COLÓN COMO PATRIMONIO HISTÓRICO

Una ley que frena el desarrollo: Roberto Cedeño

En un artículo publicado en este diario el pasado mes de abril, mencioné esta ley y aclaré mis señalamientos sobre el tema. Mediante la Ley 47 de 8 de agosto de 2002, se declaró como Conjunto Monumental Histórico, el Casco Antiguo de la ciudad de Colón.

En su artículo 1, la ley menciona que se declara Conjunto Monumental Histórico el Casco Antiguo de la ciudad de Colón, formado por las manzanas y las calles que corresponden al trazado urbano original de la ciudad, comprendido dentro de los siguientes linderos...

El artículo 2 menciona 19 edificaciones de la ciudad de Colón como monumentos históricos. Una de esas edificaciones desapareció por un incendio (Casa de Aminta Meléndez, situada entre Calle 3, avenidas Meléndez y Central). Y otras, por ejemplo, el edificio de la antigua Gobernación y la Casa Wilcox, están en franco abandono y deterioro, próximas a la ruina.

En el artículo 3 y 4 se declaraban como monumentos históricos nueve conjuntos de edificaciones y siete espacios abiertos públicos.

En el artículo 5 se confirmaba la colocación, en un lugar visible de las edificaciones indicadas en los artículos 2, 3 y 4, de una placa alusiva para indicar que el respectivo edificio había sido declarado monumento histórico nacional y la ley que lo declaró (esto tampoco se hizo).

En el artículo 6 se confirma que el mantenimiento y conservación de los monumentos históricos declarados en esta ley estará a cargo del Instituto Nacional de Cultura, a través de la Dirección Nacional de Patrimonio Histórico.

Finalmente, establece esta ley que el Ejecutivo proveerá los recursos requeridos por el Instituto Nacional de Cultura para su ejecución a partir de la vigencia fiscal, después de su promulgación. Sus artículos son un ejemplo de demagogia, veamos:

1. No se establece ningún fondo ni previsión ninguna para el mantenimiento de las múltiples edificaciones mencionadas en esta ley.

2. Se establece, simplemente, que el Ejecutivo proveerá los recursos que necesitaría el Inac para implementar esta ley en la próxima vigencia fiscal (recordar que la ley es del año 2002 y, obviamente, esto nunca se hizo).

3. Se dificulta a cualquier empresario que esté interesado en invertir en un proyecto inmobiliario en la ciudad de Colón, ya que al hacerlo se encuentra con la exageración de que todas las edificaciones de la ciudad son intocables por ser Patrimonio Histórico. Este empresario, si tratara de derribar alguna estructura antigua y, probablemente, en ruinas, tendría que cumplir los requisitos para remodelar unos supuestos monumentos históricos, como si esta estructura fuera realmente una joya arquitectónica. Por todo lo anterior, está la disyuntiva entre remodelar la casa antigua y ruinosa como si fuera monumento histórico, con los altos costos que esto implica, o no realizar el proyecto, que es lo que normalmente ocurre, y no se crea riqueza para un área que lo necesita urgentemente.

4. No se crearon incentivos, sino restricciones para los que quieren desarrollar proyectos en estas áreas deprimidas y, reitero, lo adecuado, como en el caso del Casco Antiguo de la ciudad de Panamá, es crear incentivos por un tiempo determinado, por ejemplo, cinco años.

Esta ley es una muestra más de la improvisación que, generalmente, los gobiernos presentan cuando se trata de proteger nuestro patrimonio histórico y nuestra identidad como nación, libre y soberana. Las administraciones gubernamentales han hecho promesas grandilocuentes sobre el tema, pero al final lo que nos han entregado son monumentos abandonados y en ruinas. Lo mencionado ocurre en la ciudad de Colón, en Portobelo y en el interior del país.

Lo conveniente en estos temas es involucrar realmente, no solo en papel, a la empresa privada en patronatos efectivos y eficientes, tal como el de antigua ciudad de Panamá, que no solo busquen la conservación de esos edificios y monumentos históricos y nuestra herencia cultural, sino que logren que esos sitios sean autosostenibles, incluso, que a futuro sean grandes atracciones turísticas por la gran cantidad de nacionales y extranjeros que los visitarían si estuvieran en condiciones adecuadas de conservación, limpieza y acceso cómodo para los interesados. Ejemplos a imitar, el conjunto monumental del Viejo San Juan, en Puerto Rico y Cartagena de Indias, entre otros.

Lo más negativo de esta ley es que no se le dio la categoría de monumento histórico a los edificios que realmente lo merecían, sino a áreas geográficas completas para satisfacer caprichos de políticos, sin dar nada tangible a los habitantes de Colón, solo promesas, como ocurre desde hace décadas.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Oct 2017

Primer premio

6 0 4 8

BDDC

Serie: 7 Folio: 8

2o premio

5559

3er premio

9849

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código