PRINCIPIOS ÉTICOS

En política tampoco el fin justifica los medios: Pedro Ernesto Vargas

Es muy probable que un número nada irrisorio de ciudadanos se haya acostumbrado al autoritarismo al punto de adoptarlo como su modo de vivir. Sin embargo, hay otro número, nada despreciable, ni en su densidad ni en sus principios democráticos, que no comulgamos con el autoritarismo ni siquiera ante la visible mejoría de frías cifras económicas. En los últimos cinco años se conjugaron dos elementos importantes para estar donde estamos: unas inmensas remesas de dinero desde la Autoridad del Canal, y un gobernante que ejecuta, literalmente. La adaptación consiste en magnificar los logros reales e ignorar la ignominiosa burla de los costos, con tal de que yo también crezca en bienes materiales o patrimonio, aunque otros no y hasta por razón de mi propio crecimiento.

Un gobernante que consulta, que dialoga, que escucha, que está formado en principios humanistas y reconoce que lidera para todos, no para grupos, es lo que muchos hemos buscado por décadas en cada momento electoral, cuando tenemos la oportunidad puntual de ejercer poder. No hemos fallado nosotros, nos ha fallado quien logró la confianza del pueblo en una efímera campaña electoral, no exenta de falsas valoraciones y expectativas. ¿Cuántas veces hay que errar para elegir sin equivocarnos? No lo sé. Pero estoy dispuesto a depositar mi voto por un candidato cuyo discurso y ejecutorias me sugieran es el mejor. Pendejadas son esperar un hombre o una mujer perfectos para el cargo. Necesitamos una persona inteligente, sana, honrada, humilde y cuyo ejemplo mande el mensaje claro de transparencia y servicio.

El partido en el gobierno, con nobles y convencidas figuras originarias, en la necesidad urgente de controlar los diferentes estamentos del Estado, reclutó hombres y mujeres no precisamente de la élite intelectual del país, sino todo lo contrario, alterando su composición con individuos obedientes pero de notables dificultades cognitivas, para no entrar en las especulaciones de lo jurídico. El autoritarismo requiere de ello para producir la cohesión necesaria que pase por encima de la institucionalidad, la coaccione o la recree.

Las dictaduras militares coaccionan, por ejemplo, a través de mejoras patrimoniales, sectarismos y exclusiones en sus filas. Acá se hace algo similar, sin vestir botas sino zapatillas. Pero también se ha valido del uso de mercenarios de los medios, al reconocer que allí radica un poder permanente para torcer voluntades. Estos instrumentos son necesarios para abdicar ante el autoritarismo.

Para descarrilar el autoritarismo imperante, solo el pueblo en férrea dignidad puede lograrlo. Sin imposiciones –ni de la autoridad ni de la sociedad– interpretando correctamente el discurso y la trayectoria de los candidatos. Juan Carlos Varela cedió, hace cinco años, sus aspiraciones y contribuyó puntualmente al triunfo de una alianza, a la que exigió comprometerse con proyectos sociales suyos, que echó a andar y que hoy son una realidad. Conoció el útero donde se fue gestando la arbitrariedad y el negocio que enriquece con miserias. Como él, otros originarios de la alianza fueron abandonados o abandonando, y se convirtió en una oposición visible desde su investidura.

Para mí, él es garantía de una gestión que devuelva el respeto a las instituciones, la majestad a la primera magistratura, la humanización de la economía y una genuina priorización de respuestas a las necesidades del pobre, ese hombre digno y preferido, para crear una sociedad justa que respete la propiedad, cuide el bien común y proteja a los más débiles: niños y mujeres.

Cómo se viven los valores, debe primar en nuestro análisis preelectoral, y resulta fácil reconocer que no hay cabida para un candidato útil, y mucho menos un voto útil, sin violar principios éticos. Volviendo a Weber, solo un líder y héroe vuelve sobre el camino de lo imposible aún no habiendo alcanzado lo posible.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Oct 2017

Primer premio

6 0 4 8

BDDC

Serie: 7 Folio: 8

2o premio

5559

3er premio

9849

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código