EL CASO ECUATORIANO

Somos periodistas y corremos peligro: Betty Brannan Jaén

PANAMÁ, R.P. –Emilio Palacio es el autor de la columna que ha enfurecido al presidente ecuatoriano, Rafael Correa, dando lugar a que Palacio y los dueños del periódico El Universo (que publicó el escrito) sean condenados a tres años de prisión y a pagar una compensación de 40 millones de dólares. El caso es uno que interesa al pueblo panameño –y nos alarma a nosotros los periodistas–, porque Panamá le ha concedido asilo a uno de los dueños y porque es muestra del peligro que puede acechar a los periodistas cuando la difamación se maneja como cosa penal, cuando hay un mandatario que desconoce o rechaza los principios fundamentales de libertad de expresión, y cuando no se tiene un aparato judicial honesto e independiente. Sobre esos tres puntos, claro, cualquier parecido entre Ecuador y Panamá dependerá de la imaginación de cada lector, porque ningún columnista prudente debe afirmarlo como hecho. Solo estoy hablando hipotéticamente, ¿comprenden?

Pues bien, el columnista Palacio (a salvo en Miami) publica un blog* que abre con este titular: “Soy periodista y corro peligro”. No hay periodista latinoamericano que lea esas palabras sin identificarse con ellas en alguna medida, incluso, aquí mismo en Panamá. Pero los periodistas nuestros que se sienten así seguramente son unos exagerados, porque aquí en Panamá hay plena libertad de prensa, ¿no es cierto?

Por lo mismo, es inexplicable que Correa esté extrañado por el asilo concedido a Carlos Pérez de El Universo por el gobierno de Ricardo Martinelli. No logro entender cómo Correa llegó a pensar que tenía un aliado en “Ricardo” sobre este tema. Leo en La Prensa que Correa, al explicar su sorpresa, osó afirmar que Martinelli “es uno de los presidentes que, privada y públicamente, más se ha quejado sobre los excesos de la prensa”. ¿Que qué? Quizás sea cuestión del mono (hablo metafóricamente, claro) que no se ve su propio rabo.

En el blog de Palacio está la columna que ha provocado todo el lío. Fue publicada el 6 de febrero del año pasado, con el titular “No a las mentiras”. Palacio se refiere, repetidamente, al “Dictador”, sin ponerle nombre, y concluye el escrito con esto: “El Dictador debería recordar, por último, y esto es muy importante, que con el indulto, en el futuro, un nuevo presidente, quizás enemigo suyo, podría llevarlo ante una corte penal por haber ordenado fuego a discreción y sin previo aviso contra un hospital lleno de civiles y gente inocente”.

“Los crímenes de lesa humanidad, que no lo olvide, no prescriben”.

Esos dos parrafitos, en países avanzados en materia de libertad de prensa, estarían ampliamente protegidos por los parámetros de una columna de opinión y de comentarios en torno a una “figura publica”. (A Barack Obama le dicen cosas mil veces peores, todos los días). De haber una difamación, ella se resolvería por un pleito civil (no con una causa penal ni encarcelamiento) con muy escasa posibilidad de éxito para el demandante. (Ojo, Alvin Weeden). En Estados Unidos, para citar solo dos ejemplos, el general William Westmoreland demandó por vía civil a CBS por calumnia, por haberlo acusado de mentir con respecto a la guerra en Vietnam; pedía 120 millones de dólares, pero no obtuvo un solo centavo. El militar israelí Ariel Sharon demandó por vía civil a la revista Time, por inculparlo de una masacre en Líbano; Sharon pedía 50 millones de dólares, pero no obtuvo un solo centavo. En el caso de Correa, por contraste, obviamente, se pretende (en verdad, esto es especulación mía) que los tres años de cárcel y la compensación multimillonaria sirvan para intimidar a los periodistas ecuatorianos y poner en quiebra al periódico. Incluso, hay una jueza ecuatoriana que sostiene que el fallo fue escrito por el abogado de Correa y, aparentemente, emitido tal cual por el juez que presidía el caso. Esas locuras nunca ocurrirían en Panamá, ¿verdad?

*https://sites.google.com/site/emiliopalacioeninternet/

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Traspasan acciones a una fundación EU suspende restricciones a los diarios La Estrella y El Siglo

Eduardo Quirós, presidente del grupo GESE, (centro) fue el encargado de hacer el anuncio al personal de los periódicos la Estrella de Panamá y El Siglo.
LA PRENSA/Luis García

CONTROVERSIA Varela defiende decisión de dar día libre tras clasificación de Panamá

Varela restó importancia a la demanda, pero sentenció que ‘si lo tengo que hacer de nuevo, lo volvería a hacer de nuevo’.
Especial para La Prensa/Flor Bocharel

EL SERVICIO PÚBLICO DE ELECTRICIDAD Las secuelas de los apagones en Panamá

Las secuelas de los apagones
LA PRENSA/Gabriel Rodríguez

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Oct 2017

Primer premio

1 8 5 8

BDAC

Serie: 14 Folio: 15

2o premio

1668

3er premio

1396

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código