MEDUCA

Que no ocurra nunca más: Doris R. de Mata

Ante tanta ausencia de justicia y enormes desacatos, no puedo seguir retirada en mi vida sencilla sin clamar que debe evitarse repetir el horror de dar comida vencida, mezclada con polvo de vidrio y otros químicos indigestos, a los niños de las escuelas oficiales de nuestro país.

Soy testigo de cargo de que en los cinco años en que fui ministra de Educación (1999–2004) había más de 200 mil niños que no comían ni una vez al día, en áreas de extrema pobreza. Esto en un país tan pequeño y con tan grandes corrientes económicas en las altas esferas, como el nuestro.

Al respecto, ante lo sucedido y comprobado, debo especificar lo siguiente: el Ministerio de Educación tiene en su organigrama varias direcciones nacionales que deben ser siempre intransferibles. Jamás el ministerio debe volver a permitir que las administre otra dependencia del Estado, porque son parte de su máxima responsabilidad. Entre ellas, la Dirección Nacional de Currículum y la Dirección Nacional de Nutrición.

Desde mis funciones ministeriales, en el gobierno de la presidenta Moscoso –quien nunca me impuso nada y todo fue coordinado–, decidí que se nombrara, como directora nacional de Nutrición, a la Dra. Ella Ferguson, especialista en nutrición y decana de la Facultad de Medicina de la Universidad de Panamá, quien organizó y llevó a cabo la alimentación diaria de los niños –especialmente en aquellas áreas tan pobres–, como una labor de apostolado. Además del desayuno, de la leche y la galleta nutritiva, se les daba almuerzo diario, debidamente administrado en cada región educativa, a pesar de nuestras carencias económicas. Conjuntamente con el Ministerio de Salud, se llevaba a cabo un censo anual de control de peso y talla de los niños y de su hemoglobina, mediante exámenes de laboratorio.

No sé qué sucedió en el periodo presidencial posterior, pues hubo cuatro ministros de Educación, tres de ellos fueron procesados por el dolo de la fibra de vidrio, que también perjudicó la salud de los niños y todo quedó en nada, sin justicia, al final de los cinco años.

Pero en el período pasado se cometió el crimen de darle a los niños comida deshidratada vencida y con aditivos tan dañinos, y se les siguió ofreciendo, a pesar de las quejas oficiosas del efecto nocivo que les producía, todo con el fin de apoderarse de decenas de millones de dólares –como se ha comprobado– que registraron con un falso y altísimo sobrecosto.

Por todo lo nefasto que sucedió, entre 2009 y 2014, en el Ministerio de Educación, clamo y exijo –como educadora– que no quede impune ese hecho maléfico contra los niños de mi país, y que no se esquive de la justicia a los responsables directos.

Como creyente, a pesar de mis errores y pecados, trato de vivir siguiendo a Cristo, y ante un caso tan inhumano le digo a quienes defiendan o quieran salvar a los responsables de lo sucedido, que si estos hechos quedan impunes, es igual que contribuir a que Cristo sea de nuevo crucificado.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

En riesgo se encuentra el tercer humedal de importancia internacional que tiene Panamá, tras la demanda millonaria que interpuso el político costarricense contra el Estado. Los indígenas reclaman posesión de las tierras.
Archivo

INVESTIGACIÓN POR TIERRAS EN BOCAS DEL TORO Estado panameño se defiende de demanda millonaria

PROCESO Comienzan los trámites para lograr la canonización de la panameña Ana Moreno

Anita Moreno nació en Macaracas y falleció en La Villa de Los Santos el 11 de noviembre de 1977.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

18 Oct 2017

Primer premio

3 2 8 1

ABAD

Serie: 12 Folio: 5

2o premio

3063

3er premio

2981

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código