CONTINUISMO

Es mentira...: Dorindo Jayan Cortez

Que en Panamá se dan respuestas socialmente saludables para la población es mentira. Es verdad que se hacen obras importantes, así como han hecho las últimas administraciones de gobierno respecto al desarrollo urbano, pero se centralizan principalmente en la capital. El resto del país está abandonado.

Es verdad que, como nunca antes, el acceso a los alimentos es una gran calamidad. No es cierto que haya un buen consumo.

Es mentira que se viva mejor con el Metro Bus, pero nos dice que será fabuloso cuando llegue el metro. Las quejas, el desorden y el mal trato son la tónica de este servicio público, culpable de tanto descontento y frustración. Quienes postulan “que todo está bien” (los oficialistas) les falta agregar que “está bien” para ellos, los que no sufren las consecuencias de estas deficiencias.

Es mentira que en el campo y en los barrios la gente disfrute un mejor nivel de vida. El sostenido crecimiento económico, por encima del resto de los países de la región, no llega a los pobres ni a los sectores medios. Lo único cierto es que los ricos (los que gobiernan) ahora lo son más. Y cuantifican enormes ganancias venidas del erario. Porque es falso que administren con transparencia.

Es mentira que se imparta mejor justicia, si es que así se le puede llamar. El Judicial está al servicio del Ejecutivo; es una justicia secuestrada. Los procesos que prosperan, y se amañan, son aquellos en contra de los opositores (Balbina) o de chivos expiatorios (Pellegrini). En otros casos (imaginémonos cuáles) se mira para otro lado y hay oídos sordos ante los evidentes hechos de corrupción gubernamental.

Es mentira que haya mejorado la seguridad, más bien hay miedo ante el incremento escandaloso de la violencia. Los gastos millonarios (aún no aclarados en cuanto a los radares y helicópteros) no son para proteger al panameño “de a pie”, al pequeño comerciante, a los profesionales; sino para los programas de políticas externas con que se combate la narcoactividad y se mercadean los “resultados” para fines propagandísticos.

Es mentira que se hayan cumplido las promesas. Por el contrario, para defender y proteger intereses sectarios (es decir, sus propios intereses) se han sacrificado vidas humanas, de niños incluso, como ocurrió en Bocas del Toro, en la comarca Ngäbe Buglé y en Colón. Las heridas aún están frescas.

Por todo lo anterior, resulta que es una gran mentira que sean ellos, los del “cambio”, la alternativa para seguir administrando al país. Son, más bien, el continuismo de un gobierno autoritario, guardianes de una política que estrangula el erario, que les permite enormes beneficios.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

PROCESO Comienzan los trámites para lograr la canonización de la panameña Ana Moreno

Anita Moreno nació en Macaracas y falleció en La Villa de Los Santos el 11 de noviembre de 1977.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

18 Oct 2017

Primer premio

3 2 8 1

ABAD

Serie: 12 Folio: 5

2o premio

3063

3er premio

2981

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código