INCREDULIDAD

La política está en crisis: Poll Anria

No hay que ser un experto ni ser un consultor para sacar esta conclusión. Esta crisis se manifiesta en una desvalorización, desconfianza y gran incredulidad de la gente respecto de los actores y las instituciones políticas. Si hablamos de las últimas elecciones, donde el clientelismo ha sido el factor predominante, sumado a lo que hemos visto en estos 26 meses de gobierno, más las experiencias personales que tengamos cada uno de nosotros, podríamos decir que esto es una realidad.

Esto implica una pérdida de valoración de la gente sobre los políticos y las instituciones políticas, como los partidos y la Asamblea. Implica, además, una merma aguda de la confianza y credibilidad de la gente sobre los políticos y las instituciones políticas. De hecho, hoy día la política goza de los más mínimos niveles de credibilidad y confianza por parte de la ciudadanía. Para la mayoría de los panameños, la política es sinónimo de suciedad, corrupción, demagogia, mentira, engaño e ineficiencia.

Para poder salvar o rescatar a la política, se tienen que hacer cambios profundos en y desde la política, así como dentro y fuera de la política. Los cambios no solo deben transformar radicalmente el comportamiento y las actitudes de los actores políticos, sino las mismas bases sobre las que se ha desarrollado y entendido tradicionalmente la política.

Los cambios fuera de la política implican una forma, también, diferente de entender y procesar la política por parte de los ciudadanos, una forma diferente de relacionarse con los actores y las instituciones políticas, ya no sobre la base de una relación corporativa y clientelista, sino con fundamento en una relación civilizada y democrática, en la que el ciudadano se percibe no solo como el principal beneficiario de las acciones e intereses de la política, sino además como la fuente que legítima y da razón de ser al poder de los políticos.

Para lograr que tengamos una solución efectiva y exitosa en esta época de crisis de la política, se requiere ingenio, creatividad, inteligencia y valentía.

Ingenio para repensar caminos alternos para hacer política, sin caer en lo grotesco y lo risible. Creatividad para rehacer y desandar inteligentemente los caminos y prácticas tradicionales, construyendo y reconstruyendo, dando nuevos significados al porqué de estar en política.

Inteligencia para resolver creativamente los problemas y desafíos contemporáneos que se le presentan a la nueva política, así como para atender los reclamos y requerimientos sociales. Finalmente, valentía para iniciar y conducir por el camino correcto la nueva política y para vencer las resistencias al cambio, que siempre se presentan.

Aunque estemos defraudados de todos estos políticos, no dejemos que sigan los mismos de siempre dañando la esperanza de tener un mejor Panamá.

Que sean los buenos panameños los que logremos lo mejor para las futuras generaciones, porque por lo menos yo no pretendo dejar en manos de ellos el futuro de nuestros hijos.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

PROCESO Comienzan los trámites para lograr la canonización de la panameña Ana Moreno

Anita Moreno nació en Macaracas y falleció en La Villa de Los Santos el 11 de noviembre de 1977.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Oct 2017

Primer premio

6 0 4 8

BDDC

Serie: 7 Folio: 8

2o premio

5559

3er premio

9849

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código