CRISOL DE RAZAS

Un poco de lógica por favor: Bogdan Kwiecinski

Una vez más me permito tomar la palabra en este tema, al contemplar las expresiones de múltiples gremios y asociaciones profesionales y cívicas en lo concerniente al desafortunado programa Crisol de Razas.

Ya es tiempo de ponerle fin al negociado que se creó durante la pasada administración de Migración, pues se trata de una locura descomunal (inexistente en otras naciones del mundo), cuyo único afán es la oportunidad de obtener dinero fácil (solo 50 millones de dólares), a costa del gremio de los abogados y de las clases populares.

A ver si alguien me puede dar algún ejemplo de otro país del mundo en el que se observe tal práctica, sea en la Patagonia o en Zimbabue. No busquen, porque no lo hay, esto solo ocurre aquí en Panamá. Por eso, propongo que el funcionario al que se le ocurrió esa idea, sea condecorado con la “medalla a la insensatez”.

Hasta la administración del gobierno durante la dictadura militar sacó mayor provecho en este tema, pues de hecho vendió miles de pasaportes panameños a inmigrantes de origen chino por un valor estimado entre 10 mil y 20 mil dolares por cabeza. De forma que al “legalizar” a 50 mil chinos se ganaron cerca mil millones de dólares.

Son válidos los argumentos que señalan que ese programa afecta al gremio de los abogados, al igual que ocasiona perjuicios a las clases populares, porque afecta de forma negativa el mercado laboral.

Un simple ejercicio matemático deja al descubierto el enorme daño hecho, veamos. Hasta ahora con las 14 ferias celebradas entre julio de 2010 y abril de 2014 se regularizaron casi 50 mil extranjeros (La Estrella de Panamá, 12/9/ 2014), que aportaron al fisco cerca de 50 millones de dolares. Ahora bien, los medios indican que el 70% de estos inmigrantes no solicita permisos de trabajo.

¿Qué significa esto? He aquí el meollo del problema, pues el 70% de esos 50 mil inmigrantes, suman 35 mil personas que se quedan en Panamá, ¿haciendo qué?

Antes de que alguien me acuse de xenofobia, aclaro que yo también fui inmigrante. Llegué a Panamá en 1998 y mis credenciales eran lo suficientemente sólidas en ciencias y tecnología, es decir, me gané la residencia por mis méritos. Así que no me opongo a que el Estado los reciba, pero debe hacerlo de forma selectiva, tal y como ocurre en otras naciones. Es decir, abrirle las puertas a los ingenieros, a los médicos a los electricistas, a los plomeros, a los procesadores de alimentos y a otros profesionales que vengan a sumar, no a restar.

¿En qué contribuirán esos 35 mil inmigrantes al desarrollo de Panamá? ¡En nada! Solo aumentarán las cifras de pobreza, porque Panamá ya está lleno de pobres. Ellos competirán con los panameños no instruidos por los trabajos informales, y si las autoridades les dan la oportunidad no dudarán en traer a otros familiares (madres, padres y cónyuges).

Además, al menos la mitad de mujeres de ese grupo tendrá más de un hijo, esto significa que nos enfrentaríamos dentro poco a una avalancha de niños empobrecidos, hijos de padres en la misma condición de marginalidad. A estos niños y a sus madres habrá que proporcionarles servicios médicos y educación gratuita. Si consideramos que cada escolar en el sistema público le cuesta al Estado mil dólares, entonces el gasto mínimo que podemos esperar para cubrir la educación de los hijos de esos inmigrantes sería cercano a los 40 millones de dólares por año. Y de ñapa, también recibirán el regalo de las becas escolares, más transporte subvencionado.

En fin, nunca me preocupé al escuchar el eslogan “los locos somos más”. Lo que sí me preocupa ahora es que, tal y como vamos, “los pobres seamos más”, pues de seguir estas prácticas nunca eliminaremos la pobreza.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Las secuelas de los apagones
LA PRENSA/Gabriel Rodríguez

EL SERVICIO PÚBLICO DE ELECTRICIDAD Las secuelas de los apagones en Panamá

CONTROVERSIA Varela defiende decisión de dar día libre tras clasificación de Panamá

Varela restó importancia a la demanda, pero sentenció que ‘si lo tengo que hacer de nuevo, lo volvería a hacer de nuevo’.
Especial para La Prensa/Flor Bocharel

INVESTIGACIÓN POR TIERRAS EN BOCAS DEL TORO Estado panameño se defiende de demanda millonaria

En riesgo se encuentra el tercer humedal de importancia internacional que tiene Panamá, tras la demanda millonaria que interpuso el político costarricense contra el Estado. Los indígenas reclaman posesión de las tierras.
Archivo

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

18 Oct 2017

Primer premio

3 2 8 1

ABAD

Serie: 12 Folio: 5

2o premio

3063

3er premio

2981

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código