INTEGRIDAD

¿Son los políticos fieles a su conciencia?: Gabriel R. Otazo

Si tuviéramos que remontarnos y buscar a la persona que ha sido fiel a su propia conciencia, sin lugar a dudas diríamos que el más representativo fue el pensador, teólogo, político, humanista y escritor inglés Tomás Moro. Una persona que nos ha cautivado y asombrado con su famoso libro Utopía, una obra escrita durante la época renacentista en la que aborda los problemas sociales que atraviesa la humanidad, y relata la organización de una sociedad ideal, asentada en una nación en forma de isla, con el nombre de Utopía, que significa, el no lugar. Pero su obra no fue lo más importante que nos dejó Moro, sino su legado, es decir, el hecho de llevar a la práctica aquello que él sostenía en su conciencia, actuando con ética y moral; siendo un importante detractor de la reforma protestante, especialmente de Martín Lutero y William Tyndale; fue enjuiciado en 1935 por orden del rey Enrique VIII, acusado de alta traición; fue declarado culpable y recibió la pena de muerte por no prestar el juramento antipapista frente al surgimiento de la Iglesia anglicana; por oponerse al divorcio con la reina Catalina de Aragón y no aceptar el Acta de Supremacía; estos son buenos indicios de que Moro reveló toda su vida fidelidad y reverencia a su propia conciencia y la defendió ante cualquier imposición, ideal o material, que se le presentara en el camino.

Los escrúpulos religiosos de Moro hicieron que se negara a sancionar cualquier tipo de desafío a la autoridad papal, más allá de todas las amenazas y presiones que fue recibiendo. Para el año 1532, se retiró de la vida pública y quizás fue ese momento en el que el rey se ofendió por la actitud de su antiguo amigo y lo mandó encarcelar, en 1534. Firme ante su postura, que nunca cambió, fue juzgado al año siguiente y se negó a prestar juramento de supremacía, afirmando que el Parlamento no tenía derecho a usurpar la autoridad papal en favor del rey. Fue condenado y decapitado el 7 de julio de 1535.

Después de 400 años, Tomás Moro fue canonizado por la Iglesia debido a su fidelidad, valentía y compromiso, quizás no para con ella, sino para consigo mismo y con su conciencia, una conciencia que giró en prácticas custodiadas por la ética y la moral.

En estos tiempos, muchos políticos y aficionados al poder deberían preguntarse si su política es fiel a su propia conciencia, preguntarse si, más allá del culto que profesan, son fieles a sí mismos, a su persona. Porque quedaría un problema muy importante a la hora de conducir un pueblo, una nación, un país o una organización, aunque fuera lo más pequeña en número de integrantes y es ¿cómo garantizar nuestro compromiso, responsabilidad y fidelidad a los demás, si no empezamos con nosotros mismos? Seamos fieles a nuestra conciencia, quizás algún día podamos llegar a decir “La política de los políticos, fiel a su propia conciencia”.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

PROCESO Comienzan los trámites para lograr la canonización de la panameña Ana Moreno

Anita Moreno nació en Macaracas y falleció en La Villa de Los Santos el 11 de noviembre de 1977.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Oct 2017

Primer premio

6 0 4 8

BDDC

Serie: 7 Folio: 8

2o premio

5559

3er premio

9849

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código