EL FUTURO DEL PAÍS

Las lecciones de El Bebedero: Mitchell Doens

He escuchado comentarios disímiles sobre las elecciones del corregimiento de El Bebedero. Algunos señalan que se trata de un corregimiento sin importancia, con solo mil 128 electores y que, por lo tanto, no es una muestra importante que indique contundentes tendencias y preferencias políticas por parte del gran conglomerado nacional de electores. Otras sostienen que en El Bebedero no se juega en el plano electoral nada de importancia táctica ni estratégica y que la presencia de políticos en el lugar no tiene sentido.

Discrepo con quienes sostienen estas opiniones por superficiales y cortas de miras. Pensar que esta elección, independientemente de la magnitud del electorado, no tiene importancia indica poca sintonía con la política nacional actual, ya que la forma como se desarrolló el proceso y sus resultados en las urnas tendrá consecuencias para el futuro de la democracia panameña.

Se equivocan si solo piensan que se trata de un simple problema matemático, cuantitativo, de un frío cálculo estadístico al margen de los problemas por los que atraviesa el país. Se equivocan si piensan que los problemas cualitativos creados por este gobierno no son dignos de ser evaluados por los ciudadanos de El Bebedero y por la manera en que el Gobierno, el Presidente de la República, la oposición, el Tribunal Electoral y la ciudadanía en general se conduzcan en este evento electoral.

Y es que esta actividad se desarrolla en medio de cuestionamientos y escándalos del Gobierno, de denuncias sobre corrupción y coimas millonarias; en momentos en que el mandatario presenta una imagen desfavorable en las encuestas por su praxis diaria, por la ausencia de ética política y por los negativos ejemplos con la compra de conciencias de políticos que ayer eran sus adversarios y hoy, por 30 monedas, venden sus conciencias.

El Bebedero conoció de ese transfuguismo que venía acompañado con las promesas de mejores días para la comunidad, con inversiones y soluciones para la misma, como compensación al cambio de partidos de representante y alcalde. Sin embargo, la comunidad de El Bebedero no vería durante los dos años y meses de gestión del Gobierno la cruz de su rosario.

Y no podía ser de otra manera. Igual suerte que El Bebedero han corrido todas las experiencias de transfuguismos, traición y colaboracionismo de quienes ganaron con una bandera política las pasadas elecciones y hoy se cobijan con la del Gobierno. Y ello es así porque el presidente Ricardo Martinelli tiene su atención puesta en otras acciones que más velan por sus ambiciones y cálculos crematísticos que por las necesidades de estas humildes comunidades, desdeñadas por los comentaristas de marras.

Anunciada las elecciones de El Bebedero apareció la presencia apabullante de las agencias del Gobierno y de los dirigentes de CD en la comunidad, ofreciendo becas, puestos públicos, materiales de construcción, bolsas de alimentos y demás bienes y materiales públicos. Es un acto que refleja la desesperación política de Ricardo Martinelli, además de un grave delito electoral.

Y lo que es peor: es un claro ejemplo de lo que se presagia en las próximas elecciones generales de mayo de 2014. Porque el desprestigio y el deterioro del Gobierno y el fiasco que ha resultado Ricardo Martinelli como mandatario lo llevan a la desesperación y a desarrollar estas nefastas prácticas que afectan el sufragio universal y ponen en duda el funcionamiento de nuestro sistema político.

Ese es el fondo de este ejercicio político-electoral en esta retirada comunidad.

Por eso, en El Bebedero de Tonosí, a pesar de lo que piensen y digan los “despistados” sobre la poca importancia de esas elecciones, está en juego la estabilidad del futuro político de la nación. La lectura del más despistado de los lectores sobre este acontecimiento electoral es que lo único que Ricardo Martinelli y sus colaboradores persiguen, aparte de burlarse de la inteligencia y de la dignidad de los panameños, es mantenerse en el poder como sea, para seguir llenando sus bolsillos con el saqueo de las arcas públicas, con contratos sobrevalorados, con comisiones oscuras y escondidas en operaciones internacionales –como el escándalo de los 30 millones de Finmecanica–, sin controles de la Contraloría y sin los contrapesos de los órganos del Estado y la vigilancia de los medios sociales de comunicación y de los periodistas a quienes ha intentado amordazar.

Por eso la importancia de las elecciones en El Bebedero. Nos jugamos el futuro del país.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

En riesgo se encuentra el tercer humedal de importancia internacional que tiene Panamá, tras la demanda millonaria que interpuso el político costarricense contra el Estado. Los indígenas reclaman posesión de las tierras.
Archivo

INVESTIGACIÓN POR TIERRAS EN BOCAS DEL TORO Estado panameño se defiende de demanda millonaria

PROCESO Comienzan los trámites para lograr la canonización de la panameña Ana Moreno

Anita Moreno nació en Macaracas y falleció en La Villa de Los Santos el 11 de noviembre de 1977.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

18 Oct 2017

Primer premio

3 2 8 1

ABAD

Serie: 12 Folio: 5

2o premio

3063

3er premio

2981

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código