EXCLUSIÓN

El olvido de los campesinos: Belisario Herrera A.

En el transcurso del tiempo, se han hecho algunos intentos por imprimir mayor conciencia al campesinado. Ejemplo de esto se observó durante el gobierno de Omar Torrijos, con los asentamientos campesinos, y el diálogo que, frecuentemente, mantuvo el dirigente con ellos. Además, cabe recordar el cúmulo de luchas reivindicativas que lideraron personajes osados, entre los cuales es digno de mención Rodolfo Aguilar Delgado, perseguido por los ideales que representaba, y luego convertido en mártir, tras ser torturado hasta morir.

Pienso que hoy la población campesina está acorralada por los políticos oligárquicos tradicionales que les ofrecen licor, dinero y numerosas dádivas y la embaucan con falsas promesas en cada contienda electoral, a fin de mantenerse en el poder.

De lo que se trata, insistimos, es que las condiciones socioeconómicas y sicológicas de las masas interioranas, en cuanto a las pocas organizaciones sindicales con las que cuentan, deben demostrar mayor temple.

Es imperativo que sus miembros y dirigentes sean constantes en la lectura y el análisis de buenas obras, con un espíritu de superación personal que les permita adquirir la debida preparación al momento de enfrentarse a quienes se oponen a sus demandas

Hace muchos años, cuando alternaba mis actividades estudiantiles con ciertas organizaciones sindicales, tuve el privilegio de conocer –en compañía de Domingo Barría y Juan Añino Cedeño, ya fallecidos– las condiciones inhumanas como se trataba a los trabajadores del ingenio Ofelina. Ellos, tras laborar durante horas excesivas y hasta el agotamiento, recibían un magro salario, no ausente de otras truculencias.

La interesante novela San Cristóbal, escrita por Ramón H. Jurado, plasma esa y otras injusticias contra los trabajadores del ingenio Ofelina. Otro relato digno de mencionar es de la autoría de José Agustín Cajar Escala, titulado El Cabecilla, inspirada en la defensa que hizo el doctor Demetrio A. Porras en favor de las reivindicaciones de los trabajadores del campo. Igual que el cuento La Marcha de los Descalzos, de Álvaro Menéndez Franco, quien exalta la ardiente rebeldía contra el latifundismo en la provincia de Veraguas.

Los citados escritores, todos laureados, inmortalizaron en el corazón de nuestro pueblo una realidad constante, saturada de injusticia, como si sus plumas, tras un mecanismo mágico, se convirtieran en lentes fotográficos.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

En riesgo se encuentra el tercer humedal de importancia internacional que tiene Panamá, tras la demanda millonaria que interpuso el político costarricense contra el Estado. Los indígenas reclaman posesión de las tierras.
Archivo

INVESTIGACIÓN POR TIERRAS EN BOCAS DEL TORO Estado panameño se defiende de demanda millonaria

PROCESO Comienzan los trámites para lograr la canonización de la panameña Ana Moreno

Anita Moreno nació en Macaracas y falleció en La Villa de Los Santos el 11 de noviembre de 1977.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

18 Oct 2017

Primer premio

3 2 8 1

ABAD

Serie: 12 Folio: 5

2o premio

3063

3er premio

2981

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código