta a la catástrofe en que estamos inmersos.

Es necesario fortalecer la institucionalidad del Estado mediante el reconocimiento de los instrumentos científicos de gestión ambiental y territorial, para enfrentar el cambio climático y reducir la vulnerabilidad. Hablamos de una Autoridad Nacional del Ambiente fortalecida con un sistema de evaluación ambiental técnicamente robusto; con un sistema de cuencas hidrográficas que integre la gestión de agua; con un Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial formulando, discutiendo y validando esquemas de ordenamiento y planificación del territorio; un Ministerio de Salud con un sistema de atención primaria en eventos de crisis; un Ministerio de Obras públicas que integre la visión de vulnerabilidad hídrica en sus esquemas operativos de planificación y diseño; una coordinación efectiva en la cuenca del Canal para reducir el impacto de los cambios del clima entre la población y el ambiente.

El Estado y las instituciones de gobierno tienen que ser dotados de recursos humanos y financieros; fomentar el respeto a la institucionalidad y a los procesos de evaluación ambiental y territorial en los que la dimensión de vulnerabilidad y cambio climático permee todas las esferas de acción gubernamental. Es responsabilidad de todos exigir que nuestros gobernantes y administradores se vuelquen al interés social y colectivo para enfrentar los problemas que impone el cambio climático. Aquí yace la responsabilidad soberana de nuestros gobernantes, no en discursos demagógicos ni asistencialistas que no resuelven el tema de fondo, bajo una visión de largo plazo.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Bomberos sofocaron el incendio.
Especial para La Prensa/Flor Bocharel

REOS Ministerio Público investiga incendio en la cárcel de David

CONTROVERSIA Varela defiende decisión de dar día libre tras clasificación de Panamá

Varela restó importancia a la demanda, pero sentenció que ‘si lo tengo que hacer de nuevo, lo volvería a hacer de nuevo’.
Especial para La Prensa/Flor Bocharel

EL SERVICIO PÚBLICO DE ELECTRICIDAD Las secuelas de los apagones en Panamá

Las secuelas de los apagones
LA PRENSA/Gabriel Rodríguez

POSIBLES PERJUICIOS AL PATRIMONIO DE LA UNIVERSIDAD DE PANAMÁ Contraloría: van $18 millones en lesiones

Terrenos alquilados.
LA PRENSA/Daniel González

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Oct 2017

Primer premio

1 8 5 8

BDAC

Serie: 14 Folio: 15

2o premio

1668

3er premio

1396

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código