IMPUESTOS

¡Hidroeléctricas, 1, 2, 3, pan y queso!: Laura Pedreschi Janson

Para concesionar una hidroeléctrica hay que acudir a la Autoridad Nacional del Ambiente (Anam), a la Autoridad de los Servicios Públicos (Asep) y a los municipios.

La Anam aprueba los estudios de impacto ambiental (EIA), pero sin garantizar la seguridad ambiental. A pesar de que esta forma de obtener energía sea bastante limpia, aún está envuelta en actos corruptos. Hoy, la Anam no debe recibir ningún EIA nuevo, sino revisar cuidadosamente los existentes hasta comprobar su transparencia y seguridad. Es urgente que se aplique una moratoria de los proyectos aprobados.

La Asep otorga las concesiones basadas en los EIA aprobados por la Anam, sin verificarlos, ni contar con EIA acumulativos de las cuencas. Por ende, peligra el ambiente (con todas sus consecuencias), la seguridad energética nacional y hasta la inversión del concesionario.

A lo largo del río Chiriquí Viejo hay siete hidroeléctricas en operación y en construcción, a saber: Paso Ancho, Pando, Monte Lirio, El Alto, Bajo de Mina, Baitún, Bajo Frío. Sin contar con la hidroeléctrica Burica (es la última de veintitantas en la cuenca 102, y todavía no cuenta con su permiso de construcción). El 32.87% del largo del río está comprometido por los túneles o tuberías que transportan el 90% de su caudal.

Los municipios, autónomos e independiente de las decisiones de la Anam y la Asep, determinan si aprueban o desaprueban las propuestas para construir hidroeléctricas en sus distritos. Sin embargo, a espaldas del electorado, los poco asesorados representantes cometen sospechosos actos de corrupción, al modificar los acuerdos municipales que van en detrimento de la población. En una sesión extraordinaria (Acta No. 44), el 28 de octubre de este año, el Consejo Municipal de Bugaba, en pleno, aprobó un acuerdo, que luego fue sancionado por el alcalde, Carlos Araúz, modificando el monto de los impuestos de permiso de construcción a residencias y comercios (tampoco fue popular) y a hidroeléctricas. Estas medidas han traído un grave conflicto entre la población y el Consejo Municipal.

El impuesto para las hidroeléctricas era del 10% sin distinción de valores. El Consejo Municipal se valió de una suspicaz, pero imperdonable treta para favorecer a las megahidroeléctricas y dividieron los valores así: a las hidroeléctricas entre $500,000 hasta $50,000,000, mantuvieron el 10% pero, ¡qué pena con esos 13 representantes, esas hidroeléctricas prácticamente no existen! Mientras que a las hidroeléctricas de un valor mayor a los $50,000,000, se les redujo a un 5.5%.

Un mes después, el Consejo Municipal negó una reconsideración ciudadana, pero esta vez los honorables representantes de Cerro Punta y Bugaba salvaron su voto.

El afortunado concesionario es Hidroeléctrica Burica, en vez de pagar aproximadamente $13, 600,000 al ya muy necesitado Municipio de Bugaba, pagará el 5.5% del valor de la obra.

¿Qué podemos pensar y qué dirá este impoluto gobierno de tan solo seis meses de gestión?

Ciudadanos de La Concepción, Aserrío de Gariché, Bugaba, Cerro Punta, Gómez, La Estrella, San Andrés, Santa Rosa, Santo Domingo, Sortová, Volcán y El Bongo, pidan una reconsideración y protesten para evitar tan magnífica fuga de dinero.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Oct 2017

Primer premio

6 0 4 8

BDDC

Serie: 7 Folio: 8

2o premio

5559

3er premio

9849

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código