PARO MÉDICO

¿Quién se ocupa de los pacientes?: David A. Ocalagán B

No es nada fácil ser paciente y usuario permanente de los servicios que brinda el sistema de salud público, por eso jamás podré estar de acuerdo con las huelgas de sus trabajadores, por más justificadas que sean. Los daños directos y colaterales que causan a los pacientes no pueden ser medidos, solo el enfermo y su familia sabrán los efectos adversos que ocasiona perder un tratamiento, una cita médica programada, una operación, una evaluación de radiología y demás.

El origen de las huelgas laborales es el mismo que impulsa a los pacientes a protestar de forma extrema en las calles, pero para defender sus derechos humanos en salud, exigir que se mejoren los servicios y mantener su calidad de vida. Los políticos que ejercen el poder y gobiernan el país deben comprender que los primeros responsables de evitar las huelgas y los cierres de calle son ellos. No traten de trasladar sus incapacidades administrativas en el Gobierno, a los ciudadanos o a sus colaboradores, porque ustedes tienen la autoridad política y legal para mejorar las condiciones de vida de todos, no solo de algunos. Es decir, los ciudadanos los eligen para que ustedes mejoren la vida de la mayoría de la población, no únicamente de los que pagan sus campañas políticas o de sus amigos y familiares.

De igual manera, los funcionarios de salud deben comprender que su principal responsabilidad es con sus pacientes. Atenderlos de manera completa, oportuna y eficaz. No es cierto que sus servicios profesionales en el sector privado se cumplen a la perfección, porque allá todo marcha bien y en el sector público todo está mal. Los pacientes no comprendemos ese cambio de actitud personal y profesional, para bien, en la atención en el sector privado, lo que en el sector público dicen que “no se puede cumplir”, justificándose por la falta de facilidades.

Hay que comprender que las huelgas solo se solucionan cuando hay voluntad por parte de todos los actores: Gobierno, usuarios y colaboradores. Como dije, el primero es el mayor responsable porque ejerce el poder con la autoridad que le entregamos los ciudadanos, confiados en contar con el modelo de salud humano que necesita el país.

Si los usuarios y colaboradores comprendiéramos el valor que tiene la prevención en materia de salud para preservar la vida, de seguro lograríamos un sistema de atención que responda a todas nuestras exigencias. No necesitaríamos de los millones que hoy se invierten para mantener el modelo curativo de salud. Este solo beneficia a algunos que se convierten en millonarios, gracias a las grandes inversiones destinadas a infraestructuras gigantescas, compras de medicamentos, equipos quirúrgicos y tecnológicos, así como la enorme cantidad de recurso humano que no tenemos y que se pretende solucionar contratando a extranjeros, a costa de la estabilidad laboral de los panameños.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

PROCESO Comienzan los trámites para lograr la canonización de la panameña Ana Moreno

Anita Moreno nació en Macaracas y falleció en La Villa de Los Santos el 11 de noviembre de 1977.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

18 Oct 2017

Primer premio

3 2 8 1

ABAD

Serie: 12 Folio: 5

2o premio

3063

3er premio

2981

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código