ENDOSO DE CONFIANZA

El 4 de mayo...: María Nelly Broce de Figueroa

Me volvió el alma al cuerpo... Había perdido la esperanza de superar la mediocridad, la chabacanería, la imposición, la improvisación, las dudas por licitaciones y contratos, la provocación permanente y reiterada en cada aspecto de la vida ciudadana que nos llenaba de una situación de impotencia.

No me perdonaba el haber avalado con mi voto la entrada al “Gobierno del Cambio”.

Ante la vertiginosa acción innegable en la construcción de estructuras que cambiaron el paisaje y el entorno y agravaron los problemas citadinos, mi espíritu tocó fondo. Asumí que formaba parte de una ciudadanía conformista que se guardaba cómoda entre los barrotes de su residencia y permitía a grupos aislados que hicieran su protesta.

No supe interpretar la “calma chicha”. Sorprendentemente, los ciudadanos estaban agazapados, como felinos vigilantes, esperando el 4 del 5 para meter las garras en las urnas. Los resultados de la elección presentan una diversidad que nos remite cantidad de mensajes, propios de países con enfoques superiores al común patio tropical.

La votación del 8-7 responde a la calidad del elector que nos exigía un aporte intelectual que ofreciera una oportunidad a varias corrientes e independientes para cambiar el clima imperante en la Asamblea, misión que a mi juicio cumplirá con eficiencia Ana Matilde Gómez.

En adelante, la oferta electoral de cada lustro debe dar la oportunidad a electores para escoger a ciudadanos postulados para diputados que tengan una buena imagen y trayectoria, lo que garantizaría el equilibrio y la acción que debe ser propia al Órgano Legislativo y que se establecerá claramente con la instalación de la constituyente. Hay que destacar, entre los mensajes, las evidencias que ellos reflejan:

1. La reafirmación de los valores y el voto a conciencia que responden a una decisión propia, al llamado de las iglesias, organizaciones y gremios.

2. El rechazo a la recomendación de los notables y de panameñistas renegados que no le aportaron ninguna membresía al CD.

3. La acertada selección de los electores para quien mostrara el mejor liderazgo, conciliador, empinado ante los ataques, con un entorno familiar armónico, el amor (no el temor) a Dios. Aunque los otros candidatos tenían secuestrado al Señor. “Dios primero, Dios primero”, repetían tantas veces como cupiera en un discurso hasta sonar falso.

4. Se eligió al partido al que se le conocen faltas, errores y omisiones, pero no lacras partidarias históricas.

5. Se respondió al desarrollo de planes y programas de “El Pueblo Primero” que enfoca como prioritaria la solución a las añejas carencias del pueblo, agua potable, canasta básica, seguridad y transporte, tan requeridas y tan ignoradas. Tal vez si CD hubiera alterado “el orden de los factores” no se hubiera alterado “el producto”, pero dejar los megaproyectos para último no favorecía a los megacostos.

6. Aunque hubiéramos deseado una reacción más drástica, debemos reconocer que quienes recibieron “apoyos” respondieron a sus “benefactores” con cierta cuota de lealtad que los mercenarios del voto deben agradecer, aunque se les pasó la factura, consideramos que deben poner las bardas en remojo.

7. Se demostró el rechazo al costo de la campaña a los insultos, calumnias y amenazas, y que el dinero solo compra algunas conciencias.

8. El mensaje más esperanzador lo ofreció el aporte de la Estrella Verde, que una vez más ofrece su respaldo al panameñismo. Quienes conocen la historia saben de su lealtad al defender a Arnulfo, a Endara, y ahora a Varela. El partido que dirige Milton Henríquez debe exigir la misma lealtad y altruismo de parte de sus aliados. Tengo la certeza de que la mayoría de los votos de la Estrella Verde proviene de una membresía que “estaba en barbecho” desde 2005, y que en esta vuelta demostró que los preceptos ideológicos y la formación recibida de la Democracia Cristiana no fueron en vano. ¡Milton, llegó la hora!

9. La cereza del pastel la ofreció el electorado por su impresionante conducta correcta, serena, reservada y prudente, no hubo estridencias ni poses mediáticas. Qué elección. ¡Gracias pueblo panameño por devolverme la fe!

Tenemos, como broche respetuoso, un mensaje para el señor Presidente; en él reconocemos el endoso de confianza del pueblo que sugiere su anhelo de que demuestre su estirpe, honradez y valores familiares y cristianos. Se impone la consulta, las respuestas pensadas, la planificación lógica y científica, elementos y aspectos característicos que demuestran también la personalidad de nuestra vicepresidenta María Isabel Saint Malo. ¡Luz y éxito en el largo camino!

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Las secuelas de los apagones
LA PRENSA/Gabriel Rodríguez

EL SERVICIO PÚBLICO DE ELECTRICIDAD Las secuelas de los apagones en Panamá

POSIBLES PERJUICIOS AL PATRIMONIO DE LA UNIVERSIDAD DE PANAMÁ Contraloría: van $18 millones en lesiones

Terrenos alquilados.
LA PRENSA/Daniel González

CONTROVERSIA Varela defiende decisión de dar día libre tras clasificación de Panamá

Varela restó importancia a la demanda, pero sentenció que ‘si lo tengo que hacer de nuevo, lo volvería a hacer de nuevo’.
Especial para La Prensa/Flor Bocharel

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

18 Oct 2017

Primer premio

3 2 8 1

ABAD

Serie: 12 Folio: 5

2o premio

3063

3er premio

2981

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código